El Revolucionario

Portada > América > Bolivia > Asamblea española y de otros países de apoyo a Morales y a la nueva (...)

Frente a la oposición, a la que piden respeto al Estado

Asamblea española y de otros países de apoyo a Morales y a la nueva Constitución

La Asamblea pide a España que respete las instituciones bolivianas

Viernes 10 de octubre de 2008, por ER. Cochabamba

Varios partidos políticos y organizaciones iberoamericanas se han constituido tanto en América como en España en apoyo a Evo Morales y a su proyecto constitucional

JPG - 38.4 KB
Evo Morales arengando a las masas
La cruz de los mandatarios iberoamericanos son sus asesores españoles, a "izquierda" y a "derecha"

Los portavoces de dicha Asamblea han afirmado que su objetivo es el total apoyo y solidaridad frente al Golpe de Estado separatista en Pando, Beni, Tarija y Santa Cruz, los principales departamentos secesionistas de la nación. Para la Asamblea de apoyo a Morales, la embajada estadounidense en La Paz también ha tenido mucho que ver en ello. Califican de golpe contra Iberoamérica al golpe contra Evo, y afirman, no sin ingenuidad, que la región ha creado una nueva forma de entender la democracia (esto es, de entender la democracia burguesa, por lo que nos tememos que la ideología de esta Asamblea, aunque no sean conscientes sus miembros de ello, es socialdemócrata, ideología que todo lo impregna).

Lo que sí tienen claro que es el motivo de la secesión es la posesiónde los recursos naturales, y que la estrategia del «divide et impera» es la elegida para que el Imperio y la oligarquía separatista conserve sus privilegios. Ahora bien, la Asamblea maneja términos propios de la socialdemocracia y los ansistema españoles (no revolucionarios) ya que, en frase textual, dijeron que se trata de «generar divisiones entre las naciones que componen Bolivia para debilitar al Gobierno central».

¿Cómo es posible que nadie ataque y triture semejantes palabras repletas de ingnorancia española? ¿Cómo es posible que la izquierda indefinida española influya tan mal en la iberoamericana, dando a entender que las naciones étnicas son las naciones verdaderas mientras que la nación política, como es Bolivia o la misma España, son «artificiales»? La única nación realmente existente en Bolivia es Bolivia. El que no tenga esto claro es un traidor a la unidad de la patria. Auguramos a esta Asamblea muy poco futuro más allá de los ambientes snobs y orgullosos de haberse conocido de la izquierda indefinida española, la cual presume de comprender la causa iberoamericana, pero que en realidad no hace más que daño, trasladando por su enorme influencia histórica todos sus complejos ideológicos sobre nosotros.

Y lo cierto es que sólo ver quién ha inspirado esta Asamblea (el partido socialdemócrata español Izquierda Unida, furúnculo del socialfascista PSOE, en el poder en España desde hace más de cinco años), junto con varios partidos comunistas de Bolivia, Uruguay y Perú, además de la pomposamente autonombrada Organización de Solidaridad con los Puebos de Asia, África y América Latina (¿serán también solidarios con el pueblo de Arabia Saudí, uno de los países más tiránicos y sanguinarios del planeta, sólo por ser asiáticos?) entre otras organizaciones pánfilas españolas sobre todo. Y no piden la lucha organizada por defender la unidad boliviana, ni el apoyo al Gobierno frente al fascismo y al separatismo. En su lenguaje políticamente correcto, y por tanto lleno de mala fe, piden «respeto al Estado» boliviano, por parte de España y de los prefectos golpistas.

Y el lenguaje ideológico socialfascista español impregna todo el comunicado de esta putrefacta Asamblea. Afirman que la llegada del MAS al poder es «la primera vez que los movimientos sociales pueden llegar al Estado; La nueva Constitución es una nueva forma de concebir al pueblo y también un modelo político y económico». Hacemos notar que la expresión «movimientos sociales» es muy utilizada por los progresistas españoles, influídos por la «political correctness» socialdemócrata dominante en España. ¿Qué carajo será un movimiento social? O mejor dicho, ¿sólo son movimientos sociales los de «izquierdas»? ¿Acaso el fascismo y el neofeudalismo boliviano no son movimientos sociales? ¿Y el peronismo en Argentina? ¿Y los escuálidos en Venezuela? ¿No son movimientos sociales? De hecho, el peronismo ha sido uno de los más grandes movimientos sociales, políticos e ideológicos de toda Suramérica. Este uso absurdo de la expresión bajo influencia española sería más ridículo de lo que es sino fuera porque es peligroso. Aparte, ¿qué tiene de nuevo modelo político y económico un modelo constitucional como el patrocinado por el MAS que reitera la construcción del llamado capitalismo andino? ¿Qué tiene de nuevo el desarrollo de las fuerzas productivas siguiendo un modelo de economía de mercado parcialmente intervenida partiendo de una situación de subdesarrollo? Absolútamente nada. Esto nos confirma que la izquierda indefinida española es lo más antisocialista y antimarxista que puede existir.

Y aunque la Asamblea incidió en lo positivo que tiene la alianza entre Ecuador, Bolivia y Venezuela, aplaudieron el carácter propio del proyecto de Morales diferenciándolo del de Correa en Ecuador y el de Chávez en Venezuela. Por lo visto, la izquierda indefinida española, perjudicial para Iberoamérica, defiende las diferencias frente a las similitudes que ayudarían a profundizar en la necesaria confederación económica del continente, previa a una mayor y necesaria unidad.

En definitiva, una Asamblea que no aporta nada más que ideas débiles, insustanciales y pobres. Como todo lo que tenga relación con las palabras «izquierda» y «España».


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando