El Revolucionario

Portada > América > México > Marcelo Ebrard en el Foro Social Mundial 2008

Desde la Plaza de la Constitución de la Ciudad de México, pero, sobre todo, desde el poder político local: la izquierda definida toma posición

Marcelo Ebrard en el Foro Social Mundial 2008

El Jefe de Gobierno del DF se implanta políticamente en defensa de la soberanía energética de la nación política

Jueves 24 de enero de 2008, por ER. México

La izquierda políticamente definida sabe que el Estado sólo puede ser transformado desde su seno mismo. Pero para esto es preciso tomar y ejercer el poder.

JPG - 12.2 KB
Marcelo Ebrard, Jefe de Gobierno del DF: la izquierda políticamente definida sabe que sólo desde el poder del Estado puede ser operada su transformación y cualquier tipo de resistencia históricamente efectiva

En la ceremonia de inauguración del Foro Social Mundial 2008, Marcelo Ebrard, Jefe de Gobierno del Distrito Federal, núcleo político de la Convención Nacional Democrática y base del proyecto de reconstrucción nacional, declaró que la defensa de la soberanía energética es una de las causas fundamentales con las que su gobierno debe estar.

A este respecto, añadió que tanto él como su gobierno estarán preparados para impedir, junto con las así llamadas “organizaciones sociales” -a nosotros (ER.México) nos parece que deben considerarse, sencillamente, organizaciones políticas, o, en todo caso, económico políticas (“la anatomía de la sociedad civil es la economía política”, según Carlos Marx)-, cualquier reforma que implique perder la rectoría sobre el petróleo y la generación de energía eléctrica.

Arremetiendo contra el bloque neoliberal en el poder del Estado mexicano, una de cuyas líneas estratégicas fundamentales tiene el acometido de desmantelar la estructura energética de la nación política para rematarla al mejor postor (a algún tiburón energético monopólico con su Estado sede detrás, inmersos en una dialéctica de Estados imperiales), Ebrard condenó los magros resultados económico políticos de los planes y programas neoliberales, pero además advirtió que “aún hay más”: ‘y sin embargo, todavía quieren emprender otras acciones y tenemos que estar preparados porque lo que sigue, ya lo sabemos, es la intención de modificar el estatus legal del sector energético mexicano, particularmente de Petróleos Mexicanos (Pemex), ese es su siguiente objetivo. Esto significaría, en última instancia, que nuestro país se aviniese a perder el control sobre los principales activos que le quedan: el petróleo y la energía eléctrica’, fueron las palabras del mandatario de la ciudad con más hispanohablantes del planeta.

Asimismo, el Jefe de Gobierno del DF enfatizó la relevancia que comporta, para quienes participan en el gobierno local, la defensa de causas de esta naturaleza ideológico política: ‘para quienes estamos en la administración –dijo-, el compromiso es mayor, porque tenemos que defender el programa del GDF, nunca se va a doblegar –ante- un programa ajeno al mandato que tenemos, que es un mandato de izquierda’.

Esta relevancia a la que alude Ebrard; esta contradicción constitutiva, no es otra que aquella contradicción dialéctica en virtud de la cual se define, en su más contundente sentido, la distinción entre una izquierda políticamente definida y una políticamente indefinida. La primera, asume las contradicciones implícitas en el ejercicio del poder del Estado, pero porque sabe que sólo desde ahí, desde el ejercicio del poder político, y del poder militar (es decir, de la violencia organizada del Estado, que es el sistema por excelencia de la historia), sólo desde ahí, decimos, es posible operar dialécticamente su transformación. La segunda, casi de modo generalizado, no busca tomar el poder, sea ya por razones éticas, sea ya por razones críticas, sea ya por razones de “pureza de izquierda”. Pero entonces ¿cómo transformar la realidad histórica si no es desde el poder del Estado, que es, como ya indicamos, el sistema por excelencia de la historia?

JPG - 121 KB
Ebrard (amarillo) y Muñoz Ledo (azul) flanqueando a López Obrador: el Gobierno de la Ciudad de México es el núcleo político del proyecto de reconstrucción nacional

El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando