El Revolucionario

Portada > América > Ecuador > El estilo kitsch de Rafael Correa

Tras vergonzosas ceremonias ejecutadas por chamanes y clérigos salesianos

El estilo kitsch de Rafael Correa

El presidente ecuatoriano toma posesión de su cargo en el Congreso tras extravagantes ceremonias indígenas

Martes 16 de enero de 2007, por ER. Quito

Una miscelánea de ritos, símbolos y gestos de diversa procedencia, envuelven una toma de posesión que anuncia grandes transformaciones para Ecuador y sus países vecinos

Rafael Correa el día de la toma de posesión de su cargo

Ayer pudimos asistir en el Congreso a la toma de posesión del nuevo presidente electo, Rafael Correa. El acto, pese a algunas singularidades, se atuvo al protocolo habitual, y se produjo un día después de que Correa, flanqueado por Chávez y Morales, escenificara una extravagante ceremonia, arropado por representantes de las diferentes «culturas indígenas».

Dicha ceremonia, comenzó con un «acto de purificación» ejecutado por cinco chamanes (asistidos, cómo no, por clerigos católicos de la comunidad salesiana), tras la que recibió el bastón de mando, un acial, un poncho y un sombrero. La recepción de estos símbolos de origen agrícola, tenía la intención de augurar buen juicio y buen gobierno al próximo presidente. Posteriormente, y sin aparente contradicción, se celebró una misa católica en español y quechua.

Rafael Correa investido a la moda indígena 1/2

Rafael Correa investido a la moda indígena 2/2

¡Cuanto queda por hacer en América para convencer a los ideólogos que es necesario prescindir de estas confusas, mitológicas, fantásticas y folkóricas exaltaciones de lo indígena! ¿Creen de verdad esos ideólogos que se puede producir algún cambio revolucionario de la mano de chamanes y salesianos? ¿Donde están los límites entre la adulación paternalista y el ejercicio de un racismo alienante, propio del Antiguo Régimen, pero incompatible con cualquier género de las izquierdas? ¿No se dan cuenta de que «los pueblos y nacionalidades indígenas» son incompatibles con la Nación política ecuatoriana?

Pero tras toda esta teatralidad, que Correa asumió de grado, pues a nadie se le oculta que estas «fuerzas indígenas» han contribuido a su situación actual, el nuevo presidente lanzó un discurso rupturista con la línea política seguida por Ecuador en las últimas décadas.

Tanto Correa como Morales y Chávez, hablaron de la liberación del imperialismo neoliberal que tratarán de llevar a cabo en alianza a través del ALBA (Alternativa Bolivariana para América Latina y el Caribe).

Al grito de «Patria o muerte, venceremos», se cerró la jornada.

Pero regresemos al Congreso de la Nación política ecuatoriana: allí Correa planteó sus «propuestas revolucionarias», tras jurar «ante Dios y ante el pueblo ecuatoriano»:

Rafael Correa en su Juramentación por Dios y por el Pueblo

Entre esas propuestas destacaremos la reforma de la Constitución para impulsar al país, la lucha contra la corrupción, un cambio de rumbo de la política económica en el que se plantea crear el Banco Sur, una mayor atención a la quinta provincia (los ecuatorianos que viven fuera del país), y por fin, la más ambiciosa de sus iniciativas: la creación de la Gran Nación Sudamericana de sesgo bolivariano y que había quedado escenificada un día antes con Chávez y Morales, tal y como hemos expuesto.

En definitiva, un discurso lleno de vaguedades y contradicciones, pues, por poner un ejemplo, esta Nación Sudamericana, ¿tendría un estructura federal o confederal? ¿Sus partes constitutivas serían las naciones políticas o las étnicas?

Bajo esta efectista atmósfera transcurren las jornadas en el país. La inminente visita del presidente iraní, Ahmadineyad, promete nuevas emociones, chirriantes contradicciones «culturales» e inciertos acuerdos de futuro.

Discurso de juramentación de Rafael Correa 1/2

Discurso de juramentación de Rafael Correa 2/2


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando