El Revolucionario

Portada > América > Cuba > Concluye el VII Taller Internacional sobre Paradigmas Emancipatorios

Un taller con la metodología de la educación popular

Concluye el VII Taller Internacional sobre Paradigmas Emancipatorios

Esta séptima edición, fue dedicada al 20 aniversario del Centro memorial Martin Luther King Jr.

Lunes 7 de mayo de 2007, por ER. La Habana

Con una participación de más de 500 personas, entre las cuales más de 200 eran provenientes de 27 países y el resto participantes cubanos, concluyó el pasado lunes 30 de abril la séptima edición del Taller Internacional sobre Paradigmas Emancipatorios que se desarrollara en el antiguo Convento de Santa Clara, en La Habana Vieja desde el viernes 27

Con una participación de más de 500 personas, entre las cuales más de 200 eran provenientes de 27 países y el resto participantes cubanos, concluyó el pasado lunes 30 de abril la séptima edición del Taller Internacional sobre Paradigmas Emancipatorios que se desarrollara en el antiguo Convento de Santa Clara, en La Habana Vieja desde el viernes 27.

Sus participantes, pertenecientes a diferentes redes, organizaciones, campañas y movimientos de América Latina se reunieron para conocerse, aportar testimonios de vida, pero sobre todo identificar las barreras que impiden articular sus luchas contra estructuras de dominación y violencia. El objetivo central de este taller internacional era avanzar en la construcción compartida de los sentidos éticos-políticos de las luchas emancipatorias que propiciara un espacio de acercamiento y articulación entre las prácticas y reflexiones de los movimientos sociales y el pensamiento social crítico. La "construcción de puentes para la articulación" era uno de los desafíos identificados por la convocatoria al VII Taller Internacional sobre Paradigmas Emancipatorios que se realiza en La Habana desde 1995. Desde su surgimiento el taller es organizado por el Grupo América Latina: Filosofía Social y Axiología (GALFISA) del Instituto de Filosofía y esta séptima edición fue organizada además por el Centro Memorial Dr. Martin Luther King Jr., organización no gubernamental cubana que celebraba su XX aniversario de fundado. Los talleres sobre paradigmas emancipadores se alejan del esquema tradicional de las conferencias para priorizar los testimonios y los espacios de reflexión colectiva, con una metodología basada en la educación popular iniciada hace años por el pedagogo brasileño Paulo Freyre.

Además de los intercambios en el plenario, el antiguo Convento de Santa Clara acogió talleres sobre patriarcado y capitalismo, movimientos sociales, integración latinoamericana, la civilización productivista y depredadora del capital y las alternativas frente a la cultura y la comunicación hegemónicas.

Entre los participantes de encontraban la Alianza Social Continental, Jubileo Sur/Américas, Vía Campesina, Campaña por la Desmilitarización de las Américas, Grito de los/as Excluidos/as, Convergencia de los Movimientos de los Pueblos de las Américas, Diálogo Sur-Sur LGBT y Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra de Brasil. También aparecían en las listas de redes y movimientos la Red Latinoamericana contra las Represas, por los Ríos, sus Comunidades y el Agua, la Red Mundial por la Abolición de las Bases Militares y la Campaña Continental de lucha contra el ALCA (Área de Libre Comercio de las Américas) y los TLC (Tratados de Libre Comercio). Era notoria la elevada participación de mujeres y jóvenes.

Según los reportes de Minga Informativa “los testimonios y reflexiones desplegados en estos días nos ha permitido ensanchar la noción de sujeto social-popular alternativo con la diversidad de movimientos sociales, de identidades y culturas subalternas amenazadas por la homogeneización mercantil y la “macdonalización” del entorno y el tiempo libre; cosmologías preteridas, perspectivas liberadoras que se enfrentan, cada cual desde su propia visión y experiencia de confrontación, al pensamiento único del neoliberalismo global”. Según se evidenciaba la apuesta por la articulación social-política de estos sujetos y actores subalternos no constituye un fin en sí mismo, sino una condición de la emergencia de los movimientos radicales de masas, germen a su vez de alternativas emancipatorias antiimperialistas y anticapitalistas. Es sabido que estas alternativas no serán obra de gabinetes, ni fruto de ninguna arrogancia teórica o política. Estas se están construyendo como proyectos colectivos y compartidos, desde y por el movimiento social-popular en sus propias luchas y la necesaria reflexión sobre ellas.

No se crearon falsas expectativas. Todos y todas saben por sus experiencias, que la articulación presenta numerosas barreras objetivas y subjetivas y que esta en principio, no puede ser “tramposa”, preestablecida por un autoproclamado “tejedor” de los hilos dispersos, ni hegemonizada por una u otra fuerza política, o por las expectativas corporativistas o gremiales de uno u otro actor social. Sin embargo, esto sólo hace tensar la imaginación y la voluntad para re-inventar los propios modos de articular y de asumir la responsabilidad de hacer gobierno popular allí donde las correlaciones de fuerzas lo permitan –se señalaba.

“Hemos reconocido también que la confluencia de los movimientos sociales y populares para generar alternativas social-políticas en una dirección anticapitalista no implica hacer dejación de las demandas específicas (libertarias y de reconocimientos), ni posponerlas para etapas posteriores, aunque se modifiquen sus objetivos y métodos en cada coyuntura… Las razones de los movimientos son tantas como los atributos del mundo que es posible conquistar: dignidad para personas y pueblos, justicia social, equidad, igualdad de género, medio ambiente, diversidad sexual, multiculturalismo, biodiversidad. El “programa máximo” emancipatorio y libertario de la revolución (pospuesto en las experiencias protosocialistas del siglo XX) se convierte hoy en “programa mínimo” de las luchas de los movimientos sociales y populares”.

Quines compartieron estas sesiones de trabajo con amigas y amigos de naciones de América Latina, de Asia, Europa, Canadá y Estados Unidos agradecen una vez mas la solidaridad política y moral brindada, expresada de múltiple maneras en la lucha contra el bloqueo, por la liberación de los 5 y, en estos instantes, contra la abominable liberación del terrorista Posada Carriles en complicidad y con la complacencia del gobierno norteamericano.

Concluyó un taller, sin embargo continúa un proceso –señalaban sus organizadores- pero “quedamos en conexión permanente, para seguir intercambiando saberes, experiencias y abrazos”.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando