El Revolucionario

Portada > Mundo > Oriente Medio > Irán ha aumentado su programa de enriquecimiento de uranio

Sin miedo a nada

Irán ha aumentado su programa de enriquecimiento de uranio

Como «un tren al que le faltan los frenos», Irán prosigue su desafió al orden internacional

Jueves 1ro de marzo de 2007, por ER. Teherán

El secretario general de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), Mohamed Elbaradei, afirma que Irán ha rechazado suspender su programa de enriquecimiento de uranio y ha decidido aumentarlo.

«Irán no ha suspendido sus actividades relacionadas con el enriquecimiento (de uranio)», confirmó el informe de Elbaradei presentado ante los 35 gobernadores de la Junta Ejecutiva de la AIEA.

Asimismo, Elbaradei explicó que la teocracia islámica continúa adelante en una planta piloto de enriquecimiento de uranio, mientras continúan las obras de construcción de otra planta nuclear subterránea (a 25 metros bajo tierra) en el complejo de Natanz con varios centenares de centrifugadoras para enriquecer uranio. Al tiempo, subrayó que Irán dispone de cerca de nueve toneladas de gas almacenado para su posterior enriquecimiento.

JPG - 12.2 KB
Mohamed Elbaradei
Constata lo evidente: Irán sigue adelante y la ONU es completamente inerme

Más material atómico

El secretario de la AIEA confirmó que Irán informó a la agencia de sus planes para instalar miles de centrifugadoras cuyo funcionamiento empezará en mayo. «Irán también ha continuado con sus proyectos relacionados con agua pesada», según el informe de Elbaradei. Tanto el plutonio como el uranio enriquecido —producido por reactores de agua pesada— son capaces de fabricar material fisible empleado en las cabezas nucleares.

Por otra parte, Elbaradei, pese a destacar en su comparecencia la cooperación de Teherán por permitir el acceso de la AIEA a sus instalaciones y materiales nucleares declarados, señala en el informe, de seis páginas de extensión, que los expertos siguen «sin poder hacer más progresos para verificar de forma completa los avances pasados del programa nuclear de Irán» debido a la falta de cooperación de Teherán, una violación de la resolución del pasado 23 de diciembre emitida por el Consejo de Seguridad de la ONU, cuyo plazo expiró días atrás.

«Igual que un tren al que le faltan los frenos» avanza Irán, como dijo Mahmud Ahmadineyad, quien aseguró en Talesh, en la costa del mar Caspio, que su país defenderá «sus derechos hasta el final [...] por la senda del acceso a los conocimientos nucleares», cuando se conocía el informe de la AIEA.

Volver a la mesa de negociaciones

Por su parte, la secretaria de Estado de Estados Unidos, Condoleezza Rice, declaró ayer en Berlín que junto a la UE y Rusia promoverán el retorno a la mesa de negociaciones. El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, lamentó que el Ejecutivo iraní «no se sometiera al plazo límite marcado por el Consejo de Seguridad», aunque, no obstante, urgió una vez más al Gobierno iraní a «cooperar totalmente» con el Consejo. Pero la ONU, organismo inerme donde los haya, tan sólo se plantea nuevas sanciones no militares contra Irán, como la prohibición de viajar a personas non gratas o sanciones económicas como la prohibición de las garantías a las exportaciones a Irán. Amenazas formales que Irán, una vez provisto de bomba atómica, ni siquiera tomará en cuenta.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando