El Revolucionario

Portada > América > México > Semana decisiva para México

Reactivación de la resistencia política

Semana decisiva para México

Esta semana, el Congreso de la Unión habrá de votar los siete dictámenes de la reforma energética; López Obrador convoca nuevamente a la resistencia política

Lunes 20 de octubre de 2008, por ER. México

El poder basal de un Estado es imprescindible para su existencia y su eutaxia, y esto incluye tanto el territorio apropiado por el Estado como la industria, las materias primas y el petróleo.

Alrededor de las 10 de la mañana del pasado domingo 19 de octubre, Andrés Manuel López Obrador convocó a brigadistas en defensa del petróleo, a miembros del Gobierno Legítimo, a legisladores del FAP y a la ciudadanía en general, a una congregación extraordinaria en la explanada del Monumento a la Revolución para dar a conocer las determinaciones que el Movimiento Nacional en Defensa del Petróleo hubo de tomar a la vista del decisivo proceso de votación que, en torno de los siete dictámenes sobre la reforma energética, tendrá lugar en esta misma semana en el Congreso de la Unión.

López Obrador fue categórico al afirmar que no van a permitir por ningún motivo y bajo ninguna circunstancia que cualquier reforma con orientazión privatizadora sea aprovada por los diputados y senadores del PRI y del PAN.

JPG - 38.9 KB
López Obrador en asamblea extraordinaria del 19 de octubre.
Esta semana es decisiva para México. La resistencia se reactiva el martes 21 de octubre.

Para tales propósitos, las acciones de resistencia civil serán reactivadas a partir del día de mañana (martes 21 de octubre): por un lado, las brigadistas en defensa del petróleo se reunirán al punto de las 11 de la mañana en el Hemiciclo a Juárez en espera de instrucción concreta; senadores y diputados del FAP, por otro lado, están ya listos para tomar la tribuna en las cámaras baja y alta, respectivamente, en caso de que la reforma sea aprobada; y por otro lado, se organizarán contingentes de brigadistas que habrán de dar seguimiento a los legisladores del PAN y del PRI ahí donde vayan a reuniones de manera velada para negociar al márgen de los reflectores públicos.

Además de esto, los integrantes del Movimiento Nacional en Defensa del Petróleo de todo el país han sido convocados ya -y vienen ya en camino- para reunirse todos en la Ciudad de México en espera también de instrucción específica.

Y poniendo las cosas en blanco y negro, López Obrador afirmó ante una explanada llena de militantes del movimiento que los principales impulsores de la reforma energética tienen intereses y negocios millonarios en la industria petrolera y energética, tales individuos son: Carlos Salinas de Gortaria (ex-presidente de México y jefe máximo del grupo neoliberal mexicano), Felipe Calderón, Manlio Fabio Beltrones (PRI, coordinador de su bancada en el Senado), Claudio X. González (del Consejo Mexicano de Hombres de Negocios), Roberto Hernánez (ex-dueño de Banamex), Enrique Peña Nieto (actual gobernador por el PRI del Estado de México), Beatriz Paredes (presidenta nacional del PRI), Emilio Gamboa (PRI, coordinador de su bancada en la cámara de diputados), Francisco Labastida (senador del PRI) y Juan Camilo Mouriño (secretario de gobernación, PAN).

Y concretando también el posicionamiento del movimiento en torno de la reforma energética, López Obrador precisó que se está en contra de lo siguiente:

1. Contra la creación de filiales de Petróleos Mexicanos. 2. Contra la creación de "contratos riesgo". 3. Contra el nuevo régimen de excepción administrativo propuesto, toda vez que con él, a través de la figura de la asignación directa, habrán de otorgarse contratos de manera corrupta y acordada de antemano. 4. Contra la asignación de bloques o áreas del territorio nacional para la exploración y perforación de pozos petroleros por compañías nacionales o extranjeras. 5. Contra la compra de fianzas y seguros que servirán para dar impunidad a consejeros y directivos de PEMEX. 6. Contra la propuesta de que PEMEX sea sometida a la jurisdicción de tribunales internacionales.

El poder basal de un Estado es imprescindible para su existencia y su eutaxia, y esto incluye tanto el territorio apropiado por el Estado como la industria, las materias primas y el petróleo, estructura básica e imprescindible de toda la economía política nacional. El control de los componentes de la capa basal es una cuestión de carácter estratégico fundamental, de él dependen tanto la existencia misma como el destino de un Estado nacional, momentos dialécticos de su curso político que, en el límite, tienen a la guerra como su horizonte de sentido:

’la guerra no es en modo alguno objetivo o incluso contenido de la política, pero constituye el presupuesto que está siempre dado como posibilidad real, que determina de una manera peculiar la acción y el pensamiento humanos y origina así una conducta específicamente política’ (Carl Schmitt, El concepto de lo político).

Después de meses de movilización y de organización política, el Movimiento Nacional en Defensa del Petróleo llega a lo que habrá de considerarse como uno de los puntos más importantes para la historia nacional; esta es sin exageración la magnitud de lo que se tiene entre manos.

ER.México estará pendiente punto por punto del curso de acontecimientos tan importantes.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando