El Revolucionario

Portada > América > Venezuela > El comandante William Izarra, ideólogo del partido único desbordado por la (...)

Impulsor en Venezuela del antiimperialismo filo mahometano

El comandante William Izarra, ideólogo del partido único desbordado por la realidad

Conviene releer uno de los documentos base del proceso de unificación que convertirá en hegemónico al Partido Socialista Unido de Venezuela

Martes 19 de diciembre de 2006, por ER. Caracas


JPG - 6.3 KB
El comandante William Izarra

William Izarra es uno de los principales ideólogos de la revolución venezolana y buen conocedor de los procesos revolucionarios dirigidos por militares, en particular en el ámbito islámico de antes de la caída de la Unión Soviética. Ya en 1979 la guerrilla venezolana decidió enviarle a Irak, siendo entonces jefe de la conspiración en la FAN (R-83, ARMA), con el fin de establecer relaciones formales entre los oficiales pertenecientes a la conjura cívico-militar y el alto mando de Saddam Hussein, al objeto de articular una geopolítica antiimperialista intercontinental común. Así, en 1980 viajó a Bagdad, donde se reunió con autoridades del Gobierno, con dirigentes del partido socialista Baath y con el Alto Mando militar iraquí. En 1983 y 1984 se reunió en Trípoli con Gaddafi, volviendo a Libia años después, ya con Chávez en el poder, en misión oficial. En 2005, siendo viceministro para Asia, Medio Oriente y Oceanía, anunció William Izarra la creación de un «foro Internacional de países revolucionarios del Sur identificados con la posición antiimperialista», sin excluir sorprendentemente a los procesos reaccionarios inspirados por el Islám, y la formación de un centro de estudios geopolíticos Irán-Venezuela. William Izarra es también padre del periodista Andrés Guillermo Izarra García (1969), que en agosto de 2004 fue nombrado ministro de Comunicación e Información de Venezuela.

El comandante y viceministro William E. Izarra hizo público en septiembre de 2006 su análisis cara a lograr la unificación política, en el documento El partido único en tres fases, que sirvió de base para las discusiones abiertas al objeto de transformar el Movimiento Quinta República MVR en un partido único, tal como hizo público el presidente Chávez el pasado 15 de diciembre en su discurso del Teatro Teresa Carreño de Caracas, al anunciar el Partido Socialista Unido de Venezuela PASUV.

Según el comandante Izarra la etapa actual del proceso revolucionario iniciado en Venezuela en 1999 no ha culminado, y hasta ahora se han cumplido dos fases: el cambio de poder (1999-2004) y el desarrollo endógeno (2004-2006). La tercera fase, de definición revolucionaria, se habría iniciado a comienzos de diciembre, con la confianza puesta por el pueblo de nuevo en Chávez.

Conviene releer los planes esbozados por Izarra hace tres meses, para advertir, entre otras cosas, cómo el proceso de unificación parece que se realizará en menos tiempo del previsto entonces, gracias sin duda al importante apoyo electoral del 5 de diciembre, y a la firme decisión del Comando Táctico Nacional del MVR. Estos son los principales párrafos del escrito del comandante Izarra, publicados en septiembre de 2006:

«Transición por etapas. Fases, podemos llamarlas. Transición porque vamos a ir de las estructuras partidistas reformistas a la composición orgánica revolucionaria sustentada en el método asambleario. Tal como lo tiene que hacer ahora el Consejo Comunal en lo que respecta a la participación de la comunidad en las políticas públicas y la decisión en su propio destino.

Además, transición porque todavía hay quienes no asimilan la vía revolucionaria. Algunos la han confundido por ausencia de claridad ideológica, con las posiciones reformistas de la cultura de la democracia representativa. Por esa razón, se debe ir al Partido Único por fases. No todos aceptan la propuesta del Presidente. A muchos les ha caído como un baño de agua fría. No obstante, estimo que esa es una meta a alcanzar en el corto plazo, en un lapso no mayor de los doce meses.

Considero que se deben cumplir tres fases para vencer todas las resistencias. La primera, a la que denomino como la metódica desde abajo, es la sinceración democrática de todas los partidos y unidades políticas de participación colectiva. Es la fase de implantar la consulta a la militancia, por medio de las asambleas a fin de decidir asuntos trascendentales, tales como: (i) elección de autoridades a todos los niveles; (ii) apoyo al gobierno en la construcción del poder popular; (iii) atención a las comunidades para reforzar a los organismos públicos que combaten la pobreza. Esta fase puede abarcar el primer semestre del año próximo.

La segunda fase, una vez que se haya puesto en práctica la metódica desde abajo y sean legitimadas las autoridades por la vía de las asambleas de base, comienza la etapa de la Plataforma Unitaria. Todas las organizaciones políticas se acuerdan con base en los siguientes objetivos comunes: (i) asumir un programa único para sumarse al proceso de transformación del país, de acuerdo a las siete (7) líneas estratégicas definidas por el Presidente Chávez; (ii) homogeneizar el pensamiento político ideológico que soporta la acción emancipadora del pueblo, a través del enriquecimiento de la tesis del Socialismo del Siglo XXI; (iii) estimular el sentimiento colectivo para elevar la espiritualidad revolucionaria que sustenta un modelo de sociedad basado en el bien común del colectivo; (iv) acoplarse a un plan rector para la incorporación de toda la militancia revolucionaria a la defensa integral de la Nación; (v) incrementar las acciones de demostración, por convencimiento y lucha, del antiimperialismo mundial.

La Plataforma Unitaria es ya en sí el prototipo de organización de lo que podría ser el Partido Único. La Plataforma tendrá una dirección colectiva integrada por los voceros (portadores de la encomienda decidida en la asamblea de base) de todas las organizaciones políticas, cuya función será la de coordinar las acciones colectivas que se derivan de los objetivos comunes. Es necesario resaltar que los voceros no toman decisiones de manera autónoma. Los voceros llevan la voz de lo que decida su respectiva asamblea general. Es, en términos reales, un lleva y trae de lo que acuerde el colectivo en la asamblea. La fase de la Plataforma Unitaria podría durar un semestre también. Así tendríamos que para fin de año (2007) se perfila el rol a cumplir por el Partido Único. Sus dos experiencias previas la colocan en la antesala de su primer reto, lo que nos llevaría a iniciar la tercera fase.

A partir de enero del 2008 se le daría inicio a la fase que vamos a llamar de la Unidad Revolucionaria (UR), la cual comprende la transformación de Plataforma en Partido Único. Etapa decisiva para que los voceros de la Plataforma Unitaria, previa consulta a sus respectiva asambleas de base, lleguen al acuerdo de presentar la estructura orgánica (objetivos, composición, responsabilidades, tareas y sentido unificado de pertenencia) de acción común, colectiva, solidaria y homogénea. Su primera tarea de consolidación política y de meta colectiva es la presentación del plan electoral 2008 para las elecciones de Gobernadores, Alcaldes y Concejales a mediados de ese año.»


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando