El Revolucionario

Portada > América > Ecuador > Correa, Evo y Chávez en Pichincha

La célebre terna de aliados se mostró unida frente a la amenaza del neoliberalismo

Correa, Evo y Chávez en Pichincha

Desde el Templete de la Libertad se invocó al incierto socialismo del siglo XXI en el que tienen cabida China e Irán

Lunes 25 de mayo de 2009, por ER. Quito

El pasado fin de semana, las faldas del Monte Pichincha fueron testigo de la reunión entre los presidentes hispanoamericanos Rafael Correa, Evo Morales y Hugo Chávez, quienes celebraron la batalla allí acaecida el 22 de mayo de 1882, cuando las tropas bolivarianas derrotaron a las españolas

JPG - 253.7 KB
Batalla de Pichincha
Correa pretende ser un nuevo Bolívar, su Pichincha es el neoliberalismo

El pasado fin de semana, las faldas del Monte Pichincha fueron testigo de la reunión entre los presidentes hispanoamericanos Rafael Correa, Evo Morales y Hugo Chávez, quienes celebraron la batalla allí acaecida el 22 de mayo de 1882, cuando las tropas bolivarianas derrotaron a las españolas.

El motivo de tal cita coincidente no de forma casual con la conmemoración de la batalla fue la celebración del “V Encuentro presidencial”, ceremonia que reúne habitualmente a Correa y Chávez y en la en esta ocasión que irrumpió, como un verdadero deus ex machina el presidente de Bolivia, ampliando de este modo el círculo de tal encuentro dominado por la exaltación del socialismo al que se acoge el citado trío.

Al margen de la citada “aparición”, lo jugoso del Encuentro lo ofreció Correa al caracterizar como “segunda independencia” el actual proyecto socialista que las urnas refrendaron el pasado 26 de abril al darle la victoria en las elecciones presidenciales. En efecto, el Presidente de la República, desde el Templete de la Libertad, manifestó que la revolución continúa en Ecuador de un modo pacífico pero imparable.

Su discurso estuvo repleto de paralelismos con hechos y personajes del pasado ecuatoriano. Así, conectó su figura con la de Antonio José de Sucre, por la defensa que éste hizo de la industria nacional frente a Francisco de Paula Santander, partidario del libre comercio al que tanto se opone Correa.

JPG - 18.3 KB
Evo, Correa y Chávez, triunvirato bolivariano en Picincha

En su alocución también hubo espacio para la crítica a sus opositores, los neoliberales radicados fundamentalmente en Guayaquil, tildados por el Presidente, de oligarcas y enemigos de América Latina y por ende, de la mítica figura de Simón Bolivar bajo cuyos auspicios se sitúa la terna reunida en Pichincha.

Tras todo el ceremonial y la retórica, Correa analizó la actual situación que vive la nación. Según el mandatario, la República habría superado ya lo peor de la crisis económica, trance que le habría servido a Ecuador para establecer relaciones que desde la idea de Plataforma Hispánica defendida por El Revolucionario, podemos adjetivar como contra natura, por los reiterados motivos que huelga repetir.

En definitiva, en el Monte Pichincha se reunieron los principales actores de un proyecto, el socialista o bolivariano, cuya cristalización todavía es incierta. Bueno sería que este desigual trío, al margen de la autocomplacencia que lleva implícito el grito de “hasta la victoria siempre”, analizara las contradicciones de su propia alianza, contradicciones que van mucho más allá del problema que está sin resolver desde 2007, a saber, el hecho de que 19 empresas ecuatorianas continúen esperando el pago de lo que les adeuda Venezuela. En efecto, dentro de un verdadero socialismo, no hay cabida para los movimientos indigenistas que por su reaccionarismo, dinamitan la base de este proyecto que, por otro lado, está fuertemente emparentado con la segunda generación de la izquierda, la liberal que, con origen español, dio como fruto las tres naciones hispanoamericanas que ahora se reúnen en Pichincha


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando