El Revolucionario

Portada > Europa > Huelga general en Grecia

El detonante fue el asesinato de un adolescente

Huelga general en Grecia

La unión de los obreros griegos ha sido decisiva en el curso de los acontecimientos

Jueves 11 de diciembre de 2008, por ER. Bruselas

Grecia se ha paralizado esta semana por quinto día consecutivo. Miles de manifestantes han salido a la calle en varias ciudades de la nación madre de la Civilización en protesta por la muerte de un adolescente de 15 años abatido la pasada semana por disparos de la policía. La clase obrera se ha unido a las manifestaciones. Se habla en varios medios europeos de Revolución, pero en El Revolucionario pensamos que, a pesar de las movilizaciones, no se llegará a tanto, porque o bien el Gobierno sale fortalecido tras la crisis, o bien la socialdemocracia griega aprovechará la situación para hacerse con el poder y maquillar, desde él, una situación que no piensa cambiar en realidad

JPG - 11.7 KB
Manifestante griego apredreando a la Policía
Ha sido la clase obrera, y no los estudiantes, los que han dado un carácter más serio a la protesta social en Grecia; pero la socialdemocracia se aprovechará una vez más del descontento social presentándose como "la izquierda"

Los principales sindicatos griegos consiguieron convocar en Atenas a más de 15.000 personas, marchando juntos para protestar contra la política del Gobierno demócratacristiano del primer ministro Kostas Karamanlis, en particular por su incapacidad de afrontar la crisis financiera mundial que también asola a Grecia. La huelga general es ya un hecho en Grecia, pero fue planeada por algunos o atisbada por muchos analistas, incluso antes del asesinato de Alexis Grigoropoulos, adolescente de 15 años asesinado por disparos de la policía griega el sábado de la semana pasada. Los universitarios griegos y los bachilleres también se han movilizado en masa. Ayer, unos 200 jóvenes, muchos de ellos menores de edad, se manifestaron frente al Parlamento lanzando piedras y cócteles molotov contra la policía, que tuvo que recurrir a gases lacrimógenos. En otras ciudades del país (Kavala, Tesalónica) se reprodujeron los incidentes.

La huelga ha provocado el paro de escuelas, bancos y del transporte público. El aeropuerto de Atenas vio también mermada su actividad, al cancelarse todos los vuelos internacionales. Según la Policía, los daños ascienden a más de 200 millones de euros (moneda del Eje Franco-Alemán). El primer ministro Karamanlis dijo que ofrecería subsidios, medidas de alivio impositivo y préstamos a los más afectados por los disturbios, principalmente pequeña burguesía, cuyas tiendas y comercios se vieron asolados por la furia obrera griega. Furia agravada por las declaraciones tanto del policía que mató a Grigoropoulos como de su abogado defensor. El policía, en prisión preventiva, dijo que no fue su intención disparar al joven, y que sin embargo la bala que lo mató probablemente rebotaría tras disparar al aire. Su abogado, Alexis Kugias, aseguró en un prime informe balístico que la bala que mató a Grigoropoulos chocó primero contra un poste y después impactó en el cuerpo del muchacho. Desconocemos si la versión del policía y su abogado es cierta o no; lo único cierto es que Grigoropoulos ha muerto y que la sociedad política griega está en la calle protestando contra la crisis y contra el Gobierno.

Sin embargo, no toda la sociedad griega secunda las protestas. Muchos han aprovechado el paro nacional para hacer compras de navidad o ir a bares de copas más vacíos y tranquilos de lo habitual. Además, declaraciones sindicales indican hacia dónde van los tiros políticos de los manifestantes. Según el vocero de la GSEE, sindicato mayoritario en Grecia, Stathis Anestesis, la huelga continuaría hasta que el Gobierno cambiase de política económica. Si no cambiaba, Anestesis advirtió que cambiaría el Gobierno. Para el 22 de diciembre se convocará una nueva huelga general, día en que el Parlamento del país votará la aprobación o no de presupuestos nacionales para 2009. Mucho nos tememos que la socialdemocracia —esa ideología viscosa que todo lo impregna— en Grecia aprovechará la situación, como ya ha hecho con el descontento social en otras naciones políticas europeas, para hacerse con el poder, maquillar la situación económico-política griega y continuar por la senda procapitalista, democrática de mercado pletórico y europeísta del Gabinete Karamanlis. Luego desde El Revoluconario, el diario global de la izquierda revolucionaria en lengua española, aseguramos desde este artículo que la situación política griega no es en absoluto revolucionaria. Y aseguramos también que, en Europa y en otras naciones políticas —particularmente hispánicas—, la socialdemocracia saldrá en principio a la palestra como salvadora de una crisis mundial, a la cual ha contribuído con su política capitalista y armonicista, presentándose como la solución a los problemas del capitalismo... ofreciendo más capitalismo.

En otra nación del sur de Europa, España, se han producido altercados en Barcelona y Madrid en solidaridad con los manifestantes y huelguistas griegos, habiendo también destrozos en varias comisarías y bancos, siendo detenidos 11 personas. Se trata de pura acción directa de inspiración anarquista, que cree, erróneamente, que la revolución se expandirá sola por todo el mundo con sólo salir a la calle y actuar en sentido antisistema. Pero dudamos de que los antisistema españoles o de otros países estén en condiciones de llevar a cabo una empresa revolucionaria que exige, desde luego, la transformación del Orden Establecido de la una nación política ya asentada, que necesita seguir existiendo para llevar a cabo la Revolución. Y es que el Revolucionario y el antisistema son enemigos irreconciliables.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando