El Revolucionario

Portada > España > Kaos en la Red, Carlos Xavier Blanco y la mentira como arma política

Crónica de una desidia política

Kaos en la Red, Carlos Xavier Blanco y la mentira como arma política

La izquierda indefinida contra la Revolución Iberoamericana

Lunes 13 de abril de 2009, por ER. Barcelona

Carlos Xavier Blanco, licenciado en psicología y nacionalista asturiano, ataca desde la web Kaos en la Red a El Revolucionario bajo el pseudónimo "Edurne Valle". El ataque no deja de ser una desesperada intentona de desprestigiar a una izquierda revolucionaria en lengua española en ciernes, ante el miedo a la pérdida de la hegemonía política dentro de las izquierdas no capitalistas. El Revolucionario responde, y de manera contundente

JPG - 90.6 KB
Radio Kaos, orígenes de Kaos en la Red.Net
De la falsa y cacareada "revolución de los ochenta" surge la izquierda indefinida triburbanista española. Pura postmodernidad

Kaos en la Red es una página web que nació de una asociación cultural catalana llamada Colectivo Kaos en la Red, nacida del programa de radio Radio Kaos. Este programa, nacido hacia 1987, surgió en pleno afloramiento del triburbanismo ochentero español, de grupos punkis y piesnegros. Kaos en la Red, al igual que otras páginas web de similar jaez (Rebelión, Insurgente) se califica a sí mismo como de « izquierda plural anticapitalista », aunque en realidad se trata de izquierda indefinida, sin proyecto político claro salvo confundir, juntar ideas incompatibles entre sí como unidas frente al capitalismo (Islam, troskismo, proetarrismo, anarquismo) y atacar vehementemente a medios que no sean ellos.

Entre esos ataques se cuentan los realizados por «Edurne Valle», más conocida como «Carlos Balmaseda», más conocido aún por su verdadero nombre, Carlos Xavier Blanco, neofeudalista asturiano antiguo alumno del profesor Gustavo Bueno. Además de no saber escribir el nombre de determinadas páginas web (habla de «Izquierda Hispana - Grupo de Combate», grupo inexistente, y que quizá confunda —sin saberlo o con mala fe— con Izquierda Hispánica, aparte de poner al historiador español Pío Moa como líder de Izquierda Hispánica, cosa totalmente falsa e inventada por Carlos Xavier —Edurne Valle / Carlos Balmaseda— Blanco), mezcla churras con merinas al tratar de ver que algunas web de la derecha neofascista enlazan artículos de El Catoblepas (la revista de filosofía crítica más potente del presente). Teniendo en cuenta que Kaos copia y pega artículos de páginas terroristas como el Gara o Radio Islam (página nazi), llama la atención que tomen los artículos de Carlos Xavier Blanco como dogmas de fe. Además, Blanco enlaza a artículos de El Revolucionario. ¿Enlazar algo es sinónimo de compartir al cien por cien los postulados de la web enlazada? Para este señor con trastorno bipolar (tripolar en realidad) parece que sí. ¿Por qué Kaos en la Red, en su búsqueda de cada vez mayor desprestigio, permite en su seno las firmas de individuos como Blanco?

También Blanco, con su seudónimo «Edurne Valle», habla de un grupo llamado «los Noduleros», también inexistente. Blanco acusa a El Revolucionario de una falsa apología del genocidio franquista, cuando, en primer lugar, se trataba de una explicación del proceso de acumulación capitalista surgido durante el franquismo que fue posible, entre otras cosas, a la destrucción de fuerza de trabajo sobrante, en este caso los republicanos que perdieron la guerra. Proceso muy similar al desarrollado en otras naciones políticas en las cuales el proceso de acumulación de capital se hizo manu militari. Por otra parte, el artículo en cuestión era del Grupo Promacos, una firma de El Revolucionario y no de su línea editorial. Lo que muestra la libertad de expresión de El Revolucionario, inexistente en la troskista e izquierdista indefinida Kaos en la Red.

PNG - 15.4 KB
Logotipo actual de Kaos en la Red
Tan borroso como la idea oscura y confusa de "izquierda plural"

Kaos destaca por su hispanofobia a ultranza, confundiendo la defensa de la Nación Española con el fascismo en una muestra de interés político en mantener ideas caducas del siglo XX ante la amenaza política que supone un medio de izquierda real como El Revolucionario, el cual se declara patriota político sin complejos. Pero no sólo a nivel español, sino iberoamericano, algo que Kaos no es, ya que apoyan el neofeudalismo mapuche contra la soberanía nacional chilena, lo que supone una total traición a las izquierdas definidas de Chile. Y es que el clientelismo político y el miedo a perder la hegemonía es fuerte en este grupo de socialdemócratas camuflados de «izquierda plural anticapitalista». Equiparar españolismo a fascismo es como decir que un filete de pollo es una fruta. Pero en España se vive en la desgracia de pensar que ser paleto es ser de izquierdas. Y en Kaos y webs similares se fomenta el triburbanismo paleto sin reflexión alguna.

Kaos habla continuamente de « movimientos sociales », un concepto tan oscuro como confuso que la izquierda indefinida post-soviética no sabe ni definir. ¿Grupos organizados de individuos que luchan contra una situación de represión política y de explotación? Los «movimientos sociales», expresión de esa débil «izquierda plural», han sustituído a conceptos fuertes como proletariado, Estado, Partido. Y grupos que organizan concentraciones vestidos de iroqueses o, peor aún, de payasos de circo, han sustituído a la seriedad y la organización de vanguardia de las antiguas concentraciones obreras propias de las izquierdas definidas. Además, por esa regla de tres que ellos utilizan, el mayor y más organizado movimiento social de España sería el que es capaz de aglutinar la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) contra la connivencia del socialfascismo de Zapatero para con ETA (PSOE y ETA, entidades políticas admiradas en mayor o menor grado por la gente de Kaos en la Red).

Kaos, al igual que webs similares (con la excepción, quizás, de Rebelión) realiza un excesivo culto a la juventud como motor de cambios sociales, cuando en realidad ninguna ideología de izquierdas definida ha apelado a la juventud (salvo algún romántico francés como Víctor Hugo o alguna palabra sacada de contexto del Che Guevara) en sentido revolucionario. Es más, el culto político a la juventud es algo propio del fascismo italiano y del nacionalsocialismo alemán. ¿Quién es el fascista ahora?

En definitiva, Kaos en la Red hace honor a su nombre: un totum revolutum donde todo vale y en el que cualquier cosa que se autodenomine «anticapitalista» se mete en el saco de «la izquierda». Da igual que sea la reaccionaria Teología de la Liberación, o el neofeudalismo étnico, o el terrorismo, o el islamismo. Todo puede ir de la mano con el republicanismo federal, el troskismo (si acaso, la ideología dominante entre los colaboradores de Kaos en la Red) o el anarquismo deformado que ni Durriti reconocería. Kaos es el caos, la falta de criterio y de coherencia. Una web basura que deja que individuos como Carlos Xavier Blanco despache bilis cambiando nombres, inventándose otros, mintiendo y buscando purgar sus demonios personales frente a enemigos declarados que en algún momento le suspendieron una asignatura.

Más información sobre Carlos Xavier Blanco y sus desdobles de personalidad:

Carlos Javier Blanco Martín y su alter ego «Balmaseda»


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando