El Revolucionario

Portada > España > Resultados de la política socialdemócrata: los bancos ganan más que nunca (...)

Tras el balance económico de 2006

Resultados de la política socialdemócrata: los bancos ganan más que nunca mientras los sueldos se estancan

Las cuentas dejan claro a beneficio de quién gobierna el PSOE

Jueves 1ro de febrero de 2007, por ER. Madrid

Mientras el aparato propagandístico del PSOE se escuda en eslóganes como la «mejor distribución de la renta», la «igualdad», la «defensa del obrero» y otros, su realpolitik permite a los grandes bancos sacar jugosas tajadas del capital, mientras que el sueldo de los obreros pierde poder adquisitivo.

El líder por beneficios volvió a ser en 2006 el Grupo Santander, con la cifra récord para la economía española de 7.596 millones de euros (un 22,12 por ciento más que en 2005), impulsada por las plusvalías extraordinarias por la venta de sus participaciones en Urbis (a través de Banesto), San Paolo IMI, Antena 3 y Santander Santiago.

El BBVA se situó en segunda posición, con casi 3.000 millones menos de beneficios que su principal competidor. El grupo bancario ganó 4.736 millones de euros (un 24,4 por ciento más) gracias al fuerte crecimiento de su actividad en México y a los ingresos obtenidos al desprenderse de Repsol, BNL y Banc Internacional d’Andorra. Le siguió «La Caixa», que duplicó resultados hasta 3.025 millones de euros gracias también a las numerosas ventas realizadas. Caja Madrid adelantó a la cuarta posición con unas ganancias de 1.033 millones de euros (un 22,8 por ciento más) y el Popular cayó a la quinta plaza con unas ganancias de 1.026 millones (un 16,86 por ciento más).

Por primera vez, las cinco grandes superaron los 1.000 millones de euros de beneficio, un logro del que, hasta hace dos años, sólo podían presumir Santander y BBVA. Los créditos aumentaron de forma conjunta un 20,49 por ciento, con lo que sobrepasaron los 1,1 billones de euros, mientras que los recursos gestionados de clientes aumentaron un 11,04 por ciento, hasta 1,59 billones. Con estos aumentos de actividad, las cinco entidades pudieron incrementar un 12,60 por ciento los ingresos por comisiones, hasta 14.563 millones de euros, y un 11,94 por ciento los gastos, que se situaron en 23.607 millones. Este incremento de costes se debió, en buena parte, a la expansión de oficinas aplicada por estas entidades, que contaban a final de 2006 con 28.053 sucursales repartidas por todo el mundo, 1.140 más que un año antes.

Mientras los principales bancos y cajas baten récords de ganancias, otros informes apuntan que el salario medio de los españoles se ha depreciado, durante 2006, un 3% como consecuencia, principalmente, de la llegada de millones de inmigrantes que realizan las tareas a menor coste y con la connivencia de los sindicatos.

En un país con 8 millones de parados las cuentas del capital salen redondas: los trabajos que estos desocupados deberían realizar son desempeñadas por inmigrados, legales e ilegales, que abaratan los costes de producción generando mayores beneficios empresariales, mientras que el Estado asume la tarea de mantener a los desempleados con cargo a los impuestos que se reparten entre todos los contribuyentes.

Mientras bancos y empresas hacen negocios redondos que les permiten acumular capitales para su expansión (preferentemente, el mercado suramericano), los obreros españoles pierden poder adquisitivo sin que los sindicatos digan ni mú.

El PSOE, a base de retórica barata, consigue lo que, seguramente, estaría criticando al PP si éste gobernase: que los beneficios, en lugar de recortar las diferencias de renta entre las clases sociales, agrandan aún más la distancia.

Los favores del gobierno a la banca son, a veces, incluso más explícitos, como el apoyo del gobierno a la OPA que Gas Natural, empresa controlada por «la Caixa» de Cataluña, lanzó sobre la eléctrica ENDESA.

Tampoco es despreciable el apoyo que las entidades financieras dan al separatismo: una vez que «nos hemos encontrado en Europa» ya no les hace falta la unidad del mercado nacional español (entre otras cosas porque tienen copado el mercado).

Por otro lado, la bolsa también bate récords.

A todo esto le llaman, aquí en España, «socialismo». Para llorar.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando