El Revolucionario

Portada > España > Las inscripciones en euskera del siglo III son falsas

Otro timo neofeudalista más

Las inscripciones en euskera del siglo III son falsas

Todo fue un engaño pagado de nuestro bolsillo

Jueves 20 de noviembre de 2008, por ER. Barcelona

No hay mejor forma para construir la «memoria histórica» que maquinando novísimas reliquias

JPG - 36.1 KB
Una de las falsas reliquias que testificaban la presunta solera cristiana del «pueblo euskaldún»
Nótese como el inútil que la falsificó confundió la inscripción INRI de la crucifixión de Cristo por RIP.

En el 2006 saltó a la luz pública un pintoresco hallazgo arqueológico en la ciudad de Vitoria por el que se constataría la presencia del euskera nada más y nada menos que en el siglo III. Para más inri, no sólo se constató la presencia de vocabulario euskaldún, sino —qué casualidad— también aparecieron testimonios cristianos referidos a Jesús, José y la virgen María así como objetos egipcios nunca antes aparecidos en la Península. Se había «demostrado» así, no sólo la solera vascongada sino también su estrecha vinculación con el cristianismo así como la «mezcla y convivencia» de civilizaciones (no «españolas» por supuesto). Ya entonces parecía ser demasiado concordante con la visión ideológica del PNV (Partido Nacionalista Vasco - Partido de Dios y las Leyes Viejas).

La mentira en su día se vendió como «confirmada científicamente» pese a que algunas falsificaciones eran manifiestamente palmarias como la referencia a Descartes en unas inscripciones supuestamente del siglo III. Hoy científicos de la Universidad del País Vasco la han puesto en evidencia.

La diputación foral ha tenido que reconocer su error y para solucionarlo, llevará a juicio a la empresa del arqueólogo Eliseo Gil —personaje que supuestamente está detrás de los engaños— e insuflará en las excavaciones arqueológicas la friolera de 140. 000 € para asegurarse que se realizan con garantías. Es decir, después del dinero que nos han sisado habrá más. Así se castiga el error en la Comunidad Autonómica vasca.

Casos como éste son incomprensibles si no entendemos el sistema político español, donde en cada región permanece enquistada una nefasta casta burocrática encargada de engolfarse legitimando las «señas de identidad» de su parcela particular y que paga gustosa a todos aquellos timadores y cantamañanas «científicos» dispuestos a decir al burócrata aquello que el burócrata quiere escuchar.

Este es sólo el caso más visible de toda una red de lacayos universitarios autonómicos que viven, publican y se encaraman a sus cátedras gracias a la ponzoñosa ideología neofeudal y metafísica que fabrican para legitimar a la casta burocrática autonómica que les paga a costa de nuestro bolsillo.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando