El Revolucionario

Portada > España > ¿Los moros son de "izquierdas"?

El portavoz de la Junta Islámica, Yusuf Fernández, pide a los musulmanes que voten al PSOE o IU

¿Los moros son de "izquierdas"?

Largo artículo en Webislam en el que se califica al PP de islamófobo

Viernes 23 de febrero de 2007, por ER. Madrid

Tras señalar sus poderes ( En España somos casi un millón ) el articulista ataca al Partido Popular al que considera un estorbo para los planes expansionistas del Islam.

JPG - 4.1 KB
¿Qué pensarán los moros a propósito del matrimonio gay? ¿Disimularán?
Los moros, incluyendo a los habitantes de los "civilizados" Emiratos Árabes Unidos, suelen lapidar a los homosexuales

Yusuf Fernández, conocido en su época de cristiano como Luis José Fernández Ordóñez, nacido en Laviana (Asturias) y estudiante de derecho en la Universidad de Oviedo, es el portavoz de la Junta Islámica y publica asiduamente para los españoles islamizados en webislam.

Es el mismo sarraceno que puso en la diana a Gustavo de Arístegui quien, tras el artículo de Fernández acusándolo de islamófobo, recibió amenazas de muerte. El diputado del PP hizo responsable a Yusuf de estas amenazas.

En vísperas de las elecciones municipales y autonómicas el portavoz de la Junta Islámica, en plena ofensiva del Islam en la península, dice que hay que votar al PSOE o, en su defecto, a IU.

En el artículo, titulado «Los musulmanes y la política», Yusuf Fernández comienza avisando de que son “casi un millón” de musulmanes en España y que es creciente el número de ellos que han obtenido la nacionalidad española. De forma que estos votos tienen que pesar a favor de la expansión de la ideología sarracena en España:

«Esta cada vez más estrecha vinculación de los miembros de la comunidad musulmana con España les plantea también una mayor responsabilidad en su actuación como ciudadanos». La “responsabilidad” a la que se refiere Fernández es la de acercarse a los colegios electorales. Y por eso se ve en la necesidad de «hacer una recomendación de voto dirigida a favorecer al candidato que más se identifique con sus posiciones e intereses y dificultar el acceso al cargo de aquel otro que sea más contrario a los mismos»

Después arremete contra el PP

«En los últimos años y meses hemos sido testigos de cómo una fuerza política de raigambre nacional, el Partido Popular, ha adoptado políticas que se han opuesto a los intereses de la comunidad musulmana en España de forma bastante radical y, de forma más amplia, a las posturas favorecidas mayoritariamente por el mundo árabe y el musulmán en los foros internacionales».

Entre otras cosas, Fernández dice que “durante los ocho años del gobierno del PP, los musulmanes sufrimos un ostracismo total”, y señala que “las victorias electorales del PP –ya sea a nivel local, autonómico o nacional- supondrían retrocesos graves en los derechos de los musulmanes en España”.

Después, precisa a quién deben votar : «No tienen más opción que participar activamente en política apoyando a las fuerzas políticas progresistas –como el PSOE, IU, Coalición por Melilla, la UDCE y otras– no sólo porque estas fuerzas apoyan en mayor o menor medida los intereses y aspiraciones de la comunidad musulmana, sino porque constituyen también una barrera frente a los sectores políticos islamófobos, que se encuentran hoy en día cobijados, en gran medida, dentro del PP».

La cuestión fundamental está en determinar cuáles son esos “intereses y aspiraciones de la comunidad musulmana” y en qué “mayor o menor medida” están dispuestas las izquierdas indefinidas a apoyarlos.

Por lo que sigue, sobre Aznar, podemos ver por dónde van los tiros:

«fue uno de los tres dirigentes mundiales que apoyó la invasión de Irak(...) Desde la FAES, la fundación que preside, Aznar ha intentado importar a España el pensamiento extremista de los neocon estadounidenses, partidarios fervientes de la doctrina del choque de las civilizaciones».

Es claro que uno de esos “intereses” es una posición del gobierno español favorable a la expansión del Islam no sólo en España, sino, en tanto que amenaza global que pretende la conversión al Islam de los cafres europeos y de «la Humanidad entera en su descendencia común de Adán y unida en su adoración a Alá», como reza en la Declaración de los derechos humanos del Islam.

Como es natural, a continuación acusa a los populares de «mostrar repetidamente su oposición, incluso mediante el empleo de expresiones irónicas, a la iniciativa de Zapatero sobre la Alianza de Civilizaciones»

Pero los conversos musulmanes españoles como Fernández, Galán, Escudero y demás, son, en su mayor parte, antiguos militantes de partidos de izquierdas que, por los motivos que sean, acabaron viendo el Islam como un movimiento redentor.

Alucinados con los cuentos románticos de Al Andalus y las pamplinas de las tres culturas -por cierto, alentadas también por el PP en el Levante-, divididos en agrupaciones que no pueden ni verse y financiados por distintos países musulmanes (para una información precisa es recomendable ver La España convertida al Islam de Rosa María Rodríguez Magda, en Áltera), los moros hispanos no hacen sino reclamar el voto para sus aliados.

Las cuestiones quizá no son tan sencillas, porque en la propia indefinición de la izquierda, votante de los socialdemócratas del PSOE y los pseudocomunistas de IU, se cruzan corrientes opuestas ¿Qué dirán las feministas y feministos, defensores de cuotas para mujeres, de los derechos de la mujer en el Islam?. También con la política real del gobierno de Zapatero: sin duda los intereses de los musulmanes de España coinciden con la política de Zapatero en Irak. ¿Pero qué ocurre con Afganistán?

¿Y hasta dónde estarán dispuestos PSOE e IU a propiciar la estrategia de recuperar al Andalus?

A la espera de que estas contradicciones se hagan notar, los conversos niegan de plano que hubiera una invasión sarracena en la Península. Esto es cosa de Franco: Yusuf Fernández dice que «la idea de que hubo una ocupación musulmana parece sacada de un cómic de épocas franquistas».

De todo esto resulta que los musulmanes peninsulares, financiados por gobiernos teócratas y adictos a una ideología medieval y retrógrada hasta el paroxismo, prefieren a los partidos progresistas. ¿Son los moros de izquierdas? ¿Qué izquierda puede incorporar en su seno a un proyecto teocrático?

Al sarraceno se le escapa, para finalizar, una amenaza muy concreta sobre Ceuta y Melilla: no se puede consentir, dice, que «estén gobernadas por un partido que no oculta su hostilidad hacia los intereses de los musulmanes». Y advierte de que en las dos ciudades autónomas, los musulmanes en «el futuro podrían convertirse incluso en una mayoría».

Toda una muestra de las tácticas y estrategias de la ofensiva islámica en España. Tras reclamar la Catedral de Córdoba, el patrimonio de al Andalus, la enseñanza del Corán en las escuelas, el velo, etc. ahora piden el voto para el PSOE e IU.

No está de más saberlo.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando