El Revolucionario

Portada > España > Un vecino de Lezcano, Guipuzcoa (España) destroza a mazazos una (...)

Primer caso conocido

Un vecino de Lezcano, Guipuzcoa (España) destroza a mazazos una "herrikotaberna" proetarra

En respuesta al último atentado de ETA

Martes 24 de febrero de 2009, por ER. Barcelona

Un vecino de Lezcano, pueblo español donde se dio el último atentado perpetrado por la banda neofeudalista y asesina racista ETA, ha sido arrestado por la policía autónoma vasca por destrozar con una maza una "herrikotaberna", nombre que reciben los locales donde la derecha extravagante no alineada del nacionalismo vasco se reúne a emborracharse, fumar porros y conspirar contra España

JPG - 58.5 KB
"Herrikotaberna" destrozada con la maza que sujeta el policía de la fotografía
A veces, para que te hagan caso, no basta con una palmada en la espalda; hay que usar un mazo de hierro

Un hombre acudió a las 12:30 horas de ayer lunes, hora española, poco antes de la concentración celebrada por el Ayuntamiento de Lezcano, Guipuzcoa, en la región de Vascongadas, a la herrikotaberna del pueblo, sede de los proetarras. Acudió provisto con una maza con la que literalmente destrozó el interior del local neofeudalista.

Según el propio causante de los destrozos lo hizo porque su vivienda sufrió daños importantes por la bomba que ETA colocó contra la sede del Partido Socialdemócrata de Vascongadas (Partido Socialista de Euskadi, nombre oficial), en plenas elecciones al parlamento regional vascongado. El hombre destrozó los cristales exteriores del local, su puerta de acceso y su ventanal, además de toda la cristalera de botellas detrás de la barra y diversa decoración. También destrozó una televisión, un dispensador de cerveza y una vidriera. Acabó por arrancar los carteles de la formación neofeudalista ya ilegalizada D3M (Democracia 3 Millones), último brazo político del neofeudalismo antiespañol vascuence.

El alcalde de Lezcano, Francisco Albisu, del Partido Nacionalista Vasco, fue a la herrikotaberna a interesarse por lo ocurrido. Dijo comprender la situación que estaba pasando el hombre, pero rechazó «los medios que ha utilizado», por lo que llamó a los habitantes del pueblo a que «rechacen los medios violentos». Vemos cómo una vez más, el PNV se convierte en el verdadero motor ideológico y político de todo el secesionismo vasco, amparando a los asesinos y a sus acólitos, agitando el árbol para así recoger las nueces. La respuesta del hombre no se podía considerar más acertada y contundente: «Vosotros me habéis jodido mi casa, yo os voy a joder ahora la vuestra, hijos de puta».

Los proetarras que en local se encontraban, demostrando una vez más su cobardía y su cinismo, afirmaron que «sólo esperan que le lleven a la Audiencia Nacional y que le caigan ocho años, porque si hubiera sido al revés seguro que les caían los ocho años». Este comentario no podía ser más propio del fondo clasista pequeñoburgués del nacionalismo vasco, que pide penas contundentes a ciudadanos españoles que defienden lo suyo frente a la tiranía racista iniciada por Sabino Arana y que llega hasta Juan José Ibarreche o Ignacio de Juana Chaos (famoso asesino neofeudalista etarra).

Aunque sea un gesto individual, El Revolucionario aplaude la valentía del ciudadano español que ha destrozado el local de estos indeseables, y espera que, más pronto que tarde, todos los españoles se unan y destrocen todas las «herrikotabernas» y locales neofeudalistas que en suelo español se encuentran, dando a la derecha extravagante donde más le duele: en su bolsillo.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando