El Revolucionario

Portada > Mundo > Oriente Medio > Los sunnitas atacan a los chiitas en Irán

Lucha entre facciones islamitas

Los sunnitas atacan a los chiitas en Irán

Muertos 18 Guardias Revolucionarios

Sábado 17 de febrero de 2007, por ER. Teherán

Un auto bomba hizo volar el miércoles un autobús de las Guardias Revolucionarias provocando la muerte de 18 personas en una ciudad fronteriza al sudeste de Irán, donde a menudo se enfrentan fuerzas de seguridad y grupos involucrados en narcotráfico.

Irán se vio sacudido ayer a la mañana por un atentado dirigido contra la Guardia Revolucionaria, un grupo militar de elite independiente de las Fuerzas Armadas. El resultado fue de 18 muertos y 30 heridos en las afueras de la ciudad de Zahedan, cerca de la frontera con Pakistán y Afganistán. Un artefacto explosivo escondido en un auto explotó en una calle cuando circulaba un autobús que transportaba a miembros de la Guardia Revolucionaria.

JPG - 6.7 KB
Terrorismo entre islamitas
El autobús atacado por los sunnitas en Irán

El auto se detuvo delante del autobús simulando una avería. Inmediatamente, cuatro hombres que se encontraban dentro del vehículo se bajaron y huyeron del lugar en motos que ya estaban en el lugar, estallando a continuación una bomba. Tras el hecho, fueron detenidas al menos cinco personas sin que se haya obtenido informaciones al respecto.

Soldados de Dios

Jundollah o «Soldados de Dios», un oscuro grupo musulmán sunnita que Irán ha vinculado a Al Qaeda, se adjudicó la responsabilidad del atentado, según informaron las agencias de noticias y los canales de televisión iraníes.

El portavoz de la Guardia Revolucionaria, coronel Mohamed Javad, acusó a «elementos diabólicos y anti revolucionarios de llevar a cabo este atentado terrorista», al tiempo que otras fuentes apuntaban a grupos narcotraficantes. Zahedan es la capital de la provincia de Sistan Beluchistán, en el este de Irán. Su población es mayoritariamente sunnita, escisión del nieto de Mahoma, Husein, a diferencia del resto de Irán, en donde son mayoría los chiítas, lo que constituye una muestra de la fragmentación del Islam.

La provincia es considerada un centro para el tráfico de drogas, por lo que son numerosos los Guardianes de la Revolución asentados allí para luchar contra el narcotráfico. También sufre la presencia de grupos separatistas. La Guardia Revolucionaria, contra la que estuvo dirigido el atentado, es un cuerpo formado tras la Revolución Islámica de 1979 protagonizada por los chiitas, que sostienen que la religión debe controlar el estado, y dispone de sus propias fuerzas aérea, naval y terrestre. El presidente Mahmud Ahmadinejad es un ex comandante de este cuerpo oficial e independiente de las Fuerzas Armadas regulares.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando