El Revolucionario

Portada > América > No Hispana > Estados Unidos > La Unión Europea y el Banco Mundial maquinan para esquilmar a (...)

La crisis agudiza el ingenio

La Unión Europea y el Banco Mundial maquinan para esquilmar a Iberoamérica

El Eje franco-alemán ha puesto sus ojos sobre el Continente iberoamericano

Martes 7 de octubre de 2008, por ER. Nueva York

Preocupación en la Unión Europea y en el Imperio Norteamericano por la posible subida del precio de los alimentos provenientes de Iberoamérica. Una subida del precio en los alimentos que llegan de Iberoamérica daría el tiro de gracia a las maltrechas economías europea y norteamericana

JPG - 23.5 KB
Créditos fáciles de 600€ a 60.000€
Ejemplo de negocio fraudulento y especulativo que ha reinado hasta ahora en el Eje franco-alemán

Enenko Landaburu, socialfascista español, director general de Relaciones Exteriores de la Unión Europea, ha declarado que «en estos momentos hay más razones que nunca para establecer relaciones privilegiadas entre la UE y América Latina». El dirigente europea llama «relaciones privilegiadas» a controlar la política del precio de los alimentos en Iberoamérica. Efectivamente, el Eje franco-alemán tiene como prioridad controlar el aumento de los precios de los alimentos provenientes de Iberoamérica, cuya exponencial subida —más de un 50% en los últimos 5 años— podría hacer aumentar la crisis económica que ya vive ese club de mercaderes y especuladores que se llama «Unión Europea».

En definitiva, el Eje franco-alemán busca controlar las economías iberoamericanas chantajeando con la política de inmigración. Así ya lo ha dejado entrever Bruselas al conectar el asunto de los precios iberoamericanos con «un gran pacto europeo sobre las migraciones».

Por su parte, Pamela Cox, vicepresidenta del Banco Mundial, ha reconocido la «aceleración» de las economías iberoamericana para el próximo año y la necesidad de tomar cierto número de medidas, como la renegociación de las deudas —algunos países como Uruguay o México ya se han adelantado a la renegociación. Pamela Cox ha realizado sus declaraciones en Barcelona, en el «Congreso de la Naturaleza» (sic) sobre el impacto del cambio climático en Iberoamérica y el Caribe. Mientras la crisis avanza y va a afectarnos cada vez más, éstos politicastros y burócratas lacayunos del Imperio Norteamericano y del Eje franco-alemán, se dedican a darse viajes por medio mundo con el timo del «cambio climático» y justificar así sus medidas económicas.

Pero las medidas que favorezcan a los Estados Unidos o a la Unión Europea no tienen por qué ser las que favorezcan a Iberoamérica. Aquí está la clave. Los iberoamericanos deben unirse y coordinar sus economías de acuerdo a intereses iberoamericanos. Y si la Unión Europea y el Imperio se estrellan, no será por nuestra causa. Culpables son ellos de las políticas económicas que sus mafias políticas y empresariales han perpetrado.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando