El Revolucionario

Portada > América > Ecuador > La importancia de apellidarse Correa. ¿De mirarse en Chávez a hacerlo en (...)

Fabricio Correa se sirve aparentemente de su condición de “hermano” para hacer negocios

La importancia de apellidarse Correa. ¿De mirarse en Chávez a hacerlo en Chaves?

La sombra de la corrupción sobrevuela la nación hispana en pleno enfrentamiento de Correa con los medios críticos

Domingo 21 de junio de 2009, por ER. Quito

Desde ERQuito instamos a Correa a que se despoje de todo tipo de parásitos, tenga con ellos o no consanguinidad. Esta perniciosa fauna corrompe, como puede verse en el caso andaluz, todo lo que toca y, por supuesto, contribuiría al fracaso del tan traído y llevado "socialismo del siglo XXI"

JPG - 11.9 KB
Fabricio Correa
La importancia de llamarse Correa

Por todos es conocido que la trayectoria del Presidente Rafael Correa, le debe mucho a la de Hugo Chávez. El líder bolivariano constituye, a menudo para don Rafael, no sólo un espejo en que mirarse, sino, además, un fiel aliado algo paternalista e histriónico. Dicho lo cual, y en función de lo que desarrollaremos en adelante, el modelo Chávez podría verse trocado por el encarnado por Manuel Chaves, político español que, tras abandonar la Junta de Andalucía –cacicato autonómico español que sólo ha conocido a este presidente- para convertirse en vicepresidente tercero del Gobierno y ministro de Política Territorial del gobierno de Rodríguez Zapatero.

Los hechos viene a ser los siguientes. En 2007, Fabricio Correa junto a su hermana Pierina, crearon un movimiento político Revolución Ciudadana en Democracia, en las que el avisado lector verá las propias iniciales del jefe de Estado: Rafael Correa Delgado.

Sería ya a finales de 2008, cuando Fabricio Correa se vería salpicado por un escándalo relacionado con contratos petrolíferos en los que su apellido habría tenido mucho que ver. Pese a todo, logró salir impune de dicho proceso.

En esta ocasión, la adjudicación de contratos del Estado concretada por empresas de Fabricio Correa por más de 80 millones de dólares, ha desencadenado la apertura de indagaciones por parte del llamado «Congresillo».

JPG - 29.7 KB
Rafael Correa
Ecuador está por encima de la familia

Mientras todo se resuelve, y crece el debate entre posiciones encontradas en torno al asunto, el Presidente, tras haberse reunido con su hermano y pedirle a la Contraloría que audite los contratos firmados por la empresas de Fabricio, se ha apresurado a prohibir la contratación pública con familiares de funcionarios a través de la firma de un decreto confeccionado al efecto.

La acción se desarrolla en medio de la polémica que ha suscitado la intención de Correa, político muy cuidadoso con su imagen y propaganda, de cerrar un canal de televisión crítico con su gestión, Teleamazonas, maniobra que le acerca a su colega venezolano. En ese mismo decreto, Correa también ha prohibido los contratos con empresas «de papel cuyos accionistas estén domiciliados en los llamados paraísos fiscales», en clara alusión a los periódicos que siguen este sistema, medida esta última que agrada a El Revolucionario.

Desde ERQuito instamos a Correa a que se despoje de todo tipo de parásitos, tenga con ellos o no consanguinidad. Esta perniciosa fauna corrompe, como puede verse en el caso andaluz, todo lo que toca y, por supuesto, contribuiría al fracaso del tan traído y llevado «socialismo del siglo XXI».


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando