El Revolucionario

Portada > América > Venezuela > William Lara anuncia formalmente la disolución del Movimiento Quinta (...)

Hasta ahora director general del Comando Táctico Nacional MVR

William Lara anuncia formalmente la disolución del Movimiento Quinta República

Se disuelve el partido oficialista venezolano para dar paso al Partido Socialista Unido de Venezuela, el partido hegemónico que regirá los destinos de Venezuela

Miércoles 20 de diciembre de 2006, por ER. Caracas

El dirigente y periodista William Lara, director nacional del hasta ahora partido oficialista venezolano MVR, anunció formalmente la disolución de esa organización para dar paso al Partido Socialista Unido de Venezuela PASUV. Las propiedades del MVR serán donadas a la nueva fuerza política

En la mañana del martes 19 de diciembre de 2006, tras reunirse el Comando Táctico Nacional del Movimiento Quinta República MVR, el dirigente y periodista William Lara, director nacional del hasta ahora partido oficialista venezolano, anunció formalmente la disolución de esa organización para dar paso al Partido Socialista Unido de Venezuela PASUV. Las propiedades del MVR serán donadas a la nueva fuerza política, aunque se reservarán los derechos sobre el nombre y la identidad corporativa del extinto partido para evitar abusos por parte de terceros.

William Lara fue uno de los fundadores con Chávez, en 1997, del Movimiento Quinta República, y pasa por ser quien más sabe en el MVR de formación y organización de un partido político. Se le ha definido como un civil con conducta militar. Nació en el seno de una familia muy humilde de El Socorro, en el estado Guárico, y se formó en el marxismo influido por el hispano mexicano Federico Álvarez (1927) y por Rodolfo Quintero (1909-1985). Culminó sus estudios de Comunicación Social en la Universidad Central de Venezuela UCV y una maestría en Ciencias Políticas en la Universidad Simón Bolivar USB. En el Polo Patriótico intervino activamente en labores de propaganda y de cohesión interna. Hasta sus enemigos le reconocen una buena formación teórica y capacidad de actuación independiente y firme como ideólogo.

William Lara, como diputado, presidió la Asamblea Nacional entre 2000 y 2002, y tuvo un especial protagonismo en las luchas internas por el poder que se produjeron en el seno del MVR en 2003, a los cinco años de su fundación, y que se resolvió mediante la llamada «democratización patriótica», con las primeras elecciones generales internas a un partido que se produjeron en todo Venezuela, el día 29 de junio de 2003, en las que paticiparon más de un millón de militantes del MVR. Los militantes eligieron ese día un total de 318 delegados que los representarían en la Convención Nacional del MVR, en un proceso que radicalizó la división interna en dos grandes bloques: los «Militares», encabezados por Luis Alfonso Dávila, Ramón Rodríguez Chacín y Adan Chávez (acusados de fraude electoral) y los «Antivampiros», encabezados por William Lara, Iris Varela, Juan Barreto y la mayor parte de los parlamentarios del MVR. En julio se los delegados eligieron la Dirección Estratégica Nacional, donde según los analistas de entonces, de los sesenta miembros principales de la DEN, cincuenta y un puestos fueron ocupados por antivampiros y cinco por militares. Esta victoria aplastante de la principal facción interna del MVR se trasladó a la composición del Comando Táctico Nacional CTN, formado por quince miembros: Hugo Chávez (Presidente del MVR), Francisco Ameliach (Director general del MVR), William Lara (Director general del CTN), Hugo Cabezas (Secretario general del CTN), Eliézer Otaiza (Director de Finanzas), Elías Jaua (Director de Formación), Aurora Morales (Director de Ideología), Nicolás Maduro (Director de fuerzas sociales)...

A comienzos de 2006 William Lara criticó con crudeza la estrategia mediática seguida por el gobierno, lo que supuso que Chávez destituyese al ministro Yuri Pimentel, tras siete meses en el cargo, y nombrase ministro de Comunicación e Información de Venezuela al propio William Lara, confirmando así la confianza que existe entre ambos dirigentes.

En los últimos años su tarea constante ha consistido en desenmascarar falsos aliados que en realidad no hacían sino debilitar el poder revolucionario protagonizado por el MVR, siendo reconocido su rigor y firmeza en la imposición de medidas disciplinarias y en los intentos de controlar el batiburrillo que hasta ahora formaban varios de los partidos y partiditos cercanos al MVR. Así, no dudó al tener que expulsar del MVR al gobernador Antonio Rojas Suárez, como tampoco lo había hecho antes al tener que expulsar al militar William Izarra.

La firmeza revolucionaria de dirigentes como William Lara permite augurar que el oportuno y necesario proceso unificador del que nace el Partido Socialista Unido de Venezuela culminará con la eliminación de tantos y tantos intereses menores, subjetivos, individuales y particulares que no representan más que otras tantas rémoras en el proceso revolucionario venezolano, que necesita más que nunca de unidad de acción y claridad ideológica.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando