El Revolucionario

Portada > España > El converso Mansur Escudero reza en las afueras de la Catedral de (...)

Como respuesta al Obispo de Córdoba

El converso Mansur Escudero reza en las afueras de la Catedral de Córdoba

El presidente de la Junta Islámica «hace el payaso» extramuros

Viernes 29 de diciembre de 2006, por ER. Madrid

Mansur Escudero se reafirma en su petición de uso conjunto de la Catedral de Córdoba montando un numerito en la puerta. Junto a otros sarracenos realizaron una de las cinco oraciones preceptivas de la secta mahometana

JPG - 17.1 KB
Mansur Escudero
El converso Escudero hace el moro en las afueras de la Catedral

No podía estarse quieto. Ante la ausencia de otras justificaciones posibles al rezo conjunto de musulmanes y católicos en una Catedral, Mansur Escudero ha pasado a la acción pasándose «por el arco del triunfo» las sólidas razones históricas y teológicas esgrimidas por el Obispo de Córdoba en su contra.

No pasarán. Ante los medios de comunicación este médico psiquiatra cordobés, padre de diez hijos y ex militante comunista, que en 1979 abandonó el catolicismo y se hizo mahometano, ha ignorado las razones del obispo apelando a los buenos sentimientos y el ecumenismo.

El delegado diocesano de Ecumenismo y Diálogo Interreligiones de Córdoba, Manuel González, dijo a Efe que el diálogo entre religiones al que alude el responsable de la Junta Islámica «es otra cosa», e indicó que la Mezquita-Catedral es «una iglesia católica y no puede compartirse porque los cristianos y los musulmanes tienen un patrimonio común escaso».

En este sentido, aseveró que no es posible crear un templo ecuménico entre católicos y musulmanes porque éstos «no creen en el mismo concepto de Dios cristiano, que es uno y trino», es decir, que la religión islámica no cree en Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo. Según González, «esto no quita que todo aquel que visite la catedral pueda conectar con Dios mediante la oración espiritual», pero «lo que no debe haber son manifestaciones publicas» por parte de los musulmanes.

«Si yo entrase en una mezquita e hiciera señales de la cruz no me lo permitirían», dijo. «Además, allí se encuentra el Sagrario, que ellos no aceptan», afirmó el responsable diocesano, quien precisó que «compartir» los templos «llevaría a la confusión religiosa y al indiferentismo».

Tal es el ridículo de la pantomima del rezo que hasta un concejal de Izquierda Unida, portavoz del Ayuntamiento de Córdoba, lo ha calificado de «payasada» y ha señalado que actos de este tipo no contribuyen al «entendimiento entre religiones».

Sin embargo, Juan José Tamayo, «teólogo progresista» miembro del patronato de la Fundación Atman, diálogo entre civilizaciones (cuya vicepresidenta ejecutiva es Teresa Aranda Romero, esposa de Juan Luis Cebrián), se ha mostrado encantado con las propuestas de Escudero, según relata el propio interesado. Esperaremos a ver qué tipo de razones teológicas puede manejar Tamayo. Aunque dudamos que esas razones puedan ser asumidas sin más por la jerarquía católica. Sin duda, Tamayo estaría mejor en la organización Global orgasm (que el día 22 pidió a través de la cadena SER un orgasmo global en favor de la paz mundial) que en la Iglesia Católica.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando