El Revolucionario

Portada > América > Cuba > Cuba, España… ¿Unión Europea, Estados Unidos?

Moratinos visita Cuba

Cuba, España… ¿Unión Europea, Estados Unidos?

Una nueva aproximación de corte socialdemócrata

Martes 20 de octubre de 2009, por ER. Matanzas

La nueva visita a Cuba del ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, demuestra una vez más la aproximación socialdemócrata del gobierno español a un país que está por ver hacia dónde dirigirá su política en el medio y largo plazo

JPG - 12.4 KB
El canciller de Exteriores cubano Bruno Rodriguez (a la derecha) con su homólogo español Moratinos (a la izquierda)
La socialdemocracia española se acerca a Cuba, pero como marioneta manejada por terceros

Con este encuentro entre Moratinos y Raúl Castro se descubre, de nuevo, la política «aliciesca» de Zapatero. Sin duda, aprovechando la presidencia española de la Unión Europea en el primer trimestre de 2010, la apuesta de acuerdo bilateral entre ambos países tiene como objetivo prioritario, por parte de España, intentar eliminar la posición común que la UE mantiene frente a Cuba.

No obstante, con semejante ideología pseudopolítica España no es consciente de las contradicciones objetivas que limitan sobremanera semejante propuesta, ya que el eje franco-alemán en ningún caso tomará posiciones respecto a este asunto al margen de lo que el emperador Obama piense.

Más allá de semejantes pretensiones megalómanas de la socialdemocracia española, intentando ser líder en todo momento de aventuras infantiles disfrazadas de política real sería, el dilema que hay que descifrar es: ¿hay un objetivo común oscuro en los acercamientos de España a Cuba, Estados Unidos y Unión Europea? Tal y como están las cosas en política cualquier cosa es posible.

Mientras tanto, Moratinos nos sigue deslumbrando con su genio diplomático.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando