El Revolucionario

Portada > España > Elecciones municipales y autonómicas en España: el mercado de la (...)

Comenzó la campaña electoral

Elecciones municipales y autonómicas en España: el mercado de la política

Las encuestas indican que poco o nada va a cambiar el panorama de la democracia coronada española

Martes 15 de mayo de 2007, por ER. Madrid

Los dos principales partidos políticos, PSOE y PP compiten en consignas cursis y estúpidas en estas elecciones a los municipios españoles y a los parlamentos autonómicos de las regiones españolas (a excepción de Cataluña, País Vasco y Galicia, comunidades definidas en la Constitución como “históricas”, que tienen distinto calendario)

JPG - 3.9 KB
Los etarras estarán en las instituciones
ANV es su marca. El PSOE encantado.

Es previsible que el PSOE vuelva a formar gobierno en Andalucía, Extremadura, Asturias, Aragón y Castilla-La Mancha, mientras que el PP hará lo propio en la Comunidad valenciana, Madrid, Castilla-León, La Rioja y Murcia. Sólo las islas Baleares y Navarra podrían cambiar de signo.

Por capitales, el PP ganará en Madrid, Valencia, en las capitales andaluzas, salvo Sevilla y Córdoba, y en la mayor parte del resto de capitales. El voto del PSOE renovará el mandato en Barcelona y Zaragoza. Parece que las en las medianas y grandes capitales, los populares tienen ventaja sobre el PSOE que recoge más votos en las zonas rurales y en las pequeñas poblaciones.

Para que las cosas sigan como están, unos y otros vienen compitiendo en eslóganes vacuos (“Haremos más”, “Confianza” y similares) y en la producción de imágenes propagandísticas. Los telediarios conectan en directo con los mítines de los líderes de PSOE y PP que, indefectiblemente, aparecen rodeados de jóvenes sonrientes. En los carteles, los candidatos sonríen enmarcados en idílicos fondos y en los programas electorales prometen arreglarlo todo.

No faltan golpes de efecto, como el dado por Zapatero: tras asegurar que no tolerará la corrupción urbanística y visitar una comisaría de policía en Marbella, la policía detuvo a la famosa tonadillera Isabel Pantoja, acusada de complicidad con tramas de enriquecimiento ilegal, que estuvo retenida 12 horas en esa misma comisaría. Después coincidieron ambos en Valladolid, Zapatero de mitin y La Pantoja de concierto. Ganó la Pantoja: 12.000 personas asistieron a su espectáculo y sólo 3000 al de ZP. Por cierto que nada ha dicho Zapatero de dos escándalos que afectan al PSOE. En Ibiza un concejal socialista afirma que el partido cobró comisiones de constructoras con el visto bueno de Pepiño Blanco, secretario de organización de los socialdemócratas. El otro afecta al candidato por Madrid, Miguel Sebastián que desde su despacho en la Moncloa medró para desbancar al presidente del Banco Bilbao-Vizcaya.

Aunque, en rigor, la campaña electoral viene desarrollándose durante todo el año en todos los municipios de España que, en estos días, se apresuran en cerrar las obras iniciadas meses atrás. No hay prácticamente municipio, ni comunidad autónoma en donde no se hayan inaugurado tramos de carretera, edificios públicos y obras de todo tipo.

Los candidatos, desaparecidos durante los años anteriores, se afanan por visitar mercados, abrazar niños y sermonear al respetable a la menor ocasión.

Es el juego de la democracia de mercado en donde hay que vender la mercancía, por averiada que esté, como sea.

Aunque algunos quieren ver estas elecciones como unas primarias de las generales, que se celebrarán en 2008, lo cierto es que hay demasiadas variables en juego para entenderlas como tales.

Es en 2008 cuando España se la juega. Si el PSOE vuelve a ganar las elecciones es más que probable que España no lo resista. De momento, su nefasta política se deja notar en estas elecciones autonómicas y municipales con la legalización de ANV, tapadera de ETA-Batasuna que hoy mismo pidió el voto para esta formación. Con el dinero de los españoles se financiará a un grupo terrorista-separatista que tiene como fin principal acabar con España.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando