El Revolucionario

Portada > Israel > Aviso a navegantes: Israel, potencia nuclear

Nunca un gobernante israelí había reconocido públicamente lo que para todo el mundo era una certeza

Aviso a navegantes: Israel, potencia nuclear

Declaraciones de Olmert en una televisión alemana

Sábado 30 de diciembre de 2006, por ER. Tel-Aviv

El primer ministro israelí Edhud Olmert reconoció implícitamente, en su visita a Alemania el pasado día 11 de diciembre, que Israel posee armamento atómico.

En una entrevista en directo a la televisión privada alemana N24, Olmert puso a su país en línea con las potencias armadas nuclearmente y declaró: «Israel es una democracia y no amenaza a nadie. Irán ha amenazado con borrarnos del mapa de manera abierta, explícita y pública. ¿Pueden decir que estamos en el mismo nivel cuando aspiran a lograr armas nucleares como EE.UU, Francia, Israel y Rusia?»

Nunca un gobernante israelí había revelado, al menos públicamente, lo que para todo el mundo era un secreto a voces.

El viceministro alemán de Exteriores, el socialdemócrata Gernot Erler (del SPD), cuyo país asumirá la presidencia de la UE a partir del 1 de enero, ya se apresuró a comentar, en una entrevista con la emisora Südwestrundfunk, que este reconocimiento «no es casual» cuando en las negociaciones con Irán se habla de una zona libre de armas nucleares en Oriente Próximo, ya que «afectaría también a Israel», aclara Erler.

El viceministro de Exteriores germano enseguida dejó claro, muy en la línea pacifista socialdemócrata y sin atender a la propia argumentación de Olmert, que no se puede recordar al régimen de los ayatolás cuáles son sus compromisos con el Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP) si las potencias con armas de este tipo se niegan a cualquier iniciativa de desarme.

Pero es que resulta, cabría objetarle, que Israel no ha amenazado con borrar a Irán del mapa como sí hizo Irán en relación a Israel, según las palabras de su presidente Mahmud Ahmadinejad nada más ascender al cargo. Un “pequeño detalle” del que el muy “europeo” y “pacifista” Erler no quiere hacerse cargo.

Irán, por su parte, ya anunció el inicio para febrero próximo (celebrando la victoria de la revolución islámica en 1979) la primera etapa de producción de combustible nuclear para satisfacer sus necesidades industriales, desafiando así al Consejo de Seguridad de la ONU al violar las resoluciones que le exigen suspender su producción de enriquecimiento de uranio. Ahmadinejad declaró varias veces en las últimas semanas que en febrero Irán iba a organizar «la gran fiesta de la nuclearización del país».

En este contexto, las declaraciones del primer ministro israelí son lo suficientemente ambiguas como para no tener que dar más explicaciones ante la UE, eludiendo compromisos ante el TNP (del que Israel no es miembro), y lo suficientemente explícitas para Irán, o cualquier otra potencia de la zona que amenace o pretenda amenazar a Israel.

Y es que, en efecto, Olmert sabe que, como alguna vez se ha dicho, “la primera guerra que pierda Israel, será la última” y, en este sentido, pretender el desarme nuclear de Israel es pretender su desaparición. Pedirle a Israel el desarme nuclear es pedirle el suicidio.

Se estima que Israel posee entre 75 ojivas activas de un total de 200 (algunos estiman 400) aunque rehúsa, oficialmente, negar o admitir la posesión de arsenal nuclear, de haber desarrollado armas nucleares e incluso de tener un programa de armas nucleares (el anterior primer ministro Simón Peres, en cualquier caso, reconoció esto último en 1998 aunque extraoficialmente). Se supone también que Israel hizo pruebas nucleares con Sudáfrica en 1979 (“Incidente Vela”).

Se dice vulgarmente que el dinero no da la felicidad, “pero ayuda mucho”. Igualmente podríamos decir que el armamento nuclear no asegura la libertad soberana (véase sino la URSS), pero, desde luego, “ayuda mucho”. Es mejor para Israel que, además de contar con el Dios de Abraham, cuente también con ojivas. Así Alá se lo pensará dos veces.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando