El Revolucionario

Portada > América > Chile > Perú hace oficial su demanda territorial ante La Haya contra (...)

Chile dice que no cederá "ni un centímetro" ante las reclamaciones peruanas

Perú hace oficial su demanda territorial ante La Haya contra Chile

A pesar de las "llamadas a la serenidad" por ambas partes se inicia, sin embargo, un proceso de consecuencias no previsibles entre las naciones hermanas

Miércoles 16 de enero de 2008, por ER. Santiago de Chile

Tal como estaba previsto, Allan Wagner, antiguo ministro de asuntos exteriores peruano, formalizó la demanda sobre la delimitación de las fronteras marítimo-terrestres entre Chile y Perú ante la Corte Internacional de La Haya (Holanda).

Chile y Perú: naciones hispanas hermanas Recordemos que esta fase del conflicto territorial que mantienen ambas naciones hispanas y hermanas se originó en 2005 cuando el Congreso de Lima aprobó ante las Naciones Unidas la Ley de Líneas de Base del Dominio Marítimo, que choca abiertamente con los intereses de Chile. Para Chile, los límites marítimos bilaterales quedaron fijados en los tratados suscritos en la década de 1950. Para Perú, dichos tratados sólo son acuerdos pesqueros.

Las reclamaciones de Perú se hicieron más patentes cuando en agosto de 2007, Lima publicó un mapa que toma como base el Punto de la Concordia para proyectar, en un trazo equidistante, las 200 millas de dominio marítimo que reclama. Por su parte, para fijar la frontera marítima, Santiago utiliza la línea del paralelo y argumenta que el límite territorial no está a orillas del mar, sino en el denominado Hito 1, unos 220 metros tierra adentro hacia el nordeste. No obstante, no hay que olvidar que el conflicto latente persiste desde la finalización de la Guerra del Pacífico.

Ante la oficialización de la reclamación peruana, el ministro chileno de asuntos exteriores, Alejandro Foxley, rodeado por todos los miembros del equipo jurídico que defenderá los intereses chilenos ante la Corte Internacional, liderado por el actual subsecretario de Relaciones Exteriores, Alberto Van Klaveren, como agente especial ante La Haya, hizo unas breves declaraciones en las que aseguró que el recurso peruano se refiere a espacios que se encuentran «incuestionablemente bajo soberanía y jurisdicción chilena». El canciller añadió que «el Gobierno de Chile lamenta profundamente esta presentación, ya que en ella se desconocen tratados vigentes entre ambos países y la práctica observada por décadas en su aplicación».

En la misma línea, el Presidente de la Cámara de Diputados, Patricio Walker, dijo que la actitud de Perú es "poco seria", y adujo que en «el año 2001 [en referencia a Perú] ellos ya habían aprobado una ley para establecer los límites de la provincia de Tacna, y hoy día están borrando con el codo lo que escribieron con la mano», describió gráficamente.

De momento, el embajador de Chile en Perú, Cristian Barros, todavía no ha sido llamado a consultas.

El mar enfrenta a Perú y Chile

Por otro lado, los representantes oficiales de ambas partes insisten en inundar los medios de comunicación de llamadas a la serenidad y a la calma a los ciudadanos. El propio Foxley, coincidiendo con las palabras que pronunció el Presidente peruano Alan García en el Congreso, dijo que el gobierno de Chile «procurará que las relaciones con Perú continúen por la senda de mutua cooperación y entendimiento, en beneficio de sus respectivos pueblos y de las futuras generaciones».

Por su parte, el Presidente peruano afirmó hoy ante la Comisión Permanente del Congreso de su país que la demanda tiene por objeto encontrar «una solución justa y equitativa a la controversia» con su país vecino. Sin salirse de las vías diplomáticas, García añadió que el asunto es de naturaleza jurídica, y por ello Lima decidió someterse a la «incuestionable autoridad» del máximo organismo de justicia internacional: "Vengo a pedir a todos los peruanos su mayor prudencia, su mayor responsabilidad, y también su unidad, y su respaldo como el que patrióticamente han expresado todas las bancadas de este Congreso", afirmó. «Hoy iniciamos el largo camino hasta lograr llegar a la solución justa con Chile sobre espacios marinos», a la vez que recalcaba que las buenas relaciones entre Lima y Santiago «deben ser preservadas". El propio presidente del Congreso peruano, Luis Gonzales Posada, afirmó esta mañana que la demanda obedece a principios del derecho internacional, y no busca hacer sonar "tambores de guerra».

De sus hechos y de sus declaraciones también se desprende que ambos países reconocen la legitimidad y la competencia del citado Tribunal internacional para la resolución del litigio fronterizo, «como órgano judicial principal de las Naciones Unidas».

Parece como si nadie quisiera ver que la oficialización de esta demanda, de persistir las posturas de ambas naciones, como casi con toda probabilidad sucederá (pues si no le hubiera dado inicio García por estos cauces "tan civilizados", no podríamos aventurar siquiera en qué estado estaría la cuestión si anduviera en manos del líder indigenista peruano Ollanta Humalá) acarreará irremisiblemente una serie de consecuencias de alcance incalculable. En ese sentido, más realistas nos parecen las declaraciones que hizo el senador chileno Sergio Romero: c«on la presentación ante el Tribunal de La Haya se confirma la posición de Perú como ’país revisionista’ de sus compromisos internacionales". Para Romero, integrante de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, esta demanda plantea claramente “un antes y un después”, pues es incuestionable que Chile se enfrenta a la mayor demanda sobre fronteras de los últimos cien años.»

El gabinete de Bachelet cuenta casi con el total apoyo tanto de los grupos políticos como de la inmensa mayoría de los ciudadanos de la Nación chilena. Comprobamos como, una vez más, a pesar de las consignas de la ideología aliciana -tanto de una parte como de otra-, se impone la realpolitik. Pero, tras éste órdago, ¿qué hará la mandataria con su humanismo armonista (y capitalista)->http://elrevolucionario.org/rev.php?articulo327]? Está bien claro, si quiere sobrevivir al proceso: la eutaxia se impone, la ideología se esfuma.

Recordemos que la institución dependiente de la Organización de las Naciones Unidas ante la que se ha presentado la demanda y encargada de resolver el litigio está compuesta por un equipo de quince magistrados internacionales, supuestamente elegidos por su "mérito" en «votaciones independientes» y presidida por su señoría Rosalyn Higgins, del Reino Unido.

No podemos tampoco esconder la escasa esperanza que tenemos en que esta «prestigiosa» institución internacional resuelva el problema, dados los precedentes: ¿qué ha hecho la ONU para evitar el enfrentamiento actual desde que en 2005 Perú presentara su Ley de Líneas de Base del Dominio Marítimo?

En este sentido, desde esta corresponsalía de ER Santiago de Chile también nos cuestionamos: ¿dónde está la Comunidad Iberoamericana de Naciones?


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando