El Revolucionario

Portada > España > El asesino De Juana Chaos se irá a su casa

El ministro del interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, dice que ha tomado la decisión él personalmente

El asesino De Juana Chaos se irá a su casa

El gobierno concede el segundo grado al etarra «por razones legales y humanitarias»

Viernes 2 de marzo de 2007, por ER. Madrid

El guión previsto se cumple con precisión. Después de gozar de privilegios inauditos en el hospital penitenciario (como permitir que la novia pase la noche encamada con él, que, por lo leído en las denuncias de los policías custodios, después de meses en huelga de hambre, todavía tiene fuerzas para las suertes amatorias), el criminal etarra se irá a casa a intentar restaurar su cuerpo maltrecho por la huelga de hambre que, según un informe médico exhibido por el gobierno y fechado hace tres días, le ha llevado a una situación de deterioro orgánico irreversible que le podría provocar un colapso inminente. Es una pena que los defensores españoles de la eutanasia no hayan exigido que el Estado termine con tanto sufrimiento.

JPG - 9.2 KB
¿Y si se recupera en su casa ingresará otra vez en prisión para cumplir condena?
¿O será interlocutor en el "proceso"?

El gobierno socialdemócrata español ha tomado la decisión de excarcelar a Iñaqui de Juana Chaos, autor de 25 asesinatos y dirigente de la banda terrorista ETA de la que nunca se ha desvinculado. En una secuencia de acontecimientos que delata el carácter político, en el contexto del mal llamado «proceso de paz, de esta decisión, dos agentes han sacado a de Juana Chaos de la habitación del hospital Doce de Octubre de Madrid, por los ascensores de la cocina, sobre las diez y veinte; dos horas antes de la comparecencia del ministro del Interior para aclarar la situación penitenciaria del terrorista. También con posterioridad se presenta ante el juez, que lo aprueba, el informe de Instituciones Penitenciarias, dependiente del Ministerio del Interior.

El etarra llegó a un hospital de San Sebastián, para una revisión, como paso previo a que cumpla el resto de condena en su casa bajo una vigilancia policial mínima. Fue recibido entre aplausos y vítores de los proetarras allí reunidos. Un «héroe nacional». Poco después recibió las visitas de los dirigentes de Batasuna-ETA, dado que, a partir de su ingreso en el hospital vasco, las visitas se regirán por criterios médicos y no penitenciarios.

La noticia la daba hoy, en rueda de prensa, el ministro Rubalcaba, casi al mismo tiempo que el diario pro-gubernamental, El País, recordaba que en los años del gobierno del PP se excarceló, también por motivos de salud, a otros etarras.

Pero no cuela. Los etarras excarcelados durante el mandato de José María Aznar eran enfermos terminales, De Juana es un preso que se niega a comer y que entró por su propio pie en el hospital al que fue trasladado. Para tener «un deterioro orgánico irreversible que le podría provocar un colapso inminente», lo cierto es que se desenvuelve muy bien.

Según el ministro, «va a cumplir su condena en régimen atenuado por su grave estado de salud». En su comparecencia, Rubalcaba se atribuyó personalmente la decisión, que justificó señalando que el preso, aunque sea un asesino, ya cumplió la condena que le impusieron por asesinato.

A efectos legales, según el ministro, este asesino ya no es tal, puesto que la condena que pesa sobre él en este momento (tres años de los que ha cumplido nueve meses) se le impuso por la comisión de un delito de amenazas y no por asesinato.

El argumentario del ministro, sin embargo, no tiene en cuenta que la condena por asesinato de este etarra se produjo cuando aun no estaba en vigor el actual Código Penal, que, desde 2003 y como resultado de un acuerdo entre PSOE y PP, endurece las penas por terrorismo impidiendo los beneficios penitenciarios de los que disfrutó De Juana Chaos. Con el actual código, los 25 asesinatos del etarra le hubieran costado el cumplimiento íntegro de la condena a prisión.

De modo que, para impedir la salida del terrorista, la Audiencia Nacional, a instancias del fiscal del Estado, pidió 9 años de prisión por un delito de amenazas, que, ya en pleno proceso de paz, rebajó a tres.

En rigor, el ministro pretende camuflar una decisión de su gobierno, enmarcada en la política de concesiones a los terroristas separatistas vascos, con ropajes de leguleyo

Y es que esta es una decisión que correspondía al gobierno que bien podría, por ejemplo, haber investigado, las rebajas de condena por supuestos estudios universitarios acreditados por la Universidad del País Vasco, o, al menos, haber exigido el cumplimiento íntegro de esta segunda condena. Esta es una decisión que el gobierno de España podría no haber tomado arguyendo otros preceptos legales.

Pero el gobierno sigue con sus planes de pacificación, para el conflicto vasco haciendo concesiones. Otra vuelta de tuerca más que ya ha provocado la indignación del principal partido de la oposición y de las asociaciones que luchan contra el terrorismo vasco, como el Foro de Ermua y la AVT.

Quedan bien claras las mentiras de Rubalcaba en torno al fin de las negociaciones tra el atentado de Barajas. El gobierno socialdemócrata prosigue con sus planes y sólo se preocupa de disimularlo. Cuentan los socialdemócratas con una buena cuadrilla de plumíferos, tertulianos y demás farándula, a su servicio y creen (como, por desgracia, millones de españoles) que la paz bien vale el desprecio por la justicia.

Pues bien. Tras De Juana Chaos, vienen otras peticiones de los terroristas: El portavoz de Askatasuna, organización ilegal ( y es que en España los terroristas y los partidos ilegalizados que les apoyan dan ruedas de prensa y tienen portavoces) señaló que «el logro de excarcelar a De Juana» corresponde en primer lugar a «la lucha que ha desarrollado el propio preso» (...) «con mucho coraje y mucha valentía y con muchísimos riesgos». No obstante, en nombre de Askatasuna y del Movimiento pro Amnistía y del propio Iñaki de Juana, felicitó «al conjunto de la sociedad vasca, a miles de hombres y mujeres que durante meses han estado peleando por conseguir arrancar de las cárceles españolas a Iñaki de Juana». Olano señaló que «ese logro nos marca el camino, porque revaloriza la pelea. Cuando se pelea se consiguen objetivos, y así es como tenemos que seguir para desactivar esta política penitenciaria y ponerlo en una clave de resolución política el conflicto», añadió.

El portavoz de Askatasuna consideró que «en manos del Gobierno español está mantener en claves de confrontación como está la actual política penitenciaria o ponerlo en claves de resolución política del conflicto, es decir, respetando los derechos que asisten a los presos y presas». Por ello, le reclamó «la inmediata puesta en libertad» de seis presos enfermos que están en «situación grave», así como la desactivación de la denominada "doctrina Parot" y el reagrupamiento de «los presos políticos vascos en Euskal Herria».

¿Reaccionarán los españoles? ¿Podrá el enorme aparato propagandístico del gobierno camuflar esta decisión política invocando la legislación o el humanitarismo ético? ¿Hasta dónde va a soportar España este desprecio por la justicia?

Hace unas semanas que un destacado miembro del PSOE, el presidente de la Junta de Extremadura, Rodríguez Ibarra, pedía, en un mitin, que de Juana no se convirtiera, al morir, en un «héroe». Ya lo ha conseguido: ahora tienen a un «héroe» vivo y en libertad para poder seguir organizando sus «actos heroicos» con impunidad. A no ser que De Juana resulte más aprovechable muerto que vivo, ahora que el gobierno le ha excarcelado.

Si muriese en su casa, el gobierno podría presumir de humanismo y cargar contra la oposición por su falta de caridad con un terminal. Igual ya tienen pensado como provocar «el colapso». Cualquiera se fía de esta gentuza.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando