El Revolucionario

Portada > España > Fin de semana reivindicativo en España

Manifestaciones de todos los colores

Fin de semana reivindicativo en España

Pacifistas, pro-etarras y hippies se manifiestan en toda España. Entre todos no suman tantos como navarros en la calle protestando por las intenciones de los secesionistas aliados de Zapatero

Lunes 19 de marzo de 2007, por ER. Madrid

Más de 100.000 personas desfilaron el sábado por las calles de Navarra para defender su región de los intentos anexionistas de los separatistas vascos. Mientras, en Madrid, el PSOE no lograba convocar a la manifestación contra la guerra de Irak a casi nadie.

JPG - 16.2 KB
Los progres se van de Mani-Fiesta

Algunos miles de individuos se reunieron en Madrid, Barcelona y otras capitales españolas para protestar contra un supuesto "genocidio" del pueblo iraquí y contra los EEUU y el Partido Popular a quienes consideran culpables del mismo.

Al mismo tiempo que estos "pacifistas" se manifestaban, en medio de las consabidas banderas republicanas, coreando lemas contra EEUU, contra Aznar y el PP, en una reedición de las manifestaciones de hace cuatro años, pero con mucha menos gente, en Pamplona, entre banderas navarras y españolas, más de 100.000 personas gritaban alto y claro que no quieren formar parte del fantasmagórico proyecto de Euskalerría.

Recordamos a los lectores que el proyecto de los terroristas separatistas fue explicado con meridiana claridad, por su portavoz, Arnaldo Otegi: primero, Navarra y el País Vasco, formarán una comunidad autónoma, para después, una vez sumados los territorios del País vasco francés, constituir una nueva nación separada de España y Francia.

El presidente del gobierno, ante este reto, se ha limitado a decir uno de sus mantras «Navarra será lo que quieran los navarros». Obviamente no ha aclarado qué es lo que “querrán” los navarros del PSOE. Porque si el PSOE gobierna Navarra, dado que es improbable que obtenga mayoría suficiente (en la actualidad gobierna UPN con mayoría absoluta), tendrá que conseguir el poder a base de pactos "a la catalana" o "a la gallega", esto es: con partidos separatistas que exigirán la anexión de Navarra a la autonomía vasca.

JPG - 46.6 KB
Navarros contra la anexión
¿Será Navarra moneda de cambio en el "proceso"?

Los manifestantes navarros que exigían claridad al gobierno y se manifestaban por sus «fueros y la libertad» coincidieron, en Pamplona, con los convocados por el sindicato pro-etarra LAB para protestar por el desmantelamiento de la industria en Navarra (una tapadera para sugerir que si se convierten en vascos tendrán más trabajo).

Mientras tanto, en Madrid, los cuatro gatos de UGT y el PSOE que emulaban las manifestaciones del «no a la guerra» de hace cuatro años intentaban darse ánimos lanzando consignas absurdas contra la guerra de Irak mientras miraban de reojo a los manifestantes de IU que, además de Irak, mentaban lo de Afganistán y el asunto del Sáhara.

Hay que destacar que, entre varios cientos de banderas tricolor, aparecieron tres banderas nacionales, dos de ellas garabateadas. Por algo se empieza.

Finalmente pidieron que se ilegalizara al Partido Popular y llamaron fascista y asesino a Aznar, acusándole de haber matado a ¡300.000 personas!. Inenarrable. La directora de la Biblioteca Nacional, la sectaria Rosa Regás, leyó un manifiesto con los consabidos tópicos de la «cultura contra la guerra» y atacando al PP y a los más de dos millones de personas que se manifestaban la semana pasada por las calles de Madrid. Un manifestante recogía este “sentir” -como gustan decir- de Regás en una pancarta en la que proclamaba: «Nosotros estamos aquí por que queremos y no por que nos manden». Sólo ellos, al parecer, son libres y conscientes, el resto, somos autómatas programados por el PP. Suponemos que lo siguiente será pedirle al gobierno que nos desmonte por piezas.

Pero el fracaso de estas convocatorias ha sido rotundo y se ha acentuado con el éxito de la de UPN en Navarra, por no mencionar la manifestación del pasado sábado. Hasta los diarios progubernamentales han colocado las noticias de la manifestación en segundo plano. Parece que el PSOE tendrá que buscar otra estrategia electoral distinta a la de volver a airear la guerra de Irak contra el PP.

Por último, en Granada, unos 6000 hippies celebraron una reunión en la que se hartaron de fumar cualquier cosa, beber y escuchar música todo el día. Aquí no hubo consignas, ni pancartas, sino muchas flores en el pelo y 12.000 chanclas.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando