El Revolucionario

Portada > Mundo > Indonesia > El burkini o cómo bañarse en el mar según el Islam

La última moda se adapta a las preferencias de los mahometanos

El burkini o cómo bañarse en el mar según el Islam

Una diseñadora australiana colabora en la discriminación de la mujer en el Islam

Viernes 19 de enero de 2007, por ER. Yakarta

Una diseñadora australiana ha inventado una prenda para que las musulmanas puedan bañarse con el burka puesto, tal y como exige la teocracia islámica. Lo ha llamado burkini (mezcla de burka y bikini) y ya hace furor en la propia Australia: ha vendido 9.000 piezas en unos días

El burkini ha sido inventado por una diseñadora australiana perteneciente a la Surf Life Saving Australia, asociación de socorristas australianos. Sólo en el país ya han vendido 9.000 prendas, a un precio de 100 euros. Esta prenda es ideal para la moral islámica, la misma que ya es ley en Indonesia: deja al descubierto solamente una parte de la cara, las manos y los pies.

La prenda en cuestión tiene una función natatoria y ya se exhibe en las playas australianas. La Surf Life Saving Australia, haciéndose cómplice de las falsedades del multiculturalismo que supuestamente hay en la sociedad aussie, han diseñado esta nueva prenda para que las mujeres musulmanas puedan formar parte de esta asociación de voluntarios socorristas, manteniéndolas así en sus irracionales creencias que consideran pecaminoso que el cuerpo femenino pueda exhibir sus partes menos pudendas. Ni siquiera un traje de neopreno sería bien visto por el Islam.

En el aniversario del biquini

JPG - 25.5 KB
Un traje de baño más racional para el deporte playero

Incluso ha habido comentarios considerando el burkini como un gran hito coincidente con el sesenta aniversario del biquini, como si tuviera algo que ver un traje de baño reducido y que no es precisamente propio de una moral pudorosa, con otro que recuerda a tiempos donde la rígida moral católica, propia del Antiguo Régimen, prohibía bañarse enseñando siquiera las piernas o el vientre.

Sin duda que el burkini echa abajo los principios más elementales de las sociedades modernas que han superado el oscurantismo del Antiguo Régimen. Además, se pone así de manifiesto que los creyentes, conversos o inmigrantes musulmanes son de hecho inasimilables en una sociedad no islamizada, y que algunos, en este caso en el ramo de los diseñadores, pretenden hacer de tontos útiles para que no se produzca su integración efectiva. Tras la aparición de la última moda de baño, ya se proponen zonas de baño separadas para mujeres y hombres, todo un ejemplo de lo que produce la moral islámica y sus pretensiones mundializadoras.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando