El Revolucionario

Portada > España > Juicio 11M: La ceremonia de la confusión

Prosigue el juicio por el 11M en la Audiencia Nacional

Juicio 11M: La ceremonia de la confusión

Las declaraciones de los principales inculpados revelan la insuficiente investigación, después de casi tres años desde el atentado terrorista

Martes 27 de febrero de 2007, por ER. Madrid

A estas alturas ni siquiera se sabe a ciencia cierta qué tipo de explosivo se utilizó en la masacre

Tampoco puede explicarse que el apodado “el egipcio”, a quien se atribuye haber urdido el plan del atentado, a raíz de que la policía italiana interceptara una conversación telefónica, niegue que la voz grabada sea la suya y afirme que la traducción es errónea en un 80 por ciento. ¿Y las pruebas periciales de voz? ¿Nadie se tomó la molestia de contrastar la grabación de la policía italiana con la del imputado?

Otro de los imputados afirma que su declaración inculpatoria se produjo ante las amenazas de la policía y en ausencia de su abogado. Jamal Zougan, confidente de la policía, atribuye sus desdichas a su negativa a seguir colaborando con la policía. Todos los acusados han condenado el atentado y han mencionado el carácter pacífico del Islam. Este tipo de declaraciones, no obstante, no valen un pimiento, dado que, según la sharia o ley islámica, un musulmán puede mentir y disimular cuanto quiera (“taquilla”) si esto resulta conveniente para sus intereses.

Mucho más preocupante es que, a estas alturas, anden los peritos realizando pruebas con el fin de determinar qué explosivos se usaron el fatídico 11M.

La presencia de DNT (Dinitrotolueno) en proporciones menores al 1 por ciento conduce a dos tipos de análisis: el diario El Mundo insistía en sus editoriales de ayer (26-2-2007) en que la sustancia no se hallaba en las muestras recogidas como resultado de una contaminación en origen (recordamos que el DNT no forma parte de la Goma 2 ECO que, supuestamente explotó, sino de la Goma 2 EC). El Mundo razona la imposibilidad de la contaminación y añade un nuevo dato: tres de las muestras no contienen DNT ¿cómo es posible esto? Si la goma 2 ECO estaba contaminada por DNT ¿cómo que aparecen trazas en el explosivo utilizado en los trenes, pero no en los explosivos que se recogieron de la vía del tren AVE sin explotar viniendo ambos explosivos del mismo sitio?

Hoy mismo sabemos que el informe preliminar de los peritos, sobre el análisis de los explosivos del 11-M, revela que las muestras que contienen DNT son las que estuvieron bajo la custodia de Sánchez Manzano, al frente de los Tedax. No presentan este componente las muestras M-9-5, M-10-2 y M-10-3-B, que estuvieron en dependencias de la Audiencia Nacional y la Guardia Civil. Ninguna de estas tres corresponde a restos de explosivos recogidos en los trenes sino que se corresponden con lo hallado en la vía del AVE en Mocejón y en el piso de Leganés. Los peritos no han podido hacer un análisis cuantitativo por falta de muestras suficientes. Además, faltan aún algunas pruebas, como el cotejo con Titadyne.

El diario ABC y el progubernamental “El País” defienden la tesis de la contaminación que, según El Mundo, no pudo producirse si nos atenemos a las razones que aporta la propia empresa fabricante de los explosivos.

Pero lo verdaderamente llamativo es que, a estas alturas, no se sepa qué diablos explotó en los trenes madrileños y tenga que ser el juez del caso quien solicite las pruebas que deberían haber sido aportadas por la investigación del juez instructor.

Para más INRI, los policías que falsificaron un documento pericial, en donde se mencionaba la posibilidad de que los explosivos utilizados fueran semejantes a los que utiliza habitualmente la ETA, pasarán por el banquillo de los acusados.

Y verdaderamente esperpénticos y grotescos son dos asuntos relacionados con el juicio: uno, que el presidente del SUP, Sindicato Unificado de Policía, pidiera, en entrevista en Telemadrid, que el investigador Luís del Pino, de Libertaddigital, quedase «encerrado en una habitación dónde no llegue el estado de derecho» con el artificiero que neutralizó la “mochila bomba” de Vallecas (que, según las investigaciones de del Pino, no podía explotar al estar sueltos los cables). Otro, que el abogado, un miembro de la ETA que obtuvo su licenciatura en la cárcel, de uno de los acusados, haya recusado a un perito cuyo hijo falleció como consecuencia de los atentados.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando