El Revolucionario

Portada > Mundo > Indonesia > Se elige presidente en Timor Oriental

Intereses australianos en la sombra

Se elige presidente en Timor Oriental

El 9 de mayo la segunda vuelta decidirá si Ramos Horta o Guterres ocupan la presidencia

Lunes 7 de mayo de 2007, por ER. Yakarta

Los candidatos a la segunda vuelta de las Presidenciales del nueve de mayo, el Primer Ministro José Ramos Horta y el del progubernamental Fretilin, Francisco Guterres, siguen dirigiéndose a los medios pese a que la campaña electoral se clausuró el domingo.

El independiente Ramos Horta ha confesado que, si resulta elegido, destituirá a aquellos ministros sospechosos de entregar arroz y dinero a cambio de votos para el Fretilin en la primera vuelta.

Francisco Guterres criticó las declaraciones de Ramos Horta en las que defendía que la explotación del gas y petróleo de Timor ha de ser consensuada con el Banco Mundial. Guterres considera que el organismo debe limitarse a prestar asistencia técnica al pozo de Greater Sunrise, que será explotado conjuntamente por Australia y Timor tras el acuerdo firmado en 2006. Un diez por ciento será de la nación anglosajona y 10.000 millones de dólares entrarán en las arcas de Timor.

Las Presidenciales tienen lugar un año después de los graves acontecimientos que pusieron a Timor al borde de la guerra civil, cuando la protesta de un grupo de militares expulsados del Ejército provocó una grave ola de violencia en la joven nación hispana, sometida a Indonesia hasta su independencia definitiva en 2002, aunque alejada del marco de influencia de otras naciones de la Hispanidad.

JPG - 13.8 KB
Xanana Gusmao
Maneja al candidato José Ramos Horta

El poder se juega en las legislativas

Antiguos camaradas durante la lucha contra Indonesia, Horta y Guterres luchan por un cargo honorífico supeditado al del primer ministro. La crisis desatada en el ejército por la incompetencia del ex primer ministro, Mari Alkatiri, sustituido por José Ramos Horta, puso en evidencia la incapacidad del cargo de presidente.

Dicho cargo es ostentado aún por Xanana Gusmao, quien aspira a ser Primer Ministro en las legislativas del 30 de junio con un nuevo partido. Así, podría haber un reparto de poder entre Ramos Horta y Gusmao, quien comprobó que la jefatura de estado para nada servía ante el plan de Alkatiri de eliminar a sus rivales políticos.

Alkatiri, al que sus rivales descalifican como «arrogante» marxista anclado en sus años de exilio en Mozambique, fue acusado de recibir sobornos desde Australia, y muchos ven en su caída un golpe de Estado encubierto realizado por este país para controlar los recursos petroleros timorenses.

El Fretilin se niega a pedir préstamos al Fondo Monetario Internacional y al Banco Mundial, mientras que Ramos Horta es bien visto por la Iglesia católica timorense y Australia. Parece que la débil nación hispana verá del 9 de mayo al 30 de junio una lucha por ver quién será el próximo receptor del dinero australiano.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando