El Revolucionario

Portada > América > No Hispana > Estados Unidos > Obama: continuidad imperial ocultada con cambios estéticos

Todo apunta a la continuidad de ortogramas

Obama: continuidad imperial ocultada con cambios estéticos

Los hispanos están a la espera de que adopte medidas concretas

Sábado 6 de diciembre de 2008, por ER. Nueva York

Kissinger elogia a Obama y su futuro gabinete

JPG - 67.7 KB
Barack Hussein Obama
Esperando cambiar algunas cosas

Tanto los líderes demócratas —estadounidenses— como socialdemócratas —europeos e ibeoroamericanos— tienen una larga tradición de realizar actos propagandísticos que muestren su supuesta «conciencia social» y ganarse así a su electorado. Si en su día, el líder socialdemócrata Zapatero retiró las tropas de Irak —que tan mal sentó por aquí— y sin embargo, luego continuó en Afganistan; Obama piensa tomar otra de éstas medidas propagandísticas: cerrar Guantánamo. Claro está, que ahora los criminales en vez de estar en la base cubana estarán en alguna otra parte, pero el efecto de «cerrar Guantánamo» ya está logrado, y Obama podrá presentarse ante sus votantes como el cerrador de lugares de tortura. Y sin embargo, nada se dice de las cárceles corrientes de algunos Estados del sur donde se torturan inmigrantes hispanos. Si hace tiempo que dar una paliza a un negro es políticamente incorrecto, dársela a un inmigrante ilegal parece que no está tan mal visto. «Es autodefensa, ellos vienen aquí a invadir nuestro país» dicen los energúmenos racistas del KKK, muchos de ellos con uniforme y placas de policía. Nada de esto se dice. Sólo les preocupa Guantánamo. Nada dicen de la situación en la que se encuentra la frontera de los Estados Unidos con México.

Mientras tanto, los signos de continuidad en el futuro gabinete se dan a conocer. Roberto Gates, ex-director de la CIA y actual secretario de Defensa desde que en el 2006 Bush lo designara para sustituir a Donaldo Rumsferld continuará en su puesto. Enrique Kissinger, faccioso enemigo declarado de la Hispanidad, ha tardado poco en cubrir de elogios el nuevo gabinete sumándose al coro de aduladores de Obama. Junto a Gates, continuará en su puesto el general Petraeus quien diseñara la estrategia militar actual en Irak y Afganistán.

Barack Obama puede aprovechar el viraje socialdemócrata y procapitalista de Cuba para expandir sus tentáculos por la Isla. Lo que no consiguió la invasión militar de Cochinos podría conseguir la entrada masiva de capital norteamericano. Y es que la Cámara de Comercio, la mayor organización empresarial del Imperio Norteamericano, junto a otras cuatro asociaciones —como la Federación Nacional de Minoristas y la Asociación de Manufactureros de Alimentos o el Consejo Nacional de Comercio Exterior— han pedido el fin del bloqueo de cuba. Por supuesto, no para bien de la población cubana sino para bien de sus bolsillos.

Barack Obama ha incluido en su gabinete y equipos de trabajo a sus más directos rivales políticos del ámbito demócrata. Dos candidatos que se le enfrentaron en las primarias, Hilaria Clinton y Guillermo Richardson, entrarán en su gabinete. La primera, como Secretaria de Estado, es especialista en convertir sus derrotas en éxitos. El segundo, Guillermo Richardson, gobernador de Nuevo México, es un hispano de gran coraje. Al saberse que sería el nuevo Secretario de comercio, Richardson ha dado parte de su discurso en inglés y parte en español. Esperemos que esta tónica continúe y comience a normalizarse el bilingüismo en los Estados Unidos. Por supuesto, los hispanos no queremos acabar con el inglés —¿qué sentido tendría tan fantástica empresa?— pese a que muchos angloparlantes quieren hacer lo propio con el español. Lo que los hispanos buscamos es el reconocimiento de una lengua que, lejos de ser el vehículo de expresión de minorías marginales, es la lengua en la que todo un continente puede entenderse.

En el mes de noviembre la economía norteamericana continúa en recesión. Se han destruido en dicho mes 673.000 trabajos, cien mil de ellos en el sector agrícola, siendo los hispanos los más afectados. ¿Qué hará Obama? ¿Operaciones de maquillaje? Ya ha dicho que la crisis económica exigirá sacrificios por parte de todos. ¿Quienes serán ese «todos» nos preguntamos desde ER. Nueva York? ¿Los banqueros y empresarios que reciben prebendas del gobierno o los trabajadores hispanos con hijos y familiares a su cargo? Mucho nos tememos que la sonrisa de Obama oculta sus preferencias por los primeros.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando