El Revolucionario

Portada > América > México > Mueren Mouriño y Vasconcelos

Dramático accidente y dramática coyuntura para el país

Mueren Mouriño y Vasconcelos

El pasado martes el país quedó sacudido ante la noticia

Jueves 6 de noviembre de 2008, por ER. México

Juan Camilo Mouriño fungía como secretario de Gobernación, y José Luis Santiago Vasconcelos había sido subprocurador de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada

El pasado martes 4 de noviembre, alrededor de las 18:40 horas, una avioneta procedente de San Luis Potosí con dirección a la ciudad de México se desplomó en las inmediaciones del congestionado cruce de las avenidas Reforma, Palmas y Periférico. En la avioneta, se supo poco tiempo después, viajaban el hasta entonces secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño y José Luis Santiago Vasconcelos, quien había sido subprocurador de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO). Ambos perecieron al instante, al igual que los funcionarios de Gobernación Miguel Monterrubio, Arcadio Echeverría y Norma Angélica Díaz, los pilotos Julio César Ramírez y Álvaro Sánchez y la sobrecargo Giselle Carrillo.

La explosión del jet ocasionó además la explosión de varios automóviles de los alrededores, produciendo llamaradas de varios metros de altura -según cuentan los testigos- y dejando un saldo de 40 personas lesionadas.

Marcelo Ebrard, Jefe de Gobierno del DF, llegó al lugar al punto de las 20 horas, acompañado de sus secretarios de Seguridad Pública, Manuel Mondragón, y de Gobierno, José Ángel Ávila Pérez, y del procurador general de justicia del DF, Miguel Ángel Mancera. Por parte de las autoridades federales fue Luis Téllez, secretario de Comunicaciones y Transportes, y Max Cortázar, vocero de la Presidencia, quienes llegaron también al lugar. Felipe Calderón, de gira por el estado de Jalisco, se desplazó de inmediato a la capital del país y ofreció una conferencia de prensa en el hangar presidencial.

Se calcula que cerca de 1000 personas fueron desplazadas de una área que fundamentalmente aloja a oficinas corporativas, financieras y de negocios.

JPG - 35.4 KB
José Luis Santiago Vasconcelos y Juan Camilo Mouriño
Fallecidos en accidente aéreo el martes 4 de noviembre de 2008. Descansen en paz.

El fallecimiento de Mouriño y Vasconcelos, fallecimiento que, junto con el de los otros desaparecidos, lamenta solemnemente El Revolucionario, se dan no obstante en una circunstancia política singular: Mouriño era uno de los principales operadores políticos de Calderón en lo que atañe a la reforma energética, y había sido blanco de furibundos ataques de la oposición y del Gobierno Legítimo, por voz de Andrés Manuel López Obrador, toda vez que fue hecha pública la red de intereses empresariales y económicos en materia petrolera en los que él y su familia estaban involucrados hasta la médula. Tras una intensa ola de ataques políticos y periodísticos, Mouriño había quedado bastante golpeado políticamente hablando, al grado de que las especulaciones que veían en él al próximo candidato del PAN a la presidencia en 2012 fueron poco a poco desdibujándose.

José Luis Santiago Vasconcelos, por otro lado, había estado al mando de una de las subprocuradurías más complejas y delicadas del gobierno, la dedicada a la Delincuencia Organizada (léase narcotráfico), y su muerte se da también en los momentos en que estaba teniendo lugar un proceso de depuración interna de la policía federal infiltrada por el crimen organizado y de desmantelamiento de poderosísimos cárteles de narcotráfico. Se trataba en su caso, sin duda ninguna, de uno de los principales enemigos del crimen organizado.

Ante circunstancias tan especiales, las conjeturas y especulaciones no se han hecho esperar: en lo fundamental, se apunta hacia la poca factibilidad de que se haya tratado de un "accidente", inclinándose todo en cambio hacia la hipótesis -dramática y grave en caso de ser corroborada positivamente- de un atentado, en caso de lo cual la versión que hasta ahora circula en los medios públicos es que la mira estaba puesta no tanto contra el señor Mouriño sino contra el exprocurador José Luis Santiago Vasconcelos, quien, de hecho, había sido ya expuesto en dos ocasiones a atentados contra su vida que a la postre fueron desactivados.

El hasta esos momentos subsecretario de Gobierno, Abraham González Uyeda, quedó por reglamento a cargo de la Secretaría de Gobernación del Gobierno Federal. Felipe Calderón habrá no obstante de realizar cambios importantes en su gabinete en los días por venir.

Andrés Manuel López Obrador prounció un comunicado al punto de las 10 de la noche en donde, al tiempo de lamentar el fallecimiento de Mouriño y Vasconcelos y del resto de la tripulación, demandó también que, dadas las características y el rango de los servidores fenecidos, se ponga en marcha la más rigurosa investigación para el esclarecimiento de los hechos y el deslinde de responsabilidades.

El equilibrio político y el orden y seguridad nacionales pueden entrar en una fase de altísimo riesgo de confirmarse la hipótesis del atentado contra estos altos funcionarios del gobierno federal. ER.México, manteniéndose siempre al márgen de la especulación periodística de banqueta, estará informando con puntualidad sobre el curso de los acontecimientos.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando