El Revolucionario

Portada > América > México > Alarmante incremento de la violencia en México

¿Una nueva Colombia?

Alarmante incremento de la violencia en México

Ayer, en pleno festejo por las fiestas patrias, 8 muertos en atentados ocurridos en Morelia, Michoacán

Martes 16 de septiembre de 2008, por ER. México

La incapacidad del gobierno federal para controlar la situación es evidente. De continuar así, los días de Calderón podrían estar contados

JPG - 47.5 KB
Atentado en Morelia, 15 de septiembre de 2008. Saldo: 8 muertos y decenas de heridos

La madrugada de anoche se perpetraron al menos dos actos terroristas en la ciudad de Morelia, en el estado de Michoacán (gobernado por Leonel Godoy, del PRD). El primero ocurrió justo durante la tradicional verbena popular en la plaza principal de esa ciudad, mientras que el segundo se dio apenas a unas cuantas calles de distancia con algunos mintuos de diferencia. Se presume que los artefactos utilizados fueron granadas, pero hasta el momento no se han precisado sus características. El saldo es de por lo menos 8 personas muertas y más de 85 heridos.

Ante los hechos, Felipe Calderón -presidente de facto- condenó los hechos de violencia y convocó a la unidad de los mexicanos para "evitar que el crimen organizado infunda miedo a la sociedad". Resulta inevitable considerar ésto último como una clara alusión a la división que, desde el año 2006, se generó por un proceso electoral fraudulento y que dió lugar a que Andrés Manuel López Obrador fuera nombrado por la Convención Nacional Democrática como presidente legítimo, aunque evidentemente ello no tenga que ver con el dramático incremento en la violencia que sufre México.

Los atentados en Morelia se suman al escabroso hallazgo la semana pasada de 24 personas ejecutadas en un lugar de recreo muy cercano a la capital del país. Asimismo, cada día se suman decenas de muertos a lo largo del territorio mexicano como producto de los ajustes de cuentas entre los cárteles de la droga.

JPG - 80.1 KB
La marcha contra la inseguridad: ciudadanía en general, pero también burguesía y "socialités", se manifestaron contra la inseguridad

Al mismo tiempo, la ola de secuestros crece, como lo demuestra el caso de la desaparición y asesinato del joven Fernando Martí, hijo de un prominente empresario dueño de una cadena de tiendas de artículos deportivos, y que generó un gran repudio, principalmente, de la mediana y alta burguesía. Este repudio, manejado maniqueamente por el duopolio televisivo y por gran parte de la prensa afín al régimen, dio lugar a la marcha denominada "Iluminemos México", cuyos organizadores, se supo días más tarde, estaban relacionados directamente con los responsables de la seguridad a nivel federal (el hijo de una de las organizadoras es empleado de la secretaría de Seguridad Pública). Sin embargo, las investigaciones sobre este caso indican que por lo menos una de las personas indiciadas -una mujer de nombre Lorena González- es agente de la policía federal adscrita a un área encargada de investigar secuestros, precisamente. Así, no resulta ninguna novedad lo declarado por el secretario de Gobernación y por el de Seguridad Pública a propósito de este caso, a saber, que las policías se encontraban infiltradas. Es decir, el crimen organizado opera, la mayor parte de las veces, en coordinación y complicidad con los cuerpos policiacos municipales, estatales y federales.

Estos acontecimientos hablan de la incapacidad del gobierno federal para controlar mínimamente los aparatos de seguridad pública y procuración de justicia. Felipe Calderón se ha enfrascado, en su afán de lograr la legitimidad que no obtuvo en las urnas, en una "guerra" para combatir a la delincuencia, que a todas luces está perdiendo y que evidencia el altísimo grado de descomposición de las instituciones responsables de garantizar la estabilidad en el país. Lo más grave es que el grado de violencia seguramente se incrementará de tal modo que, como en el caso de anoche en Morelia, los afectados comiencen a ser víctimas inocentes. Y no es improbable que de continuar esta situación, después sean los propios gobernantes y los responsables de impartir justicia el blanco de los ataques por parte del crimen organizado, tal como sucedió en Colombia hace varios años.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando