El Revolucionario

Portada > España > Los trabajadores de RENFE convocan una huelga para los días 9 y 10 de (...)

Ante la cesión de las competencias de cercanías a la neofeudalista Generalidad de Cataluña

Los trabajadores de RENFE convocan una huelga para los días 9 y 10 de junio

Lo que queda de la clase obrera en España se opone a la progresiva destrucción del mercado nacional

Sábado 23 de mayo de 2009, por ER. Barcelona

Los sindicatos integrantes del Comité de Empresa de RENFE convocarán dos jornadas de paro el próximo mes de junio en protesta ante la cesión que, en virtud del secesionista Estatuto de Cataluña apoyado por el neofeudalismo catalán y el gobierno socialfascista de Zapatero, se hará de las competencias sobre los trenes de cercanías a la Generalidad catalana

JPG - 2.7 KB
Logotipo de RENFE
Lo que queda del mercado nacional español pretende ser destruído por los traidores neofeudalistas, algo a lo que tímidamente se opone lo que queda del proletariado español

La importancia reside en que, mientras el mercado nacional español se va balcanizando (destruyendo) ante la impávida mirada de absolútamente todos los partidos políticos de la democracia coronada de 1978 (como se ha visto con los problemas para articular una política única nacional de ayudas para la compra del primer automóvil, que ha chocado con las reclamaciones de competencias que, en virtud de sus respectivos estatutos, han argüido algunas comunidades autónomas como Cataluña o Madrid, entre otras), lo que queda del proletariado español —más bien poco, aunque con la crisis no se descarta una reproletarización de la nación españolaha decidido, en su sector ferrocarrilero, protestar contra una destrucción de mercado nacional que desde luego les perjudica.

Personas cercanas a la Unión General de Trabajadores (UGT, sindicato socialdemócrata dependiente del PSOE), aún diciendo que no están en contra de la transferencia (lo cual resulta una contradicción total con su convocatoria de huelga, pero éste sindicato no puede ir en contra del maestro de las marionetas español: Zapatero y el socialdemócrata Partido Socialista Obrero Español), sí dicen que se oponen al acuerdo que prevé que la Generalidad de Cataluña pueda crear una empresa nueva desgajada de RENFE si no está de acuerdo con el funcionamiento de los cercanías en Cataluña para el 2011. No en vano, en 2011 no quedarían más que tres años para el anuncio de Pérez Carod, candidato de la derechista Izquierda Republicana de Cataluña, partido de derecha neofeudalista heredero de la derecha primaria del carlismo, de una secesión contra España, amparada en el metafísico «derecho de autodeterminación», expresión jurídica de origen yanki-imperialista en la Primera Guerra Mundial que en realidad encubre un privilegio de secesión que negaría al resto de españoles no empadronados en Cataluña la posibilidad de decidir por algo que afecta a todos los ciudadanos de España, como es la cuestión de la unidad territorial de la nación, unidad cuya soberanía reside en toda la Nación Española, y no en una parte privilegiada de la misma (catalanes, vascos, gallegos, &c.), que decidiría, como si de los privilegios medievales basados en factores étnicos se tratase, por encima de la voluntad del resto de los españoles (puro neofeudalismo).

Aunque el traidor presidente de la región catalana, el andaluz José Montilla, ha descartado la privatización de la empresa catalana gestora de los cercanías en Cataluña, lo cierto es que la distinción público-privado, de origen burgués, no importa nada en la cuestión esencial del asunto, que reside en la destrucción reaccionaria de la unidad nacional a través de la destrucción del mercado nacional español en pequeños mercados neofeudales donde dominen caciques territoriales ligados a partidos políticos que busquen vender sus respectivas regiones a potencias extranjeras. Está claro que no es una liberalización del sector, sino algo peor: una feudalización del mercado español, una vuelta vía democracia al Antiguo Régimen económico.

Los trabajadores de RENFE, aunque de manera tímida, se oponen a ello. ¿Qué haremos el resto de los españoles? ¿Dejaremos que la oligarquía caciquil unida a los partidos políticos, a los sindicatos, a intelectuales y a artistas y a varios medios de comunicación nos lleven a situaciones previas a la Revolución Liberal de las Córtes de Cádiz? ¿Dejará la nación española que nos retornen a la feudal época de los Austrias en materia económica? ¿Seremos cómplices de la balcanización de nuestra patria?

El Revolucionario Barcelona llama a la rebelión cívica, a la insurrección nacional y a la protesta de todos los españoles frente a la ignominia secesionista y la complicidad de los partidos políticos, que nos llevan a la ruina económica como nación.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando