El Revolucionario

Portada > América > México > El Foro Social Mundial 2008 da inicio en la Ciudad de México

Porque “otro mundo es posible” y por una “alianza de las civilizaciones” en paz y democracia

El Foro Social Mundial 2008 da inicio en la Ciudad de México

En una mezcla de mesas temáticas alter-mundistas y anti-sistema, las izquierdas indefinidas convergen en una plataforma de gobierno de izquierda política definida: la Ciudad de México. En las mesas de aquí y de allá convergen también nodos de izquierda políticamente definida

Miércoles 23 de enero de 2008, por ER. México

Marx fue un anti-humanista al ser un crítico del monismo, un monismo según el cual todo está relacionado con todo.

Entre la etnología, el relativismo antropológico-estructuralista, el indigenismo, el armonismo pacifista kantiano (“no a la Guerra”) y, en definitiva, la utopía, por que “otro mundo es posible”, todo esto en las antípodas de cualquier resto de materialismo histórico, realista y dialéctico, el Foro Social Mundial reunirá a las izquierdas indefinidas en la Ciudad de México del 22 al 26 de febrero de 2008.

Con una inauguración programada para las 11 de la mañana del 22 de enero del año en curso, en el Zócalo de la Ciudad de México, una inauguración que consistirá en una revelación de Tlaltecuhtli y una exposición de danza mexica (100 concheros) –sic-, el evento está organizado del modo siguiente: cuatro días de mesas de debate, convocadas bajo la consigna: “Acción local para el cambio global” y una “Caravana del maíz”, convocada a su vez bajo la consigna: “Sin maíz no hay país”, consigna ésta que fue puesta en circulación por Andrés Manuel López Obrador en una de las asambleas informativas de la Convención Nacional Democrática a fines de 2007. La caravana en Defensa de Nuestro Maíz saldrá el mismo martes 22 de Coaxcatlán, en el estado de Puebla, y llegará al Zócalo de la Ciudad de México el sábado 26.

El formato general constará de tres bloques. Un Foro Central, una serie de Foros paralelos y un Programa Cultural.

Por cuanto al primero, las mesas de discusión serán del tenor siguiente:

Foro Central

Martes 22: El Capitalismo en el siglo XXI: ¿Dónde está, a dónde va?; Foro Social Mundial: presente y futuro; Militarismo, represión y derechos humanos.

Miércoles 23: Movimientos sociales y resistencia popular; Tierra, indígenas y autonomías; Retos de la educación popular en el contexto neoliberal; Defensa del campo mexicano frente al TLCAN.

Jueves 24: La situación de los derechos humanos de las mujeres: los desafíos de vivir en un régimen neoliberal; Crisis civilizatoria y fin del modelo neoliberal; Soberanía energética; Medios de comunicación y democracia.

Viernes 25: Retos y desafíos de las ciudades y del movimiento urbano popular en el siglo XXI; Alternativas en la defensa de la naturaleza (Qué hacer frente al desastre ecológico mundial); La otra bolsa de valores y Promoción del Desarrollo Popular; Alianza para la seguridad y prosperidad para América del Norte.

Por cuanto a los Foros paralelos, las mesas estarán agrupadas bajo los siguientes rótulos:

Foros Paralelos

Foro Militarización, represión y derechos humanos; Foro otra educación es posible/un sindicalismo democrático y popular es posible; Foro derecho a la comunicación; Foro por los derechos humanos de las mujeres y los jóvenes; Foro con la naturaleza otro mundo es posible; Foro derecho a la ciudad y al habitat; Foro economía solidaria.

Y por cuanto al tercero, tan sólo citaremos algunos de los grupos “en resistencia cultural” programados:

Foro Cultural

Grupo Mano izquierda (música latinoamericana de protesta); grupo Son de Maíz (música con sentido social –sic-, ritmos latinoamericanos y son cubano); grupo Yazzeando UPN (Contra tortura y represión. Danza), y muchos más.

De entre los ponentes, destacan Pablo González Casanova, sociólogo de amplísima trayectoria y prestigio y exretctor de la UNAM, quien ofrecerá una conferencia sobre Paz y Democracia. Enrique Dussel, filósofo de la liberación de la UAM y uno de los ideólogos de la metafísica de la liberación y del propio Foro Social Mundial. Manuel Pérez Rocha, rector de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México. Miguel Ángel Granados Chapa, prestigiadísimo periodista mexicano. John Saxe-Fernández, geopolítico mexicano de primer nivel.

Por parte de la izquierda políticamente definida, participan, entre muchos otros, la Dra. Claudia Sheinbaum Pardo, Secretaria de Patrimonio Nacional del Gobierno Legítimo, y Alejandro Encinas, candidato a la dirigencia nacional del Partido de la Revolución Democrática. Al parecer, y de momento, Andrés Manuel López Obrador no tiene programada ninguna intervención en este Foro por la dignidad, la libertad, la igualdad y la justicia de todos y para todos, en México y en el mundo.

Con una convocatoria saturada de consignas de resistencia de variadísima índole, y ejercitando un monismo absoluto: todo está relacionado con todo, el Foro emplaza a la sociedad y a los movimientos anti-sistema a participar en esta la primera edición del ya célebre Foro Social Mundial en la Ciudad de México, un foro que, inicialmente, vio luz por vez primera en Porto Alegre, Brasil.

Y es que, al margen de que muchas de tales consignas sean, en su concreción material, correctas y legítimas (aunque la cuestión no estriba tanto en la legitimidad de una reivindicación, cuanto en su potencia material y, sobre todo, en sus fulcros racionales en términos ideológico-políticos), nos preocupa el modo en que se despliegan planteamientos que, sea ya desde un infantilismo radical de izquierda, desde un eticismo humanista e idealista que condena toda forma de poder y de dominación en forma por demás genérica y capciosa, o, lo que es peor, desde una rebeldía lúdica, irreverente y juvenil, terminan por quedar anegados en un batiburrillo de consignas anti—sistema, no revolucionarias, sin posibilidades de abrirse camino en derroteros práctico políticos. No olvidemos que, en términos filosófico ontológicos, Marx fue un anti-humanista en tanto que crítico de toda forma de monismo (“todo está relacionado con todo”): la diferencia entre el socialismo y el comunismo, por un lado, y el humanismo abstracto y ultra-idealista (La ideología alemana), por el otro, es que, en el caso de los primeros, sus sindicatos y sus partidos pueden señalarse con el dedo, ¿cómo señalar con el dedo a la Humanidad, al Género Humano o al Mundo Entero?.

Desde ER.México manifestamos desde ya, en una perspectiva generalísima, y al margen de ofrecer al final del Foro una reseña crítica de sus contenidos y resultados, nuestra simpatía por muchos de los movimientos que en este Foro convergen, sobre todo aquellos movimientos que, antes que ser parte de esa indefinida corriente de los “nuevos movimientos sociales” que no quieren tomar el poder, son movimientos de izquierda política que buscan el poder del Estado para, desde su seno, operar su transformación.

Lo único de lo que, en todo caso, queremos dejar consigna, es la distancia crítico materialista que tomamos respecto de las coordenadas generales en función de las cuales se dibuja la plataforma de convocatoria de este Foro Social Mundial 2008; una distancia que acaso pueda ser la misma que puso, de un lado, a Carlos Max y a Federico Engels, y, del otro, a Ludwig Feuerbach, a Bruno Bauer y a Max Stirner.

Convocatoria (monista y armonista) del Foro Social Mundial 2008 de la Ciudad de México: porque todo está relacionado con todo, “otro mundo es posible”

Los días turbulentos, críticos, que hoy vive la patria mexicana para la mayor parte de sus hijos –al igual que muchas otras patrias en el mundo- nos obligan a buscar a nuestros pares y destacar las coincidencias fundamentales de nuestras condiciones de vida: sin trabajo, sin pan y sin tortilla, sin esperanza cierta, sin futuro, los millones y millones de mujeres y hombres de todo el mundo sometidos a la humillación y a la ofensa, a la discriminación y a la explotación por parte de unos cuantos depredadores capitalistas e imperialistas, descendientes y herederos de antiguos y nuevos colonizadores, esclavistas y encomenderos, tenemos algo en común: la necesidad de justicia, de liberación, de igualdad y de bienestar compartidos.

Ante las amenazas de destrucción del plantea, ante la apropiación y depredación sin límites de la tierra por la imposición de un sistema-mundo capitalista que nos ha llevado a una “crisis civilizatoria” de enormes proporciones, no podemos responder más que de una manera, una manera que es mil maneras, millones de maneras: la conciencia y la acción común y solidaria de miles y millones de mujeres y hombres dispuestos a salvar a la madre tierra.

Queremos que se hable aquí y ahora de la Agenda de los principales agravios cometidos en contra del pueblo mexicano. Desde el incumplimiento de los Acuerdos de San Andrés Larrainzar hasta las contrarreformas de derechos indígenas y la matanza de Acteal; desde la construcción del Muro de la Ignominia y la total imposición del TLCAN, que separa a las Américas del Norte y del Sur, hasta el “Gasolinazo” y la ya no tan callada venta de PEMEX; desde los grandes fraudes electorales del 88 y del 2006 y el asalto al poder de la derecha hasta la militarización del país, las represivas reformas penales y la criminalización de la lucha social; desde el feminicidio impune de Ciudad Juárez hasta el fallo de la Suprema Corte de Justicia contra Lydia Cacho y la protección de los pedrastas; desde la aprobación automática de la Ley Televisa hasta la censura y el acallamiento de Carmen Aristegui; desde las brutales represiones de Guadalajara, Atenco y Oaxaca hasta las sentencias de 67 años contra luchadores sociales; desde la bancarrota del ISSSTE y el IMSS y el incremento ridículo de 3 y 4 por ciento a los salarios mínimos hasta el encarecimiento acelerado de la canasta básica; desde el desempleo galopante, la miseria y el hambre de las grandes mayorías hasta la concentración de la riqueza en manos de bancos extranjeros y oligarcas nacionales como el hombre más rico del mundo: Carlos Slim. De todo esto y más queremos hablar ante la nación y ante el mundo en el FSM del 2008.

Por todo ello, aquí y ahora, llamamos a los liderazgos de movimientos sociales que han mostrado con hechos su compromiso con las reivindicaciones y las causas del pueblo, a dar su lugar a las diferencias de percepciones, de ideologías y de estrategias específicas, sin dejar de poner por delante las urgentes necesidades y el interés de millones y millones de seres humanos que buscamos la construcción del poder popular con los valores fundamentales de la dignidad, la libertad, la igualdad y la justicia de todos y para todos, en México y en el mundo.

JPG - 29.4 KB
Manifestante del Foro Social Mundial: si todo está relacionado con todo, entonces otro mundo es posible

El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando