El Revolucionario

Portada > España > Arzobispo de Barcelona critica en Sevilla las procesiones y cofradías de (...)

En vez de católico parecía moro o protestante

Arzobispo de Barcelona critica en Sevilla las procesiones y cofradías de Semana Santa

Las Hermandades ya le han contestado: «No tiene ni idea de Semana Santa»

Jueves 27 de noviembre de 2008, por ER. Barcelona

No le gusta la espectacularidad ceremonial. Lo que parece querer es más dinero

JPG - 59 KB
«Pontifica y Real Hermandad y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder y María Santísima del Mayor Dolor y Traspaso»
Según el arzobispo de Barcelona, su mensaje no es lo suficientemente explícito

El arzobispado de Barcelona está pasando por un momento económico «delicado» según se informó desde su diócesis. Últimamente se ha quejado de que en Tortosa la colecta de los cepillos dominicales «no llega al precio de un café por persona». El arzobispo teme que con la crisis baje la aportación pecuniaria de la feligresía y ha añorado los tiempos «en los que los cristianos pagaban el diezmo» a la Iglesia. Es decir, un 10% del sueldo además de los impuestos que el Estado sisa al contribuyente y que no reparte equitativamente entre Comunidades Autónomas.

Siendo el arzobispo catedrático de Derecho Canónico, acaba de ser invitado a unas jornadas sevillanas tituladas El Derecho de las Cofradías. En la universidad hispalense, el arzobispo se explayó contra las cofradías de Semana Santa. Al parecer, les falta religiosidad, más fe y más contemplación espiritual. No dudó en llamar ignorantes a muchos cofrades:

«Hay que buscar esfuerzos para esta formación, teniendo en cuenta la ignorancia cristiana que existe hoy día dentro del ámbito cofrade, para que, de esta forma, en las procesiones el mensaje sea más explícito y el significado de sacar una imagen a la calle quede claro desde el principio»

No sólo llama ignorantes a los cofrades sino a la muchedumbre ingente que acudimos a ver la Semana Santa y que según el prelado, somos incapaces de interpretar las imágenes procesionales.

Añadió además que

«Centrarse en la espectacularidad de las cofradías como algo alejado o que sustituye a la religión es traicionar el cometido pastoral. Hay que evitar el culto a las imágenes separado de la fe y no caer en la espectacularidad o el costumbrismo popular, ya que la finalidad del culto es escuchar la Palabra de Dios y acoger así la llegada de la Resurrección de Jesucristo»

No se sabe muy bien qué espera éste hombre de una procesión pública de imágenes, pues ¿acaso no es precisamente su espectacularidad en donde reside su cometido pastoral? De Dios los fieles no pueden escuchar ninguna palabra porque para ello tendría que tener cuerdas vocales, músculos estriados, y debiera —como contexto envolvente—preexistir también el viento eterno capaz de actuar como vehículo de transmisión sonora. Lo que sí pueden ver con absoluta claridad aquellos que acuden a la ceremonia son unas imágenes que representan motivos religiosos explícitos y, digámoslo, no muy difíciles de interpretar para el común de católicos españoles.

El arzobispo catalán arremetió también contra las Hermandades que se niegan a configurarse como asociación pública de fieles pues pasan con ello a estar controladas por la autoridad eclesiástica. «No se justifica en una Iglesia de comunión». Todo el mundo comprendió el contexto de éstas afirmaciones, pues es conocido en Sevilla el combate que mantiene la Hermandad del Gran Poder frente a las autoridades clericales que pretenden que la Hermandad deje de ser una asociación privada de fieles para así poder controlarlas mejor.

Al final, monseñor Sistach recordó a las cofradías que la Iglesia puede «imponerles un canon económico, ya que la colaboración puede establecerse de forma voluntaria o por obligación».

El Revolucionario, periódico que ejercita el materialismo filosófico, no es religioso pero tampoco es fundamentalista anti-religioso, y denunciará a todos los sujetos que pretendan dar lecciones religiosas a los españoles con el pretexto de poseer revelaciones especiales que sólo a ellos compete interpretar por estar dotados de poderes particulares.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando