El Revolucionario

Portada > Mundo > Indonesia > Prohíben sentencia ejemplarizante en Malasia

El propio juez iba a administrar justicia látigo en mano

Prohíben sentencia ejemplarizante en Malasia

Condenado por robo es salvado por el Tribunal Supremo

Jueves 9 de julio de 2009, por ER. Yakarta

El Tribunal Supremo de Malasia anuló una sentencia judicial, cuyo magistrado quería aplicar personalmente, El castigo consistía en dar unos azotes establecidos por la ley a un condenado por robo.

JPG - 44.8 KB
Látigo
Instrumento de condena en varios países islámicos

Mohamed Syafiq Abdul Wahab, de 20 años, se declaró culpable de atraco a mano armada con un cuchillo a un estudiante, con el objeto de robarle el teléfono móvil.

El juez Zainal Abidin Kamarudin estableció una pena de diez azotes con un látigo de ratán e insistió en golpearle él mismo para que fuera un ejemplo social.

Además, pidió que los padres de Wahab estuvieran presentes en aquel momento para que el ladrón «sufriera algo del mismo daño que causó a su víctima». Esto indignó a la familia, que recurrió ante el Tribunal Supremo, que estableció la conmutación de la sentencia por 200 horas de trabajo comunitario.

El Islam con sangre entra

Malasia, Brunei y Singapur, todos ellos países islámicos, todavía aplican a algunos delincuentes el castigo corporal con un látigo de ratán, consistente en un Junco de Indias de un metro y veinte centímetros de longitud. Sus golpes son particularmente dolorosos, al cortar el periostio de los huesos de la columna vertebral, dejando normalmente a sus víctimas con su movilidad limitada permanentemente. Pero a una religión como el Islam que desdeña el cuerpo humano nada le importan tales sufrimientos.

La costumbre malaya es que los condenados sean azotados en las cárceles por funcionarios de prisiones especialmente entrenados, una de las causas que motivó la rectificación de la pena por parte del Tribunal Supremo.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando