El Revolucionario

Portada > España > Defensa del español en España

Jornada sobre el "Español en España" organizada por DENAES

Defensa del español en España

La fundación DENAES para la defensa de la Nación Española organiza un encuentro en Madrid

Martes 28 de octubre de 2008, por ER. Madrid

Las tareas de demolición de la Nación Española llevadas a cabo por los grupos separatistas, instalados en los poderes autonómicos, con la aquiescencia y complicidad de los dos grandes partidos nacionales, tienen en la guerra al español, como señaló Santiago Abascal, su principal ariete

JPG - 61.2 KB
DENAES con el español
La unidad de acción se hace necesaria en la defensa de la Nación

La Fundación DENAES para la Defensa de la Nación Española celebró el pasado sábado, en el Auditorio Sur, Centro de Convenciones Sur de la Feria de Madrid (IFEMA), la jornada dedicada a “El español en España: por el derecho a usar nuestra lengua común”.

Ante unas cuatrocientas personas se desplegó una panorámica del estado de la Nación, verdaderamente paradójica, en relación a su unidad e identidad: en España se persigue al español en algunas regiones.

El acto fue presentado por Ignacio Villa, periodista de la cadena de radio COPE, quien dio la palabra, en primer lugar, al presidente de la Fundación DENAES para la defensa de la Nación Española, Santiago Abascal.

El presidente de DENAES señaló con gran precisión los fines que los "partidos secesionistas" persiguen con estos ataques a la lengua de todos los españoles. Distanciar a unos de otros, exacerbar las diferencias y construir naciones fraccionarias artificiales basadas en el falseamiento de la historia y en mitos oscurantistas, como el de la "Cultura":

«Una nación cultural, en el caletre de estos “ingenieros” sociales, equivale a una nación política. De este modo los prejuicios racistas decimonónicos de orates como Sabino Arana quedan camuflados bajo el manto del mito de la cultura. Una “cultura” concebida como arma distintiva, como razón del distanciamiento, de la separación entre españoles, en lugar de acervo común que enriquece a la Patria.»

Abascal, que también es diputado en el parlamento vasco por el PP, no ocultó la responsabilidad de los partidos nacionales en este proceso de extirpación del español en Galicia, País Vasco, Cataluña, Baleares y Valencia, al señalar que la acción de estos partidos se ha visto maniatada por la necesidad de pactar con los secesionistas llevándoles a posiciones tibias e incluso cómplices.

El diputado vasco hizo un diagnóstico muy adecuado de la cuestión al presentar la situación del español en España como una consecuencia directa de la ideología de los secesionistas al mando de los poderes autonómicos, "conchabados con el gobierno", pero también con el PP, dado que en virtud, del absurdo sistema electoral español, dan con sus votos el poder a unos o a otros.

Terminó el presdidente de DENAES afirmando que «no podemos permitir que lo que construyeron las generaciones pasadas a lo largo de la historia se venga abajo por la acción de unos dementes que en su delirio ven todos los males en la Nación española y todos los beneficios en el aldeanismo, en la cerrazón que lleva a la ruptura de los españoles.»

A continuación tomaron la palabra los representantes de diversas asociaciones en defensa del español de las regiones afectadas, a excepción de Valencia (que algunos interpretaron como ocultación, dado que allí gobierna desde hace años y con mayoría absoluta el PP, pero que obedece al hecho de que en esa región española no existe ninguna asociación constituida para este fin).

Francisco Caja, (Convivencia Cívica), Jorge Campos (Círculo Balear), Jose Antonio Amado (Mesa por la Libertad lingüística),Pablo Gay Pobes (Plataforma por la libertad de elección lingüística), así como varias personas afectadas directamente, al tener que abandonar su tierra natal, informaron al respetable de la persecución que sufren por querer vivir expresándose en español en España.

Especialmente destacable fue la intervención de Maite González, natural de Vitoria (Álava) que, entre sollozos, explicó las razones que le han llevado a mudarse a Logroño: no quiere que sus hijos sean cobayas de los planes de ingeniería social del gobierno vasco presidido por el secesionista Ibarreche, ni puede vivir con miedo a que a sus hijos les agredan en el colegio por llevar la camiseta "de la selección campeona de Europa".

Muy fino hilaron también los representantes gallegos que negaron que exista esa cosa llamada "bilingüismo", en una intervención irónica en la que compararon las políticas de exclusión del español en Galicia con una “sharia nacionalista que ha impuesto el velo lingüístico en la escuela”.

Tras los testimonios de los afectados tomaron la palabra los representantes de algunos sectores afectados:

De la discriminación en el acceso a la función pública habló Alvaro Vermoet, Presidente de la Unión democrática de estudiantes.

De las dificultades de movilidad de los funcionarios en España, Isidoro Zamorano Martín, Confederación española de policía (CEP).

De la liquidación de la toponimia Española; D. Jesús Laínz, Escritor.

Y, finalmente, de las dificultades añadidas para la inmigración hispanoamericana D. William Vega (Asocolombia).

Destacamos, de esta segunda tanda de ponencias, la brillante exposición de Lainz sobre los cambios en la toponimia de estas regiones. Lainz expuso con gran sentido del humor, cómo las estupideces de los separatistas, su ridícula reducción del español a un residuo del franquismo, entorpece la vida de los españoles residentes allí y también la de quienes visitan estas partes de España y no entienden nada de lo que señalan los carteles en las carreteras, plazas públicas, etc.

Por su parte, el representante de Asocolombia, explicó que los alumnos hispanoamericanos no entienden nada de lo que se les dice en la escuela y como consecuencia del fracaso escolar resultante, se lanzan a la calle formando "maras" en las que terminan drogados y delincuentes.

A continuación tomaron la palabra los representantes de los partidos políticos Ciudadanos, Unión Progreso y Democracia (UPyD) y Partido Popular (PP).

Afectados todos ellos, en mayor o menor medida, por los tópicos habituales de los políticos, señalaron que "no se cumple la constitución" y abordaron el problema desde posiciones particularistas, poniendo el acento en los problemas individuales de los ciudadanos y desconectándolos del problema general de la Nación.

El representante del PP, Alfonso Alonso, tuvo verdaderos problemas con un sector del público que le increpó e interrumpió muchas veces, personalizando en su figura el entreguismo del PP, cuando no su implicación directa, por ejemplo en Valencia, en los ataques al español. Alonso se defendió, como gato panza arriba, "regionalizando" el problema en el País Vasco, donde él vive, consiguiendo lo contrario a lo que pretendía, porque el verdadero problema es, precisamente, que el PP dá la impresión de haberse federalizado, como el PSOE, de suerte que en cada región tiene un discurso difrente.

PSOE e IU no estuvieron, como es natural, presentes, a pesar de haber sido invitados. Estos partidos niegan el problema porque son los máximos responsables de su existencia por su entreguismo a los secesionistas vascos, catalanes y gallegos.

Los socialfascistas de Zapatero y los pseudocomunistas proislamistas y antiespañoles del, por fin, cesado LLamazares no podían estar presentes en un acto en donde constatarían los resultados de su nefanda ideología. Pura cobardía que demuestra su bajeza moral, además de la ausencia argumentos por su parte, más allá de las cuatro consignas repetidas en sus poderosos medios de comunicación.

Finalmente, la voz de grandes personalidades de la lengua, la historia y la filosofía españolas, pusieron las cosas en su sitio.

Gregorio Salvador, Vicedirector de la Real Academia Española de la Lengua, atacó al tribunal constitucional por su decisión de “lavarse las manos” ante la constitucionalidad de los proyectos de "normalización lingüística" impuestos en las regiones gobernadas por los separatistas. Salvador indicó la grave responsabilidad de los magistrados en la actual deriva de la Nación mediante la metáfora señalada anteriormente: se lavaron las manos, dijo, "pero en un cenagal".

En este turno de intervenciones, sin duda la más destacada fue la del filósofo materialista y patrono de honor de DENAES, Gustavo Bueno.

En la que fue la más aplaudida, vibrante y precisa de todas las intervenciones del día, Bueno señaló a la Constitución del 78 (la que otros, melífluamente, consideraban incumplida) como la responsable directa de la situación en la que estamos. No dudó en llamar "analfabetos" a los padres de la patria que la pergeñaron, dado que es en ella en donde se consiente la existencia absurda de "partes" (partidos) que quieren destruir el todo.

Bueno, corrigió la expresión corriente, utilizada por Abascal, de "partidos secesionistas" indicando que tal cosa es imposible, que son "círculos cuadrados" porque la parte se dice siempre de una totalidad común, en este caso, el estado. Pero es esto, precisamente, lo que esta gentuza quiere destruir. Bueno propuso llamarles "partidos extravagantes" e indicó que la constitución debería prohibirlos directamente porque atacan de modo explícito al ser de la Nación que les tolera en su seno.

El filósofo de Santo Domingo de la Calzada criticó también al Partido Popular, por haberse sumado gustosamente a los disparates separatistas, apoyando, por ejemplo, el estatuto andaluz en donde se declara al musulmán Blas Infante "padre de la patria andaluza". Bueno indicó que en aquella época esto no significaba nada, que era una cosa exótica, sin importancia "como hacerse socio de la National Geographics", pero que ahora, con la ofensiva yihadista, esto son palabras mayores, dado que Infante, en su delirio, quería restaurar el califato de Córdoba.

La posición de Gustavo Bueno fue la contraria a la expuesta por los representantes de los partidos políticos, ya que, en ella, los problemas del español en España fueron abordados como fenómeno tras el que late el verdadero problema de España y de la Nación Española: los grupos secesionistas que quieren destruirla.

De las intervenciones finales de Amando de Miguel y García de Cortázar hay poco que reseñar. Ambos hicieron discursos en defensa del español muy bien escritos, de carácter retórico y no exentos de verdad, pero carentes del calado y precisión argumentativa del improvisado por Bueno.

Tras escuchar el himno nacional español se dio por finalizado el acto.

Desde El Revolucionario manifestamos nuestra inquebrantable adhesión al proyecto de defender el español como la lengua común de todas las naciones hispanas y nos sumamos a la iniciativa de DENAES y las asociaciones construidas con este fin.

Una vez más debemos denunciar la complicidad de los partidos que se autodenominan "de izquierdas" con este proceso de extirpación de la lengua común en beneficio de las oligarquías regionales y abominamos de los grupúsculos "radikales" que creen ver en las lenguas minoritarias de España un instrumento para una supuesta "liberación de los pueblos".

Cualquier proyecto verdaderamente revolucionario debe sustentarse en una plataforma sólida y unitaria con capacidad de acción. Y al atacar al español se ataca, precisamente, la solidez y la unidad de los hispanos en favor de particularismos, indigenismos y otras estupideces ideadas para eternizar la postración de las naciones hispanas y disolver nuestro papel en la historia universal.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando