El Revolucionario

Portada > Europa > Político italiano de la Liga Norte califica a Arnaldo Otegui "Guerrillero de (...)

El neofascismo y el neofeudalismo: primos hermanos

Político italiano de la Liga Norte califica a Arnaldo Otegui "Guerrillero de la libertad"

Frase textual: "Bienvenidos sean un petardo o una bomba-papel si se trata de defender la libertad"

Martes 23 de septiembre de 2008, por ER. Bruselas

Mario Borghezio, diputado italiano del partido de extrema derecha Liga Norte, partido racista y neofeudalista de la Padania, hoy en el Gobierno mediante coalición con el neoliberal conservador Silvio Berlusconi, ha calificado al líder neofeudalista separatista vasco Arnaldo Otegui como «guerrillero de la libertad»

JPG - 8.3 KB
Mario Borghezio
Los fascistas europeos de hoy se alimentan bien

Buena parte de las izquierdas indefinidas del mundo (residuos de la muerta izquierda comunista y de la moribunda socialdemocracia, además de buen número de anarquistas) apoyan al grupo racista neofeudalista de extrema derecha ETA y a sus tentáculos políticos Batasuna, Jarrai, PCTV o ANV. Lo que pasan por alto, o no quieren saber, es que desde otros partidos europeos, que no se cortan como los batasunos de afirmar que son de ultraderecha como el Vlaams Belang belga o la Liga Norte italiana, se apoya incondicionalmente al neofeudalismo racista antihispano. Esta semana le tocó el turno al eurodiputado italiano Mario Borghezio, que calificó al proetarra Arnaldo Otegui, recién salido de prisión y de visita turística por varias naciones europeas entre ellas Italia, como «guerrillero de la libertad». Además, afirmó que Italia recibiría al líder racista vasco «con los brazos abiertos».

En declaraciones recogidas por el diario ’Corriere della Sera’, Borghezio ha definido a Otegi como un "guerrillero de la libertad" y un "compatriota". "Bienvenidos sean un petardo o una bomba-papel si se trata de defender la libertad. Y si el resultado es un follón, nos importa un pito", ha asegurado. Borghezio ve en los vascos a los ’padanos’, los habitantes de la zona norte de Italia, para la que la Liga Norte reivindica desde hace años más autonomía, sobre todo, en materia fiscal.

Fue el rotativo transalpino, Corriere della Sera, el que entrevistó a Borghezio y recogió sus afirmaciones. Incluso llegó a llamar a Otegui «compatriota». Y llegó a justificar y defender el terrorismo racista de ETA:

«Bienvenidos sean un petardo o una bomba—papel si se trata de defender la libertad. Y si el resultado es un follón, nos importa un pito.»

La Liga Norte, que defiende, según las circunstancias o bien el separatismo y el privilegio de secesión (falsamente llamado derecho de autodeterminación) o bien la autonomía de la inventada Padania para tener una mayor independencia fiscal, es un conocido partido de extrema derecha aliado de Forza Italia de Berlusconi. Su etnicismo no se maquilla ni pretenden esconder sus ideas de diferenciación racial (¿será esto lo que llaman biodiversidad?):

«Los padanos, al igual que los vascos, son celosos de la integridad étnica. Dicen que son de izquierdas, pero en Bilbao no hay ni traficantes de droga ni mezquitas: hay una desinfección preventiva. Los vascos son héroes, guerreros partisanos que luchan por su libertad.»

Sin embargo se equivoca, en Vascongadas hay mezquitas, sólo que clandestinas y subterráneas, en las que cualquiera puede ser imam.

Borghezio ha llegado a invitar a almorzar a Otegui, al que considera un amigo:

«Batasuna fue ilegítimamente ilegalizada por el neofranquista ex presidente español José María Aznar. Me hubiera gustado invitar a Otegui a almorzar, pero me han aconsejado no ponerme en contacto con él, ya que los servicios españoles me controlan. Si se enteraran, podrían retirarle el permiso.»

Aunque en Italia, curiosamente, Borghezio no está sólo. El Partido Democrático, principal partido socialdemócrata de Italia, ha dicho que también recibirían a Otegui con los brazos abiertos, de no ser por Zapatero. Una clara muestra de la dialéctica de Estados, y una clara muestra de las conexiones entre socialdemocracia y fascismo.

La Liga Norte fue, junto con Democracia Nacional española o el Frente Nacional francés de Le Pen, uno de los partidos invitados a la cumbre anti—islámica celebrada en Colonia, Alemania, la semana pasada, en protesta por la construcción de la mezquita más grande de Europa, que competirá en grandiosidad con la catedral de la ciudad, mezquita que, deberían muchos saber, ha sido sufragada por un antiguo empresario neonazi alemán. Los antifascistas repelieron, junto con la policía y la connivencia del alcalde de la ciudad —socialdemócrata— a la ultraderecha. El crecimiento del Islam en Europa tiene su contrapartida (acción / reacción) en el aumento del antiislamismo, pero también del sentimiento racista antijudío (curioso cuando el antijudaísmo es muy mayoritario en los países sarracenos). Por lo visto, la Europa sublime del Eje Franco—Alemán, debido a su necesidad de petróleo, deja hacer al Islam, mientras que, por desgracia, la única fuerza de choque comienza a ser el fascismo. Un fascismo que, como se ve, es solidario del neofeudalismo separatista y racista de ETA.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando