El Revolucionario

Portada > América > México > Más detenciones del gobierno federal: ahora Nuevo León

A un mes de las elecciones nacionales

Más detenciones del gobierno federal: ahora Nuevo León

Buscando la legitimidad en ejercicio, y de acuerdo con un plan diseñado con "reloj electoral" en mano, el gobierno federal instrumenta operativo militar en el norte del país

Lunes 1ro de junio de 2009, por ER. México


Y es ahora el turno del Estado de Nuevo León, gobernado por el PRI bajo los designios de Natividad González Parás, para ser el escenario en el que el comando especial de la administración federal, conformado por la Procuraduría General de la República, la Secretaría de la Defensa Nacional y la Secretaría de Seguridad Publica federal, lleven adelante la estrategia de detención de funcionarios locales del Estado de referencia (Michoacán hace unas semanas, Nuevo León en esta ocasión), sobre todo de la estructura de procuración e impartición de justicia, a la luz de los eventuales vínculos dados entre éstos y el crimen organizado (sobre todo con el narcotráfico).

En esta ocasión, las detenciones de los hasta ahora 25 policías de un total de 70 que se tiene contemplado consignar, fueron llevadas a cabo con el auspicio de las órdenes de aprehensión y arraigo emitidas por la Procuraduría de Justicia del Estado, lo que permite advertir la diferencia que media entre la instrumentación de la estrategia en cuestión en los estados gobernados por partidos aliados con el régimen de Calderón, caso de Nuevo León, y en los estados gobernados por partidos contrarios al régimen, a pesar de que en los hechos los gobernadores no sean realmente opositores radicales al mismo, caso de Michoacán, gobernado por el PRD (pues aquí, el gobernador Godoy no fue nunca puesto en advertencia sobre las acciones que iban a tener lugar).

Los analistas políticos de banqueta, a pesar de sus doctorados en ciencia política en el extranjero y a pesar también de que sean profesores de "análisis político" en universidades de prestigio, no pasarán del nivel intelectual periodístico desde el que esgrimirán categóricos que "se trata de una clara estrategia electoral de Calderón", toda vez que ha esperado a los albores de la elección intermedia de julio de 2009 para poner en marcha una tan agresiva y -según muchos- exitosa campaña contra el crimen organizado: "lo que quiere Calderón -seguirán argumentando los periodistas- es apoyar, con sus acciones, a su partido, el PAN, pues nunca están de más este tipo de acciones para elevar unos cuantos puntos de tu partido en las preferencias electorales".

Pero con este tipo de análisis se avanza muy poca cosa, además de que la obviedad de la evidencia hace gratuitos tan profundísimos análisis, pues una de las divisas en los sistemas de democracias homologadas de mercado pletórico es precisamente la de la conjugación estratégica del tempo electoral con el tempo político; una conjugación estratégica que, por prudencia y realismo, tiene que ser utilizada por cualquier hombre político con dos dedos de frente.

Y es que, además, hemos de decir que esa divisa ni siquiera se constriñe a los sistemas de democracia homologada, sino que se trata de una divisa constitutiva de toda racionalidad política; el tiempo es vector central de toda política revolucionaria. Dice Lenin, según Eisenstein, al inicio de Octubre:

El segundo Congreso de los soviets ha sido fijado para el 25 de octubre. El Congreso habrá de deliberar sobre la cuestión de derrocar al gobierno Kerensky. El 24 de octubre es demasiado pronto. Debemos tener una base de todos los rusos para el alzamiento y el 24 no estarán aquí todos los delegados.

El 26 será demasiado tarde. Para entonces el Congreso estará organizado y es muy difícil para una gran Asamblea tomar una rápida y decisiva acción. Debemos actuar el 25, el día en que se reunirá el Congreso, y así podremos decir: ¡Aquí está el poder! ¿Qué van a hacer con él?

... los efectos de la decisión dieron rápidos resultados...: todo por la defensa de Petrogrado.

JPG - 19.1 KB
Lenin en Octubre
El tiempo en política es siempre un componente estratégico de primera magnitud

Pero a mil leguas de los propósitos de ER.México está reconocer en Calderón a un líder como Lenin.

En todo caso, sí que está en nuestro interés señalar la doble contradicción que, al márgen del opotunismo electoral, queda manifestada en este tipo de estrategias: por un lado, y esto es algo esgrimido también por analistas de aquí y de allá, acciones militares de esta naturaleza habrían de ser vistas como "atentados a la soberanía de cada uno de los Estados de la República", se estaría tratando, a la luz de estas consideraciones, de una traición a los principios del pacto federal; pero por otro lado, esa soberanía de cada Estado aparece como papel mojado cuando, al márgen de su formalismo, se atiende a la configuración federal que a nivel administrativo y tributario ofrece el cuadro real de relaciones de poder del Estado nacional, pues resulta que la mayor parte de los Estados que forman parte de ese pacto federal dependen fiscalmente en gran medida (a veces a razón de 80 centavos por peso) de los esquemas de distribución de recursos provenientes del gobierno central.

Y todo esto al márgen del formalismo sobre el que descansa el principo federal de la soberanía de cada uno de las 32 entidades federativas ("libres y soberanas") de la república, pues, según este principio, la soberanía nacional está repartida a su vez en 32 soberanías en función de cuya sumatoria, se podría pensar, habrá de quedar constituida la soberanía suprema de la República. Pero este principio es precisamente la fuente de las disputas y de las confusiones doctrinarias e ideológicas: hay muchos, casi siempre "de izquierda", que sostienen que el federalismo es de izquierda y el centralismo de derecha, patinando sobre el hecho de que los jacobinos de la revolución francesa, génesis de la izquierda revolucionaria de primera generación, fueron ni más ni menos que centralistas: ¿en qué quedamos?.

Desde nuestras coordenadas, que están dibujadas a una escala ontológica realista y no formalista, la nación es una totalidad política en la que rige una ley común para cada una de sus partes, de tal suerte que a la constitución de esa ley, y al ejercicio de su cumplimiento, se le llama soberanía. Tras la disolución del Antiguo régimen absolutista, la sociedad política se reorganiza nacionalmente cuando se instala en su seno la Igualdad política entre sus partes y, como poder soberano ahora nacional, comienza, a través de sus representantes, a promulgar y hacer cumplir leyes frente al poder del absolutismo real.

Desde este punto de vista, la existencia de 32 soberanías al interior de la nación política mexicana no es más que una ficción jurídica, sin perjuicio de reconocer que a nivel de estatuo administrativo en puntos estratégicos (impuestos, policía y ministerios de justicia estatales) puedan darse equilibrios en un sentdio u otro, pero nunca como expresión de esa "soberanía y libertad" que alienta en cada estado de la república. En definitiva, desde una ontología política materialista, la soberanía no puede ni ser cedida, ni donada, ni compartida, ni repartida, porque, entonces, al hacerlo, cesa automáticamente su poder. La soberanía nacional, por definición, es una e indivisible.

JPG - 52.1 KB
Soberanía nacional
En el Mundo Contemporáneo, la sociedad política se organiza nacionalmente como nuevo basamento de la soberanía, pero no por ello deja ésta de ser una e individible

¿Que es un calamidad política el hecho de que quien esté a cargo del Ejecutivo sea, o un cretino o un peón, y que esa calamidad pueda trocarse en tragedia en el momento en que ese cretino o ese peón se sirva de su investidura para ejercer esa soberanía por definición una e indivisible (la soberanía recae en quien tiene la fuerza para establecer el Estado de excepción, nos recuerda Carl Schmitt)? Sea. Es una verdadera calamidad política. Pero esa, y decimos esto mirando de reojo a Lenin, es otra cuestión.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando