El Revolucionario

Portada > América > Venezuela > Maniobras militares conjuntas entre Venezuela y Rusia

La Armada Rusa acaba de llegar a Venezuela

Maniobras militares conjuntas entre Venezuela y Rusia

La IV Flota estadounidense no surcará los mares iberoamericanos como si fueran suyos

Jueves 27 de noviembre de 2008, por ER. Moscú

La excusa del «terrorismo» sirve para evitar hablar de la dialéctica de Estados efectiva

JPG - 21.9 KB
Hugo Chavez y Dmitri Medvedev
Venezuela y Rusia aliados contra el Imperio Norteamericano

Mientras la flota rusa llega al puerto de La Guaira, los representantes internacionales de los diferentes gobiernos se esfuerzan activamente por negar la dialéctica de Estados efectiva que se esconde detrás de las operaciones militares.

Por un lado, el embajador del Imperio Norteamericano en Moscú, Juan Beyrle le ha quitado hierro al asunto diciendo que «las relaciones entre EE.UU y Rusia han cambiado significativamente desde los años sesenta» y que las maniobras no suponen ninguna amenaza para los norteamericanos. No obstante, la verdad es tozuda y se impone a la ideología armonista, pues Beyrle ha acabado reconociendo que «no obstante, los Estados Unidos observaran con la máxima cautela las maniobras».

Por el lado ruso, el portavoz de la Armada rusa, Igor Dygalo ha negado también cualquier dialéctica de Estados internacional manteniendo que las maniobras son «ejercicios de rescate» y preparar las operaciones «contra los terroristas del mar». No es cosa sólo de los rusos: norteamericanos, iberoamericanos, europeos y casi todo gobierno del orbe parece utilizar la excusa del «terrorismo» para negar la dialéctica de Estados. Ya informó El Revolucionario de que el Imperio Norteamericano iba a instalar misiles en Polonia «contra el terrorismo». Lo que se esconde detrás de éste uso ideológico confuso de terrorismo no es más que un intento de reducir los enfrentamientos políticos entre Estados a enfrentamientos entre Estados y grupos particulares.

La victoria de Hugo Chavéz frente a sus adversarios por un millón de votos de diferencia será coronada con la guinda de la presencia rusa recordando que la IV Flota Norteamericana no va campar por sus anchas en los mares iberoamericanos. A Venezuela no sólo ha llegado el buque insignia de la Flota rusa del Norte el «Pedro el Grande», el mayor crucero lanzamisiles del mundo, sino que han llegado también promesas de desarrollar en Venezuela energía nuclear «con fines pacíficos». Las críticas a Hugo Chávez respecto a su plan nuclear —que se ha equiparado desde algunos medios al de la República Democrática Popular de Corea— sólo son parcialmente correctas. Pues aunque se afirme que Hugo Chávez quiere la energía nuclear para afianzar la potencia militar de Venezuela ¿no es acaso esto también un «fin pacífico»? La paz siempre es paz de algún Estado y en éste caso, si Venezuela quiere seguir manteniendo su paz no le queda otra que armarse frente al enemigo. Si quieres la paz, prepara la guerra.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando