El Revolucionario

Portada > Mundo > Indonesia > Dos años de cárcel por renegar del Islam

Negar a Mahoma se castiga penalmente en Malasia

Dos años de cárcel por renegar del Islam

Una profesora malaya es condenada a la cárcel por su apostasía del Islam

Miércoles 5 de marzo de 2008, por ER. Yakarta

Kamariah Ali, de 50 años, está acusada de haber renegado del Islam en julio de 2005, tras ser detenida por las autoridades malasias junto con otros miembros de su secta, el «Reino del Cielo»

El juez, Muhammad Abdullah, considera que la acusada no se ha arrepentido de su apostasía y que seguirá propagando enseñanzas contrarias al Islam, lo que en Malasia constituye delito. Además, como no le devolvió el saludo tras el Salam malekum de rigor, el jurista no necesitó más pruebas para condenarla por el «delito» de apostasía.

Además, Kamariah Ali es «reincidente», ya que en 1992 fue también declarada culpable de apostasía por un tribunal islámico en Kota Baru, capital del estado malayo de Kelantan.

Islamismo retrógrado y medieval

JPG - 41 KB
Islam
La «sumisión» no reconoce la apostasía de la fe de Mahoma

En 2005, Human Rights Watch denunció a Malasia por coartar la libertad de culto de la secta «Reino del Cielo», cuyos miembros fueron detenidos y acusados de ir contra la religión musulmana. Ayah Pin, fundador del credo y actualmente exiliado, fundó un centro en el estado de Terengganu para enseñar sus doctrinas.

En Malasia, los malayos, que constituyen el 50 por ciento de la población, son musulmanes por nacimiento y necesitan el permiso de una corte islámica para abandonar su fe, sin que se le haya concedido a ninguno el derecho a apostatar. La identificación entre religión y política en los países islámicos conduce a que cuestiones morales, como las preferencias religiosas o las sexuales, se conviertan en cuestiones penales, algo que en el Occidente cristiano que ha superado el Antiguo Régimen resulta ridículo.

En el 2007, Lina Joy, mujer musulmana convertida al Cristianismo, no consiguió que un tribunal civil borrara la palabra Islam de su documento de identidad. En Malasia los no islámicos no pueden siquiera usar la palabra Alá, buena muestra de este rigorismo medieval en el que vive la nación asiática.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando