El Revolucionario

Portada > Europa > El Pensamiento Alicia divide «Europa»

Ante la reserva de la presidencia alemana, España y Luxemburgo son optimistas

El Pensamiento Alicia divide «Europa»

Según Zapatero y Juncker, hay amigos y enemigos de la Constitución

Miércoles 3 de enero de 2007, por ER. Bruselas

España y Luxemburgo convocan una cumbre de «países amigos del Tratado Constitucional» que se adelanta a la «hoja de ruta» para impulsar la Pseudoconstitución europea que la canciller Merkel ha anunciado como uno de los principales objetivos de su mandato en la Presidencia de la Unión

JPG - 39.2 KB
Zapatero-Alicia en acción

España y Luxemburgo patrocinarán a finales de enero una cumbre de «Países amigos del Tratado Constitucional». La convocatoria, que tiene el sello inconfundible del Pensamiento Alicia, en el que está envuelto el presidente español Zapatero, tan amigo de gastar la pólvora en salvas, ha sido escuetamente calificada de «constructiva» por el ministro de exteriores alemán, Frank Walter Steinmaier. «Comprendemos su tristeza en esta situación», dijo el piadoso teutón. No obstante, Berlín aclaró que los esfuerzos deben dirigirse hacia aquellos países que no han dado el visto bueno al Tratado en lugar de aferrarse a un texto que hoy por hoy se considera caducado.

Por otro lado, la estrategia de Alemania para reconducir la situación de bloqueo al texto del Tratado se ve obstaculizada por este entusiasmo de los «dos amigos», en la medida en que la principal directriz hasta ahora anunciada por Angela Merkel era la de mantener relaciones bilaterales con los distintos países a través de sus responsables de Exteriores.

El presidente francés, Jacques Chirac, no fue tan diplomático. Lanzó duras críticas a una propuesta que ha considerado un gesto inamistoso y de competencia exclusiva de la presidencia alemana. Finalmente expresó su malestar por la publicidad que se le estaba dando a la comprometida cita.

La invitación a la misma, a celebrar en Madrid el 26 de enero, está firmada por el secretario de Estado de Asuntos Europeos, Alberto Navarro, y su homólogo luxemburgués, Nicolas Schmit. «Los Estados miembros que ya han ratificado el Tratado tienen un interés especial en ayudar a la presidencia alemana a llegar en junio de 2007 a un acuerdo que permita relanzar el proceso de reforma preservando la sustancia del texto tal y como nuestros países lo han ratificado», señalan Navarro y Schmit en su misiva. El objetivo de la reunión será «examinar la situación en nuestros países y concertarnos sobre los pasos a seguir». A ella acudirán los 16 países que han ratificado la denominada por los eurofundamentalistas «Carta Magna»: además de los dos amigos anfitriones, Alemania, Austria, Bélgica, Chipre, Estonia, Grecia, Hungría, Italia, Letonia, Lituania, Malta, Eslovaquia, Eslovenia y Finlandia.

JPG - 8.4 KB
Rumano euroentusiasta vociferante

Por si no fuera suficiente su labor en esta primera reunión, los dos amigos, representantes de los dos únicos países que han ratificado la Pseudoconstitución por referéndum, anunciaron un segundo encuentro en Luxemburgo el 27 de febrero al que invitarán también a los ministros de los países que todavía no han ratificado el texto y a Francia y Holanda, lobby del «no».

Mientras tanto, Rumanía y Bulgaria, pese a las celebraciones con las que han inaugurado el año por su ingreso en la biocenosis europea, no han entrado precisamente en el Club por la puerta grande: reparemos en que en sus tratados de adhesión, cuales contratos leoninos, se comprometieron a asumir la Pseudoconstitución tras su entrada en vigor.

¿Por qué razón, mientras que hay países que desisten de plantear su ratificación tras el «no» francés y holandés –Reino Unido, Irlanda, Polonia, República Checa, Dinamarca, Suecia y Portugal– los recién llegados tienen que acatarla sin contemplaciones?


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando