El Revolucionario

Portada > Mundo > Oriente Medio > Irán financia la inestabilidad de Iraq

El Islam se empecina en sus objetivos mundializadores

Irán financia la inestabilidad de Iraq

Irán busca mantener la guerrilla en Iraq para evitar ser conquistado en breve

Jueves 11 de enero de 2007, por ER. Teherán

Irán es una fuente de inestabilidad en Iraq y una amenaza nuclear para Estados Unidos y Europa. Así se juzga desde distintos sectores del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA). Mientras Estados Unidos se ocupa de Iraq, tiene que actuar sobre Irán, país que amenaza con empezar en marzo a operar con 3.000 centrifugadoras en búnkers subterráneos para producir energía nuclear

En los últimos días, con el anuncio de Jorge Bush de un cambio de estrategia en Iraq, las miras están puestas en la amenaza próxima de Irán, que en el año 2009 se estima que será potencia nuclear, a juzgar por los expertos de la OIEA, que se encuentran de visita en el país de los ayatolás.

Se sabe además que muchos explosivos utilizados para atentados en Iraq, así como mercenarios, proceden de Irán, por lo que el imperio realmente existente tendrá que trabajar activamente para cortar este suministro, con la posibilidad de que el primer ministro iraquí trate con Teherán estos espinosos asuntos.

Estados Unidos ha movido sus piezas en la OIEA, y mediante una gira mundial de sus representantes en la Organismo Internacional de la Energía Atómica, busca presionar al régimen islámico de Teherán para que desista de sus ambiciones nucleares, toda vez que las sanciones establecidas por el Consejo de Seguridad de la ONU son inanes, dada su carencia de fuerza de obligar. Al no haber un estado internacional, el Derecho internacional de la ONU es una mera entelequia.

Sin embargo, desde Estados Unidos y Europa se trabaja para preparar una estrategia común por la vía diplomática, que por supuesto Irán rechaza de plano. No obstante, se considera que no será fácil conseguir que Irán desista de sus ambiciones nucleares, debido a que ese país tiene, desde la revolución islámica de 1979, pretensiones desafiantes al actual orden internacional.

Lo que sí está claro, una vez tomado como referente el discurso pronunciado ayer por el presidente de EEUU, Jorge Bush, sobre la nueva estrategia para Iraq, es que si el imperio realmente existente no tiene éxito allí, habrá repercusiones graves en Oriente Medio, probablemente favorables a las pretensiones mundializadoras del Islam, representadas por Irán.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando