El Revolucionario

Portada > Mundo > Oriente Medio > Mahmud Ahmadineyad, un revolucionario islámico

Biografía del Presidente de Irán

Mahmud Ahmadineyad, un revolucionario islámico

Asaltante de la embajada de EEUU en 1979, rige una potencia nuclear en ciernes

Domingo 2 de septiembre de 2007, por ER. Teherán

Desde un modesto origen, Mahmud Ahmadineyad ha forjado una precoz y exitosa carrera política en el marco del mundo islámico: de asaltante de la embajada de Estados Unidos en 1979 y combatiente contra el Iraq de Sadam Hussein, a alcalde de Teherán y finalmente Presidente de la República Islámica de Irán, primer país moderno regido bajo los postulados del chiísmo corregido y aumentado por el Ayatolá Jomeini

Mahmud Ahmadineyad nació en la localidad de Garmsar, cercana a Teherán, en el año 1956. Hijo de un herrero, pudo sin embargo realizar estudios universitarios en la Universidad de Ciencia y Tecnología de Teherán, doctorándose en la especialidad de Tráfico y Transporte en 1986.

De 1980 a 1988 participó en la guerra contra Iraq, aunque se supone que sus servicios fueron exclusivamente de inteligencia en los servicios secretos. En el transcurso el conflicto, en 1986, se unió a los Guardianes de la Revolución Islámica, siendo más tarde ingeniero jefe del sexto ejército de dicho cuerpo de élite y el jefe de los Cuerpos de los Guardianes en las provincias occidentales de Irán.

Tras la guerra, sirvió como gobernador y vicegobernador de Maku y Khoy, como consejero del Ministro de Cultura y Guía Islámica, y como gobernador de la entonces nuevamente establecida Provincia de Ardabil (1993-1997), siendo nombrado gobernador ejemplar por su buena gestión y austeridad; de ahí viene el apelativo con que se le conoce, Mardomyar, «amigo de las personas». En el año 2003 fue elegido Alcalde de Teherán y en el año 2005 Presidente de Irán con más del sesenta por ciento de los votos, superando a su rival, Akbar Hashemi Rafsanyani.

JPG - 25.4 KB
Mahmud Ahmadineyad
Su escasez de estatura es disimulada al presentarse frente a fondos majestuosos

Instrumento de Alá

Sin embargo, los aspectos más interesantes de su biografía se centran en la Revolución Islámica que en febrero de 1979 llevó al Ayatolá Jomeini al poder tras expulsar al Sha Mohamed Reza Pahlevi, implantándose así la primera República Islámica moderna bajo los postulados del chiísmo. El último califato chiíta hay que remontarlo al de los Fatimis, cuya desaparición tuvo lugar a finales del siglo XII, lo que amplifica su importancia.

Ahmadineyad fue aumentando en su importancia como hombre del régimen desde que fue responsable, en el año 1979, de la toma de 52 rehenes en la Embajada de Estados Unidos para conseguir que el Sha fuera juzgado en Irán, en el contexto de la Revolución Islámica anteriormente señalada. Según fuentes autorizadas, Ahmadineyad pidió realizar lo mismo con la Embajada de la Unión Soviética, pero su propuesta fue rechazada.

Algunas de las medidas adoptadas por Ahmadineyad en sus mandatos como Alcalde de Teherán y como Presidente de Irán se ajustan perfectamente a los principios postulados por Jomeini y que fueron suavizados durante el mandato de Mohamed Jatami en vistas a un cierto aperturismo: los establecimientos de comida rápida han sido clausurados, la publicidad estática está muy restringida, la pornografía y el adulterio son delitos cuya pena es la capital, muchas veces bajo la forma de lapidación. Cualquier manifestación que postule los «materialistas valores» del Occidente cristiano está proscrita. Todo dirigido por los ayatolás, verdaderos guías de la Revolución Islámica, a cuyos designios, directamente provenientes de Alá, está sometido Ahmadineyad como un instrumento más.

Pero lo más importante que se ha producido en Irán desde que ha alcanzado la presidencia Ahmadineyad es la reanudación del programa nuclear de este país, al que el menudo político pretende convertir en un ejemplo de Dar-al-Islam. Iniciado ya en tiempos del Sha, el programa sitúa al país de los ayatolás en el ojo del huracán. Las constantes amenazas formales que el curioso y menudo político islámico lanza sobre Estados Unidos e Israel, identificados ambos bajo el grueso rótulo de «enemigos sionistas», hacen que Irán sea noticia cada día, esperándose con inquietud el momento en que sea definitivamente desmentida o confirmada la posesión del proyectil atómico.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando