El Revolucionario

Portada > América > Uruguay > Uruguay estudia la implantación de energía nuclear con Finlandia

Noticia impactante en relación con la República Oriental y sus relaciones con Finlandia

Uruguay estudia la implantación de energía nuclear con Finlandia

El Ejecutivo del Frente Amplio envió a Finlandia a varios delegados para estudiar la implantación en Fray Bentos de una planta nuclear

Lunes 14 de mayo de 2007, por ER. Montevideo

El avance en el desarrollo de la energía nuclear por parte de la República Oriental del Uruguay, coadyuvada por la nación europea de Finlandia, da una perspectiva del conflicto entre Estados derivado de la polémica por las pasteras de celulosa de Botnia que trastoca completamente las cábalas que podíamos hacernos sobre ello

JPG - 7.8 KB
Símbolo Nuclear
Uruguay, en diez años, y con la ayuda de inversiones finlandesas, pretende convertirse en la vanguardia iberoamericana en la energía nuclear

Que Uruguay, una nación política pequeña y poco poblada en relación con otras de su alrededor como Argentina y, sobre todo, Brasil, haya defendido a capa y espada sus intercambios comerciales con otras naciones como España o Finlandia —y también, aunque en otro nivel, el Imperio Estadounidense— quizás haya sorprendido a más de uno en los últimos meses por su tenacidad. Pero la noticia de relevancia internacional que El Revolucionario les relata da una nueva perspectiva sobre la situación geopolítica y los intereses del Estado uruguayo.

Hemos sabido que hace tiempo Uruguay mandó a Finlandia una delegación diplomática para avanzar en el estudio de la energía atómica, energía que, salvo para uso médico en los hospitales, Uruguay no había jamás desarrollado, aunque en el campo médico se encontraba en la vanguardia mundial. Pues bien, Uruguay pretende realizar cambios en su legislación actual de la energía nuclear, ya que pretende llevar a cabo un estudio conjunto con Finlandia —mandará una nueva delegación al país escandinavo— bajo instrucciones específicas y deseo expreso del propio presidente uruguayo, Tabaré Vázquez. Tabaré pretende profundizar en el desarrollo de la energía nuclear en el país. A Finlandia se desplazará Beno Ruchansky, presidente de la Administración Nacional de Usinas y Transmisiones Eléctricas del Uruguay, junto con el ministro de Industria, Energía y Minería, Jorge Lepra, receptor primario de las instrucciones diplomáticas de Tabaré.

El destino de las inversiones en energía nuclear que llegarían al país tendría su centro de destino en Fray Bentos, curiosamente donde se sitúa la pastera de celulosa de Botnia, la empresa finlandesa que ha conseguido colocar su planta de fabricación de pasta de celulosa a pesar de las protestas de los izquierdistas indefinidos de la ecología de Entre Ríos, la provincia argentina limítrofe con Fray Bentos. El nuevo tratado estaría destinado a la implantación de una planta termonuclear de capital finlandés en pleno Fray Bentos, en la misma región que la pastera de celulosa, también de capital finlandés. Esa central nuclear requeriría una inversión de más de 2.500 millones de dólares estadounidenses a lo largo de diez años. Por tanto, la misión prinicpal de Jorge Lepra es la de ahondar en los negocios mutuos entre Uruguay y Finlandia —aunque todavía desconocemos cuál será el papel económico de Uruguay en Finlandia, ni en qué podría invertir allá—.

Lo que está claro es que la Dialéctica de Clases y de Estados entre Uruguay, Argentina, Brasil, Venezuela, Estados Unidos de Norteamérica, Finlandia, España y China, tras esta noticia de importancia suma que El Revolucionario les relata, alcanzaría un grado altísimo de interés politológico y sociológico. Si el plan de Uruguay de desarrollar energía nuclear en diez años se hace sin sobresaltos, la República Oriental podría convertirse, salvando las distancias, en la Corea del Norte de la Plataforma Hispánica.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando