El Revolucionario

Portada > Valoraciones y análisis > Grupo Promacos > La Ministra de la Guerra cede a los mahometanos el castillo de S. Fernando (...)

En nombre de la Alianza de Civilizaciones

La Ministra de la Guerra cede a los mahometanos el castillo de S. Fernando de Figueras

Se justifica como compensación por una cesión a grupos católicos en el 2003

Viernes 10 de septiembre de 2010, por Grupo Promacos

Mientras la prensa amiga y favorecida por el Gobierno, se esfuerza, un día sí y otro también, en mostrar la cara «amable» del Islam, apelando a los atributos de esta herejía del cristianismo que podemos situar bajo la influencia del Mito de la Cultura, la Ministra de la Guerra —vocablo «vaporizado» al más puro estilo orweliano dentro de tales medios filogubenamentales—, se ha apresurado a mostrarse favorable a ceder el castillo de San Fernando en Figueras a diversas comunidades mahometanas, que allí podrán rezar y desplegar diversas ceremonias inscritas en el período del ramadán.

JPG - 1.5 MB
Castillo de San Fernando de Figueras
Otra cesión más a la yihad islámica

La justificación para tan peculiar apoyo, ha sido, en palabras de esta representante del nacionalismo catalán, que: «hay una cuestión de agravio comparativo y es el trato que se da a la iglesia católica en las Fuerzas Armadas», aludiendo de este modo, a la cesión de otras instalaciones militares a organizaciones católicas, como así ocurrió en 2003 cuando se celebró un encuentro de jóvenes con el PP en la base militar de Cuatro Vientos, o al próximo acto que el próximo domingo tendrá como escenario la base de Armilla, donde tendrá lugar una beatificación. «Defensa no negará derechos a determinados ciudadanos por su religión», ha añadido la admiradora de Pepe Rubianes, en un impecable ejercicio de fundamentalismo democrático, quien ha concluido afirmando que: «el Parlamento nació para dar derechos, no para negarlos».

Las palabras de la Chacón, como decimos, cumplen escrupulosamente con la corrección política imperante, sin embargo, y a pesar de los argumentos leguleyos empleados, la Ministra no repara en el hecho de que desde posiciones islamistas, la integridad de la nación española viene siendo amenazada, por lo que la titular de Defensa —que así se llama su ministerio— debiera ser consciente de lo que España se juega cada vez que se hace una cesión que favorezca a estos grupos.

Por todos son conocidos los episodios de la Isla de Perejil, de lo que tanta mofa hicieron los medios arriba citados, los mapas marroquíes bajo los que se fotografió el Presidente del Gobierno y Ministro de Deportes, o el hostigamiento al que se ven sometidas las ciudades de Ceuta y Melilla, y ello por no recordar el sainete que ha servido para financiar a Al Qaeda, de resultas del secuestro de dos ciudadanos españoles de origen catalán, que por tierras marroquíes se dedican a lavar su aburguesada conciencia.

Por todo ello, desde El Revolucionario, no podemos sino recelar en torno a tal decisión, máxime si tenemos en cuenta que es precisamente en Cataluña donde se incuban movimientos políticos y sociales de sesgo islamista que no son sino un peligro que hay que combatir por el bien de España.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando