El Revolucionario

Portada > Valoraciones y análisis > Grupo Promacos > Marruecos, la tierra hostil

No esconde su amenaza

Marruecos, la tierra hostil

Y se aprovecha del panfilismo español

Jueves 27 de mayo de 2010, por Grupo Promacos

Fue durante un discurso ante la Cámara de Representantes, el pasado 17 de mayo, en el que el primer ministro del país enemigo afirmó que Marruecos debía abrir con España un diálogo para poner fin a la "ocupación" de Ceuta y Melilla.Y lo que debía de haber producido inmediatamente una suspensión de las relaciones diplomáticas con la vuelta a España de nuestro embajador en Marruecos, se quedó en la expresión de una simple opinión personal, según las autoridades españolas.

GIF - 10.2 KB
Marruecos, el único país que amenaza la integridad territorial de la Nación Española
Y sus dirigentes en Babia, sin enterarse de ello

Y es que el panfilismo, esa ideología que corroe a la clase política española, ha dado en creer que los planes y programas expansionistas de la potencia vecina, amenazadores desde todo punto de vista de la soberanía española, son opiniones personales del ministro alauita.

Moratinos, el de goyesco rostro, dice que se trata de una posición «conocida», que España «rechaza», pero que «no impide tener en estos momentos una buena relación con Marruecos». El Grupo Promacos, en cambio, afirma que, so pena de que el ministro confunda los Estados con los representantes personales de los mismos, con los que no dudamos tendrá buena relación –-su maurofilia se lo permite—, si España rechaza la consideración de sus territorios como colonias, no cabe otra salida que desautorizar con firmeza al marroquí.

Lo peor es que la cruzada islamista de Marruecos no se esconde. Con un ministerio de Asuntos Islámicos, unos cien cristianos han sido expulsados del país, al parecer, por hacer proselitismo, entre los cuales figura un español, Francisco Patón Millán. Expulsado la semana pasada, Patón dirige una empresa energética y está acusado de intentar convertir a musulmanes.

Y de nada de esto quieren enterarse los dirigentes españoles. En su lugar, se acogen al ridículo armonismo de la Alianza de las Civilizaciones que ha calado hasta en los miembros del Partido Popular. Ante las mismas declaraciones del marroquí, el presidente de la Ciudad Autónoma de Ceuta, Juan Jesús Vivas (PP), afirmó hoy que los ceutíes conocen y aprecian a Marruecos debido a que son «muchos siglos de contactos» basados en el «afecto, el aprecio y la consideración». Y prosiguió, reduciendo el patriotismo español a un sentimiento: «No es incompatible ese sentimiento [de ser español] con el aprecio a un vecino que tiene extraordinarias virtudes y que, además, en muchos aspectos lo consideremos como de la familia, por razón de las raíces comunes».

¿De qué raíces comunes hablará este pánfilo del PP? Acaso del Australopiteco que habitó en África. No parece que los cristianos recién expulsados sean vistos con el mismo amor filial.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando