El Revolucionario

Portada > América > Ecuador > Escaso eco mediático del atentado de Madrid

Primeras víctimas mortales tras el fracasado diálogo de Zapatero con los terroristas

Escaso eco mediático del atentado de Madrid

Tras la aparición del cadáver de Carlos Alonso Palate

Jueves 4 de enero de 2007, por ER. Quito

Las informaciones ecuatorianas giran en torno a los trabajos de búsqueda y repatriación de los cadáveres de las dos víctimas del terrorismo etarra

La aparición del cadáver de Carlos Alonso Palate y los trabajos de búsqueda de su compatriota Diego Armando Estancio bajo los escombros del madrileño aeropuerto de Barajas, se están viendo relegadas de los puestos destacados de los noticieros, por el seguimiento que éstos están dando a las maniobras que el presidente electo, Rafael Correa, lleva a cabo para promover la Asamblea Nacional Constituyente.

El ambiente político ecuatoriano está caldeado debido a la postura de 70 diputados de distintas formaciones, que amenazan con bloquear dicha Asamblea Constituyente. El trasfondo de esta controversia, es la pretensión de modificación de la constitución. Ante estas dificultades, Correa pretende una «movilización popular» integrada por organizaciones indígenas, sindicales, estudiantiles, &c.

Pero regresando a la repercusión en prensa del atentado, hemos de decir que la cobertura de éste, se centra en aspectos alejados de lo estrictamente político. En las crónicas, el mayor espacio lo ocupan los detalles en torno a la búsqueda de los cuerpos sepultados bajo los escombros. También tiene cabida a la reacción y el duelo de los familiares de los muertos, lo que prueba la fortaleza de la institución familiar «clásica».

Las declaraciones hechas por el presidente y los ministros españoles, muy resumidas, se transcriben literalmente. «Paz» y «Estado de Derecho» son las expresiones más usadas por estos dirigentes.

Para finalizar, queda el tratamiento que a ETA se le da en los diarios: para El Comercio, se trata de una «organización terrorista», para La Hora, se trata de el «grupo separatista armado vasco». En ningún caso se habla de MNLV o de izquierda abertzale, tampoco se alude a Euskadi ni a Euskal Herria. Pero lo más sorprendente, algo que para ETA y el nacionalismo vasco sonará a insulto, es la denominación que de ella hace El Telégrafo: «organización terrorista española».


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando