El Revolucionario

Portada > España > Caídos en son de paz

Tras la muerte de seis soldados en el Líbano

Caídos en son de paz

El gobierno niega que las tropas estén en una guerra

Viernes 29 de junio de 2007, por ER. Madrid

El pensamiento políticamente correcto de los mandamases socialdemócratas y sus ideólogos transforma las guerras del presente, en las que participan sus ejércitos, en "misiones de paz". Al tiempo que envía a jóvenes soldados sin el equipamiento necesario para afrontar la lucha con garantías de supervivencia

La muerte de seis soldados españoles tras un ataque en el Líbano ha sacado a la luz las miserias y mezquindades del gobierno de Zapatero.

La cuestión es que los soldados viajaban sin el inhibidor de frecuencias necesario para impedir un ataque como el que han sufrido: una bomba accionada por un mando a distancia.

Algunos se preguntan por la relación entre la negativa del gobierno a considerar como misión de guerra el devenir de las tropas españolas en el Líbano y la falta de medios de los soldados.

El ministro del interior ha achacado la ausencia de los inhibidores en los vehículos del ejército a una negligencia del Estado Mayor del Ejército que, inmediatamente, ha declinado toda responsabilidad indicando que la razón está en la demora de los presupuestos por parte del gobierno.

Mientras se entierra a los muertos, los periodistas afines al gobierno se afanan por defender la versión oficial pese a su escasa veracidad y cargan las tintas, una vez más, contra la oposición del Partido Popular, acusándole de "carroñera" por utilizar "un asunto de estado" con fines partidistas. Olvidando que ellos mismos utilizaron el accidente aereo de un Yakolev, alquilado por el gobierno anterior y que costó la vida a sesenta soldados españoles, como arma arrojadiza contra el ejecutivo de José María Aznar.

Otra cosa que llama la atención es la absoluta perversión del lenguaje que practican estos medios según su interés. Los mismos que eran llamados "insurgentes" cuando bombardeaban territorio israelí son ahora "terroristas" en los medios burgueses al servicio del gobierno de España.

Este es el resultado de las ideologías delirantes y oscurantistas de las democracias capitalistas europeas: una neolengua que asombraría al propio Orwell en virtud de la cual las guerras quedan convertidas en "escenarios potencialmente peligrosos", los ejércitos en "fuerzas de pacificación" y las acciones bélicas en "misiones de paz". Y es que la Europa sublime de la "cultura por la paz" no puede tolerar la nefasta "guerra" y ya que no puede evitarla, por lo menos, la camufla.

Y a todo esto, el coro de grillos pacifistas,compuesto por actores y supuestos intelectuales no dice ni pío. Las guerras son cosa, según nos dicen, de Bush y los neocon. Ellos son pacifistas aunque manden al extranjero más soldados que nadie.

De esta forma, seis soldados del ejército español han sido enterrados con pena pero sin la gloria que merecían por haber caído luchando en una guerra. Como si hubieran muerto por un accidente o por tuberculosis.

Y para mayor vergüenza nacional, justo hoy el Consejo escolar del reino de España aprueba que se estudie, en los colegios españoles, la brutal e irracional religión de quienes han asesinado a estos seis soldados.


Funeral de Estado

El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando