El Revolucionario

Portada > Mundo > Indonesia > Condenados tres islámicos por decapitar a tres niñas en Indonesia

El fanatismo islamita logró rebajar sus condenas

Condenados tres islámicos por decapitar a tres niñas en Indonesia

Penas de apenas veinte años para los asesinos mahometanos

Martes 27 de marzo de 2007, por ER. Yakarta

Una corte de Indonesia sentenció a 20 y 14 años de prisión a tres militantes islámicos por decapitar a tres niñas cristianas en 2005 en la isla de Sulawesi, centro del archipiélago de Indonesia.

Hasanuddin, de 34 años de edad, a quien se le atribuye el plan criminal, recibió una pena de 20 años de cárcel, mientras sus dos cómplices, Irwanto Irano y Lilik Purwanto, eran juzgados en proceso separado y condenados ambos a 14 años de prisión.

Los tres sentenciados son miembros de la organización Jemaah Islamiya, considerada el ala de Al Qaeda en el sureste de Asia y activa desde 1995. Entre sus mayores logros se incluye el atentado de Bali del año 2002, con más de 200 víctimas. Tras el crimen dejaron unas notas junto a los cuerpos de las niñas en las que se leía: «una vida por una vida, una cabeza por una cabeza».

En Indonesia el asesinato puede ser castigado con el fusilamiento, pero los tribunales, en un claro gesto de complicidad con la mayoritaria teocracia islamita, tomaron en excesivo valor la confesión del crimen, los remordimientos y cooperación con las autoridades de los acusados, y les condenaron a tan irrisoria pena. ¿No debería haber eliminado Indonesia a estos criminales horrendos, convictos y confesos, para un mejor mantenimiento de su estabilidad política? Al fin y al cabo, para el Islam el cuerpo es una cantidad despreciable que puede sacrificarse sin problema alguno.

JPG - 41.3 KB
Atentado de Bali
Al Qaeda ataca a pequeña y gran escala, con machete y bombas

Víctimas cristianas

Las víctimas, de entre 15 y 17 años de edad, fueron sorprendidas cuando se dirigían al colegio cristiano en que estudiaban. Tras ser brutalmente decapitadas, sus cadáveres con las cabezas separadas fueron abandonados en lugares apartados y descubiertos el 29 de octubre de 2005, cerca de una plantación de cacao. Una cuarta estudiante del grupo sobrevivió pese a las heridas sufridas.

Más del 90 por ciento de la población de Indonesia, de 220 millones de habitantes, es musulmana, lo que garantiza la inmersión del país asiático en el Antiguo Régimen, pese a su alianza con Estados Unidos. La provincia indonesia de Sulawesi, lugar donde se produjeron los asesinatos, ha sido escenario de violencia sectaria con más de mil muertos durante los años 1998 y 2002.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando