El Revolucionario

Portada > América > No Hispana > Estados Unidos > Michael Jackson se convierte al Islam

Al borde de la ruina

Michael Jackson se convierte al Islam

Según el diario británico The Sun

Martes 25 de noviembre de 2008, por ER. Washington

El cantante negro/blanco Michael Jackson, anteriormente conocido como el «rey del pop», y según el diario sensacionalista británico The Sun -aunque ninguna fuente cercana al cantante lo ha desmentido-, se habría convertido al mahometanismo durante una ceremonia privada en Los Ángeles, Estados Unidos

JPG - 13.6 KB
Michael Jackson cubierto y con tiritas en la cara
Una mezcla de indigente y mujer afgana, el antaño dios de la cultura pop cae más bajo que nunca al convertirse al Islam

El cantante, de 50 años, al parecer se habría cambiado el nombre de Michael por Mikaeel —uno de los ángeles de Alá—, frente a Mustafá, barajada como primera opción pero denegada por el propio cantante. En el Islam es normal cambiar al menos el nombre de pila por otro árabe relacionado con la religión sarracena, aunque se puede conservar el apellido.

Los testigos de su conversión serían los también músicos anglosajones David Wharnsby (canadiense) y Phillip Buibal (estadounidense). También estuvo presente Yusuf Islam, cantante británico de origen chipriota anteriormente conocido como Cat Stevens, famoso por sus melosas canciones pop-rock repletas de azúcar. Al parecer, estos músicos anglosajones y snob dijeron a Jackson que, desde que se hicieron mahometanos, son mejores personas. Por lo visto, la represión y el odio al propio cuerpo, algo intrínseco al Islam, hace mejores personas a los snobs occidentales que se transforman en sarracenos. Curiosamente, Michael Jackson, hasta su conversión, fue Testigo de Jehová desde su niñez, secta luterana a la que pertenecían sus padres.

JPG - 21.1 KB
Jackson e hijos
Cubiertos al modo sarraceno, sólo él puede verlos

Sin embargo no sabemos si el Islam le salvará de la bancarrota y de los líos judiciales al excéntrico titiritero estadounidense. Esta semana tendrá que viajar a Londres, donde habrá de presentarse en una causa judicial denunciado por un jeque de Bahrein, Abdullah bin Hamad al-Khalifa, heredero de la corona de Bahrein. que le acusa de violar un contrato que preveía la grabación de un nuevo LP, una autobiografía y la sufragación de varios conciertos en el pequeño reino arábigo donde mostraría a los mahometanos los movimientos pélvicos y los gritos que le hicieron célebre en la década de 1980. Según el jeque, Jackson le debe 7 millones de dólares.

Este juicio podría llevarle a la bancarrota. Pero en El Revolucionario lo que queremos destacar es qué clase de individuos se convierten, en el campo de la Civilización, a la bárbara secta de Mahoma. Desconocemos si, si las acusaciones sobre su persona son ciertas, Jackson se convertirá al Islam para desarrollar de manera legal y «normal» una de sus más conocidas aficiones, la cual le hace tener algo en común con Mahoma: los niños.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando